Estrategias de volatilidad en trading e inversión

La volatilidad es uno de los conceptos más fundamentales en el mundo del trading y la inversión, es decir, tanto a corto como a largo plazo, tanto para hacer trading intradía como para invertir a largo plazo, aunque por diferentes motivos.

En cuanto la inversión a largo plazo, suele ocurrir que muchos de los mejores momentos de la historia para invertir han sido en momentos de gran volatilidad.

Volatilidad inversión

Por ejemplo, y al menos en la Bolsa americana, aquellos años en los que hubo grandes mercados bajistas presentaron grandes oportunidades de inversión a largo plazo, como pudieron ser 1907, 1929/32, 1938, 1974, 1987, 2001 o 2008.

Normalmente, habiendo invertido cerca del suelo de esos mercados significó una gran inversión de cara al largo plazo.

Evidentemente, es en esos mercados bajistas donde la volatilidad, y por tanto, el miedo es mayor, por lo que seguramente habría pocos inversores con el valor de invertir en momentos como esos, cuando el mundo parece que llega a su fin.

Desgraciadamente, la mayoría de los inversores pequeños son los que terminan vendiendo, y los grandes los que acaban comprando en momentos como esos.

Volatilidad alcista

En los periodos de grandes mercados alcistas (recordemos que estamos hablando de la Bolsa y las acciones), la volatilidad suele ser mucho más baja, con lo que es una buena señal de que un mercado alcista ha comenzado es cuando tenemos una volatilidad decreciente después de vivir un mercado bajista.

En este sentido, muchos años de baja volatilidad suelen ser señal de que la probabilidad de un mercado bajista, y por tanto, gran volatilidad, están a la vuelta de la esquina.

Por eso, cuando un mercado de acciones general lleva 10 años seguidos subiendo, suele ser señal de “peligro”.

Tarde o temprano volverá la volatilidad y, por ende, el mercado bajista.

La volatilidad en el corto plazo e intradía

Si bien la volatilidad es importante en la inversión a largo plazo, quizá lo es más en la actividad de trading a corto plazo, pues ello hace que las condiciones de trading cambien de manera dramática.

De hecho, los grandes cambios en volatilidad son responsables de la completa destrucción de muchos sistemas de trading que funcionan para unas condiciones, pero dejan de hacerlo para otras.

Sistema trading volatilidad

Es decir, muchos sistemas funcionan cuando no hay volatilidad, pero dejan de hacerlo cuando esta llega. Lo malo es que difícilmente podremos prever cuando se van a dar tales circunstancias.

Cuando han pasado tres o cuatro semanas ya pueden haber cambiado las condiciones de mercado y ver como nuestro sistema fracasa.

Todo aquel que tenga una experiencia en los mercados sabrá que las condiciones de trading varían de manera muy fuerte cuando hay años con mucha volatilidad a cuando hay años que no hay volatilidad, lo cual afecta a todos los instrumentos del mercado, especialmente a las acciones, sobre todo en mercados bajistas o recesiones.

 

El medidor de la volatilidad en la Bolsa por excelencia, el VIX
El medidor de la volatilidad en la Bolsa por excelencia, el VIX

Es decir, no tiene nada que ver el comportamiento del precio  ni las variaciones diarias del DAX o cualquier acción en los peores meses del 2008, que en los años tranquilos del 2006. En este último caso, los movimientos diarios eran de 3 a 10 veces menos amplios.

Aunque no lo parezca, esto es de una gran importancia, sobre todo en el trading intradía

La importancia de la volatilidad en el Forex

En el trading intradía es donde mejor comprobaremos los efectos de la alta volatilidad, pues donde antes veíamos movimientos de 80 pipos diarios, por poner un ejemplo de Forex, en un mercado muy volátil, veremos movimientos de 300, y ya sabemos que a más pipos se mueva un instrumento, mejores oportunidades de ganancia (así como de pérdida), lo cual es mejor también desde el punto de vista del coste del spread, algo que nunca deberíamos olvidar. Salvo, claro está, que la volatilidad sea tan grande que el incremento del spread sea mayor que el de la amplitud de los movimientos diarios, con lo que al final, ello resultaría en un perjuicio.

