¿Qué son las opciones binarias?

Las opciones binarias es un producto financiero reciente que ha alcanzado una popularidad espectacular.

Estos instrumentos, introducidos más o menos allá por el 2008, rápidamente alcanzaron una popularidad enorme, pasando en pocos años a ser un serio competidor con los mercados de Forex, CFDs, y, en menor medida, acciones, futuros y opciones clásicas.

Sin lugar a duda, la enorme popularidad y éxito alcanzado se debió a una excelente campaña de lanzamiento de esos mercados, unida a la facilidad que las mismas presentan para el trading, así como para posibles grandes ganancias en corto plazo.

Una de las ventajas de las opciones binarias es que son instrumentos muy simples y fáciles de entender, lo que los hace muy atractivos para la gran mayoría de potenciales clientes del mundo.

En ese sentido son bastante más simples que los mercados Forex, donde tenemos que considerar cosas como spreads variables o fijos, comisiones, apalancamientos, costes de financiación swap, etcétera.

Las opciones binarias son tan fáciles de operar que en la mayoría de los casos solo tendremos que presentir a donde va a ir el precio en un periodo de tiempo determinado y poner una cantidad de dinero en juego a que ello va a ocurrir.

Así de sencillo.

Además, las opciones binarias permiten realizar operaciones en muchos casos de 5, 10 o 20 dólares, lo que las convierte en las favoritas de muchos de los que están empezando a hacer trading.

Operar con opciones binarias

Como acabamos de nombrar, operar con opciones binarias es muy sencillo.

Tan solo debemos disponer de un pequeño balance en nuestra cuenta, normalmente unos pocos cientos de dólares o euros, y empezar a realizar operaciones según nuestro criterio de adonde se va a dirigir el mercado.

Si el trader cree que el precio del activo va a subir, compra una opción binaria “call”. Es decir, si al final del periodo determinado en la operación, el precio del activo está por encima del precio inicial, el trader ganara un determinado porcentaje.

Si el trader cree que el precio va a bajar, comprara una “put”, que es justo el caso contrario, es decir, estará apostando a la baja.

Para que el trader gane, como hemos dicho, el precio deberá estar por encima o debajo de su respectiva call o put.

Si compra una put y el precio final, está por encima del precio de strike (el acordado al inicio de la operación), entonces el trader habrá ganado.

Veamos un ejemplo:

Supongamos el EURUSD, el cual es uno de los instrumentos mas negociados en opciones binarias.

Vemos que el mercado cotiza a 1,0705.

Como pensamos, por ejemplo, que el EUR va a subir en los próximos minutos, compramos una opcion call de 15 minutos de 30 dólares a ese precio, con una posible ganancia del 90%.

La ganancia del 90% nos dice que si ganamos obtendremos 27 dólares.

Por otro lado, en caso de perder, perderemos los 30 dólares iniciales.

Luego de 15 minutos el precio del EURUSD está en 1,0715, el cual es superior al precio de strike inicial (1,0705).

En ese caso habríamos ganado la operación, y nuestra cuenta habría sumado 27 dólares.

Como vemos, la facilidad de operativa es tan grande que no es de extrañar que estos mercados se volvieran tan populares entre los traders del mundo, atrayendo clientes en todos los rincones del planeta.

Opciones binarias que son

El ejemplo anterior podríamos aplicarlo a casi cualquier cantidad invertida, ya sean 30 o 300 dólares, aunque en las operaciones suele haber unos límites tanto por arriba como por abajo.

También tenemos la opción de hacer operaciones en diferentes rangos de precios, que van desde 30 segundos o un minuto a incluso semanas o meses, aunque estos últimos casos son los menos comunes, siendo una de las operaciones más comunes las de operaciones binarias de una hora.

Por lo tanto, vemos que hay rangos temporales para todos los gustos.

Evidentemente, cuanto mayor sea el rango temporal que utilicemos, mejores oportunidades de analizar el mercado tendremos, pero también menores posibilidades de ganar mucho en poco tiempo, o también de perder, ojo.

Porque el riesgo que poseen las opciones binarias de muy corto plazo es que con ellas se puede ganar o perder bastante dinero de manera muy rápida.

Por ejemplo, supongamos que un trader abre una cuenta con 400 euros y que empieza a hacer operaciones de un minuto con 20 euros.

Como podemos comprender, podrá hacer varias docenas en solo una hora.

Por eso, no es de extrañar casos de gente que doblan sus cuentas en unas pocas horas, así como gente que pierden todo en ese mismo periodo.

