¿Es buen momento para comprar acciones de Amazon?

¿Por qué comprar acciones de Amazon?

invertir en amazon 2018
La subida de Amazon parece una función exponencial

No cabe duda de que Amazon es una de las empresas y, por tanto, acciones triunfadoras de estas dos décadas de los años 2000.

La escalada meteórica en bolsa explica perfectamente el éxito impresionante de este negocio online que amenaza con convertirse en el futuro Walmart del mundo, consiguiendo algo que el gigante de la distribución americano no pudo, dominar el mercado mundial de productos al por menor y tipo “tienda”.

WalMart tuvo que contentarse con ser el líder en los Estados Unidos y en otros países mediante la implantación de su marca de manera directa o mediante la compra. Sin embargo, se le resistieron una gran mayoría de países que no acabaron por aceptar su negocio.

Amazon, por el contrario, amenaza con implantar su marca en el comercio online en todo el mundo. Sin embargo, no cantemos victoria tan rápido, porque de hecho más del 50% del negocio todavía está en los Estados Unidos, pero lo cierto es que en Europa y el resto del mundo occidental, Amazon goza de un gran crecimiento y penetración de mercado, desde España a Alemania, pasando por Australia.

El principal problema lo tiene en los mercados más exóticos y en los “hostiles”, como China o la India, donde gigantes como Alibaba dominan el mercado. De hecho, se prevé una lucha muy fuerte en los próximos años y décadas para dominar el mercado online de ventas por parte de estos dos gigantes.

¿Invertir en Amazon en 2018?

Si vemos el aspecto de la gráfica a largo plazo nos daría vértigo y nos preguntaríamos si no estamos ante un valor burbujeado que estaría a punto de estallar.

Sin embargo, yo te diría que más que miedo tuvieses en cuenta lo siguiente: ese miedo lo llevan sintiendo muchos inversores con este valor cuando el mismo estaba en los 100, 200, 400 o 1.000 dólares, y por mucho miedo que tuvieron, después de subidas tan fuertes, lo cierto es que Amazon siguió subiendo de manera desaforada más adelante, para sorpresa de muchos.

Por ello, tenemos que comprender que cuando tenemos acciones tipo Amazon, de empresas tan exitosas, casi que podemos esperar que las mismas sigan subiendo de manera casi continua, con el peligro, eso sí, de que nos encontremos con mercados bajistas en el camino, momentos siempre complicados para invertir, porque incluso valores como Amazon sufren en los mismos.

amazon comprar
Es curioso porque a pesar de multiplicarse por 100 en 12 años, Amazon tuvo mercados del 90 y 65% por medio. Impresionante

Además, con acciones tan volátiles como esta, podemos esperar grandes bajadas de precio, como por ejemplo ocurrió en el 2008, cuando las acciones de Amazon cayeron un 65%, nada menos, en medio del pánico bursátil. Seguro que los inversores que compraron en el máximo del 2008 tuvieron mucho miedo y no pocos vendieron en el suelo del 2009.

Pero los que aguantaron, o mejor aún, los que compraron a 40 o 50, en medio del mercado bajista, no tuvieron que esperar mucho para recuperar su inversión con creces y ver como la misma crecía de manera dramática hasta nuevas cuotas bursátiles.

Luego de que el precio de Amazon se fue a los 35 dólares, la misma rebotó para seguir subiendo hasta el día de hoy, por encima de los 1.600 dólares, en cosa de 9 años.

¿Quién fue el valiente de comprar Amazon a 6 dólares en el 2002?

Hoy tendría una inversión multiplicada por 300 o más, y además en un valor sólido y sin robos ni cosas como esas que pasan en los extraños mercados de las criptomonedas, por no decir que Amazon se trata de un negocio sólido con acciones como Dios manda, y no “humo financiero” como otros valores.

Algo que los detractores de esta acción no dejan de decir es que no reparte dividendos, y que por ello no es una acción interesante, pero créanme, con una ganancia media de prácticamente el 35% durante los últimos diez años creo que no el hacen falta muchos de los primeros para convencer de que se trata de una acción con valor que premia a sus accionistas con ser dueños de una acción que vale más en el mercado.

El problema principal a la hora de invertir en esta acción es, sin duda, si viene una recesión como la del 2001 o la del 2008, en cuyo caso deberíamos esperar que el precio de Amazon cayese bastante.

No obstante, en caso de que ocurra ese escenario no solo Amazon, sino el resto de acciones caerían de manera muy fuerte, por lo que casi nos interesaría más estar en la mejor acción que no en las peores. Y aquí es donde Amazon destaca sobre las demás, porque en caso de tener un gran mercado bajista general, es posible que Amazon caiga más que otras acciones, pero si seguimos confiando en la empresa y en su negocio, y nos atenemos a los datos anteriores, deberíamos esperar que Amazon fuera de las empresas que mejor se recuperaría de una recesión.

Eso último en caso de afrontar ese episodio macroeconómico tan temido que es una recesión financiera.

En el caso de que continuemos con 2 o 3 años más de mercado bajista, es posible que las acciones de Amazon seguirían siendo de las que mejor se comportan de todo el parque mundial de empresas grandes.

Algunas de las cosas positivas que ayudan a que Amazon sea un triunfo tanto empresarial como en Bolsa:

  • El dueño, fundador y CEO, Bezos, todavía está totalmente involucrado en la empresa
  • Empresa totalmente enfocada en el cliente
  • El número de clientes Prime, se ha multiplicado casi por 4 en los últimos 5 años
  • Aún queda mucho terreno para el crecimiento en el mercado online
  • Todavía tiene mucho terreno en mercados internacionales, sobre todo de países avanzados, y otros emergentes como, por ejemplo, Brasil
  • Adquiere nuevas líneas de negocio, por ejemplo con la compra de Whole Foods – aunque esto no tenga que ser bueno necesariamente.

Análisis técnico de Amazon

soportes y resistencias amazon

Hoy en día tenemos al precio de Amazon totalmente desbocado al alza, cosa que vemos mejor en el gráfico mensual, el que verdaderamente importa a largo plazo.

La subida es tan monumental que no hay soportes o resistencias que considerar, pero sí que tenemos que notar que el carácter de la misma ha adquirido cierto grado de exponencialidad, lo que puede ser una señal de sobre-compra en el “medio plazo”, por lo que no debería extrañarnos una corrección del precio próximamente. No obstante, esto no quiere decir que vaya a ser ya, porque el momentum de subida es tan brutal que lo más probable es que siga subiendo, pudiendo considerar a Amazon como un santuario de las acciones a operar al alza.

Recordemos que momentos muy “exponenciales” suelen ser previos a grandes correcciones, tal y como ocurrió en el 2000 o 2008. Por eso siempre hemos de estar preparados para lo peor.

De cualquier modo, creo que Amazon seguirá siendo una de las principales acciones del mundo por bastantes años. Creo que su modelo de negocio es lo suficientemente sólido para que así sea. De hecho, el presente es un usuario bastante regular de sus servicios, y cada vez más.

Deja un comentario