La volatilidad no solo tiene porqué cambiar de un mercado bajista a uno alcista, de 2005 a 2008, por decir algo, sino que también puede cambiar a lo largo del día y de los diferentes días de la semana.

Volatilidad noticias Forex

De hecho, es bien sabido que la volatilidad del mercado de Forex suele ser mayor en determinadas horas del día, como en la apertura del mercado de los Estados Unidos, cuando este coincide con el europeo, y también con los anuncios de noticias macroeconómicas, que resultan en grandes movimientos en las divisas, como por ejemplo, el Non Farm Payroll (NFP) de los Estados Unidos, el evento más conocido en el mundo del trading de Forex y uno de los días con más volumen del año.

Esto último nos confirma el hecho de que la gente prefiere operar los días que haya noticias y, por tanto, movimientos importantes de mercado, lo cual no quiere decir que tengamos que operar el momento de la noticia, cuestión muy peligrosa, pero que mucha gente hace, sino que mucha gente opera minutos o un rato después de la misma, conforme al comportamiento del precio.

Muchas de las estrategias relacionadas con estos momentos de noticias de Forex, suelen esperar a unos minutos después del anuncio donde, normalmente se han producido movimientos exagerados.

Después de esos primeros minutos de locura, el precio puede formar una tendencia, la cual intentará ser aprovechada por esos traders, debido a que muchas veces suelen dar buenas señales de la dirección del mercado por el resto del día o de los próximos días. Aunque esto, obviamente, no se produce siempre.

Poca volatilidad Forex

Momentos en los que casi nadie opera son los momentos de la noche europea en pares como el EURUSD o el GBPUSD, cuando los principales mercados de esas divisas han cerrado y están “durmiendo”.

Esos son momentos de muy baja volatilidad, liquidez y por tanto, movimiento y oportunidades.

Algo parecido ocurre con las acciones, donde los mejores momentos para hacer trading intradiario suelen ser en la apertura del mercado, tanto europeo como americano; y en los cierres, siendo la mitad de la sesión una especie de “descanso” o tregua de paz.

 

Al igual que en el Forex, en las acciones también hay "horas punta"
Al igual que en el Forex, en las acciones también hay “horas punta”. Lo cual se puede comprobar en el indicador de “volatilidad” ATR

Volatilidad acciones y futuros

Esto último es bien conocido en la mayoría de operadores de acciones o futuros de índices como, por ejemplo, el SP500, los cuales prefieren operar en las primeras dos o tres horas después de la apertura del mismo, así como en la última media hora del mercado, cuando la cosa se vuelve a poner agresiva.

A este respecto, y al igual que en el FOMC (tipos de interés), NFP o noticias similares, suele ser buena idea no operar justo en el momento de la apertura, pues es cuando más “ruido” puede haber, es decir, cuando se dan más señales malas. Suele ser mejor idea esperar unos minutos después de la apertura.

Esto ocurre siempre, tanto en mercados alcistas poco volátiles como bajistas muy volátiles. Así que nos podemos hacer una idea de cómo será la volatilidad en las aperturas de los mercados fuertemente bajistas (volátiles).

Volatilidad intradiaria

No obstante, queremos decir que incluso conociendo bien el factor de la volatilidad y estudiando bien las diferentes estrategias del day trading o intradía, resulta muy complicado poder llegar a ser un day trader exitoso a largo plazo.

Es un mercado muy complicado, con o sin volatilidad.

Por lo demás, no debemos olvidar que más que nunca en el trading, la operativa a corto plazo, sobre todo si es con gran volatilidad, pero siempre en todo caso, ha de incluir el uso de órdenes de stop de pérdidas.

Recordemos que con los mercados no se juega.