Por otro lado, una ventaja de estos instrumentos es que antes de realizar la operación, podremos saber con certeza cuanto podemos ganar o perder, cosa que no sucede con otros mercados, donde siempre existe el riesgo de que haya “gaps”, es decir que los precios caigan tanto y tan rápido que cuando queramos salir, sea con unas pérdidas mucho más grandes de lo que habíamos planeado inicialmente.

Como siempre, lo mejor es proceder con cautela.

Tipos de opciones binarias

Las opciones binarias más típicas son las de Alto-Bajo, las cuales describimos arriba en el ejemplo inicial.

No obstante hay algunas otras que con el paso del tiempo se han vuelto muy populares también. Entre ellas:

  • One Touch: con estas el precio solo tiene que tocar un precio marcado inicialmente para que el trader pueda ganar. Como con las demás opciones binarias, habrá un límite de tiempo para que esto se cumpla. También, se permiten operaciones al alza o a la baja.
  • Operaciones de rango: estas nos permiten elegir un rango de precios en un periodo de tiempo. Si al final del mismo el precio se mantiene entre esos dos precios, habremos ganado la operación.
  • Operaciones que cierran antes de tiempo: con estas opciones, muchos brokers ofrecen la posibilidad de que el trader pueda salir antes de la fecha de finalización, naturalmente con menor ganancia o pérdida. Este sistema acerca un poco más a estas opciones a las opciones clásicas o vanilla.

Mercados de opciones binarias

En cuanto a los mercados, los brokers de opciones binarias suelen proveer de los instrumentos mas líquidos del mundo, con los que los traders están más familiarizados.

Algunos de estos mercados son: EURUSD, GBPUSD, oro, petróleo, DAX30, Dow Jones, Apple, Facebook, etcétera.

Además, a medida que transcurre el tiempo y el mercado de las opciones binarias va alcanzando su madurez, se van añadiendo mayor cantidad de mercados y tipos de opciones binarias.

Opciones binarias y opciones tradicionales o vanilla

Al igual que las opciones tradicionales, ofrecen un riesgo limitado a la hora de comprarlas, sabiendo cuanto vamos a perder y cuanto podemos ganar como máximo de antemano.

Cuestión, esta última, diferente a las opciones tradicionales, donde el beneficio máximo es variable.

Esta última opción del riesgo limitado, junto con el hecho de la facilidad para apostar pequeñas cantidades a los activos favoritos del mercado las convierten en uno de los instrumentos favoritos de los pequeños inversores que buscan el trading y beneficio a corto plazo.

Cosa que se puede conseguir, pero también la pérdida.

Opciones binarias, forex o futuros

Las opciones binarias más típicas son las de apuestas entre 60 segundos y una hora, donde los traders intentan batir al mercado en base a sus conocimientos del mismo.

Para esto, puede valer la experiencia que tengan los operadores en otros mercados como el forex, los cfds o los futuros, ya que el movimiento de los precios es básicamente el mismo.

Lo único que cambia es la manera de operar.

En futuros tendremos que comprar un contrato que vale, por ejemplo, 100.000$, y mantenerlo hasta que consideremos oportuno y, en todo caso, venderlo antes de su vencimiento (al igual que las binarias, los futuros tienen vencimiento).

 ¿Qué es opciones binarias?

Con las binarias podremos hacer una apuesta al mismo activo, pero sin necesidad de manejar el contrato de 100.000$, sino con una pequeña cantidad (1 a 25€ mínimo) que apostaremos a que el precio bajará o subirá del nivel actual a tal hora.

Como se ve, es muy sencillo.

Los traders suelen hacer uso de las plataformas disponibles en el mercado para otros instrumentos, como la Metratrader 4, con las que analizan sus indicadores intentando encontrar el punto de entrada óptimo para cada operación, ya que intentar operar a ciegas no es nada recomendable.

Opciones binarias indicadores

Tanto en binarias como en cualquier activo hay que buscar una manera de operar, normalmente a través de un indicador, siendo el más sencillo, como no, el precio.

Pero hay cientos de ellos.

Las opciones binarias suelen dar unos pagos que van desde el 70% hasta el 90% de la apuesta en la mayoría de los casos, con algunas excepciones dependiendo del activo sobre el que se esté apostando.

Normalmente esas suelen ser el tipo de apuestas que se admiten, con un pago medio que puede rondar el 85% para apuestas de una hora.

Sin embargo, hay algunos brokers que ofrecen payouts más elevados para ciertas operaciones, pero con menor probabilidad de acierto, obviamente.

Antes de invertir en opciones binarias es aconsejable invertir, valga la redundancia, un tiempo estudiando los mercados y las estrategias disponibles, pues aunque parezca lo contrario, ganar con las mismas es muy difícil.