¿Qué son los futuros?

Los futuros financieros son uno de los instrumentos más eficientes que ofrecen los mercados financieros.

Los mismos pueden ser usados por grandes compañías que busquen cobertura para alguna de sus operaciones internacionales, como por ejemplo, una multinacional agrícola o alimenticia que decida comprar futuros de maíz a determinada fecha en el futuro pensando que el precio puede irse por encima del mercado, y contratando a través de los futuros, una especie de contrato de seguro que les asegure un precio de compra estipulado.

Futuros Bolsa de valores

Además, los futuros son el instrumento preferido por los grandes fondos de inversión del mundo para realizar estrategias de cobertura en sus posiciones masivas de acciones y bonos, pues los futuros tienen la liquidez necesaria para poder tomar posiciones importantes en cualquier mercado de manera eficiente. Y, no solo los fondos de inversión o inversores tradicionales, sino que algunos de los traders profesionales del mercado los usan para sus estrategias principales.

Las estrategias usadas con los mismos van desde pequeñas operaciones a corto plazo a estrategias de cobertura a largo plazo, pasando por swing trading e incluso operativa de arbitraje a través de los llamados spreads donde algunos inversores profesionales gestionan las curvas de vencimiento de los diferentes contratos y sus variaciones (spreads entre contratos de diferentes vencimientos).

Estos instrumentos se negocian sobre un subyacente que puede ser un índice, un bono o tipo de interés, una materia prima o una divisa particular.

Por ejemplo, el futuro del DAX alemán vendría a suponer la negociación futura sobre el principal índice alemán con un valor nominal de 25 por el precio del índice al contado, que a día de hoy sería un contrato de 10.800*25= 270.000 €.

Futuros de Bolsa

Como vemos, las negociaciones en futuros se denominan contratos que viene a ser el activo que compramos cuando empezamos a negociar en futuros.

También se puede ver que el tamaño del contrato es muy grande, lo cual es una de las ventajas de los futuros para ser operados por grandes operadores, y no los hacen muy flexibles para la operativa de pequeños inversores, salvo aquellos que se dedican al day trading o scalping extremo, en cuyo caso pueden operar este tipo de índices con inversiones 25 veces menores que esa cantidad, es decir, operan apalancados.

Este tema del apalancamiento es una de las características fundamentales de estos instrumentos.

Estos instrumentos permiten la operación con apalancamiento o pequeño margen, lo que se conseguiría depositando una garantía mínima para la negociación del contrato.

En el caso del futuro del DAX, nos bastaría, por ejemplo, con una garantía de 20.000 € para poder mantener ese futuro hasta la fecha de vencimiento.

Futuros en Bolsa

Si llega la fecha de vencimiento y aún mantengo el contrato pues tendré que ejercer la obligación a la que se compromete el tomador del futuro en caso de mantenerlo hasta la fecha de vencimiento, que es de comprar el contrato completo.

Como se ve los futuros tienen todos fechas de vencimiento, las cuales no tienen por qué ser ejercitadas por los que los compran, ya que los futuros se pueden comprar en cualquier momento antes del vencimiento, siendo de hecho, la constante actividad de compra-venta una de las características fundamentales de estos instrumentos: su liquidez, es decir, la facilidad para venderlo o comprarlo en el mercado cuando queramos hacerlo.

Qué son futuros en Bolsa

Este es uno de los mercados más importantes del mundo avanzado, pues en ellos se basan las cotizaciones de gran parte de los mercados derivados mundiales, especialmente los mercados CFDs de índices, e incluso las crecientes operaciones en opciones binarias.

La gran mayoría de los CFD de índices más populares del mercado, como el DAX, SP500, Nasdaq, CAC o IBEX en España, basan su cotización en los precios de los futuros oficiales correspondientes, los cuales cotizan en sus bolsas centralizadas respectivas.

Al contrario que los futuros, los cuales están perfectamente centralizados (otra de sus características fundamentales), los CFDs es un tipo de inversión en el que el bróker es el que nos facilita el intercambio.

Sin embargo, muchos de los brokers de CFD hacen coberturas en los futuros para tener cubiertas sus posiciones.

Futuros americanos

Para hacer trading con futuros tendremos que abrir una cuenta con alguno de los grandes brokers tradicionales del mercado.

Los mejores brokers de futuros están sin duda en los Estados Unidos, y algunos en Asia (un mercado creciente en todos los sectores).

En España los precios son más altos a la hora de pagar comisiones en los futuros internacionales, pero buenos si queremos hacer trading de los futuros patrios, como el del IBEX o el mini IBEX.

Otra manera de hacer trading con esos mercados es a través de los brókers de CFDs y sus réplicas de los instrumentos señalados.

En esos brókers los spreads y costes de transacción son más elevados que en los futuros, pero las condiciones son mucho más flexibles.

Por ejemplo, para operar el SP500 en futuros estaremos manejando un contrato estándar de 100.000$ de nominal, por lo que no es un trading aconsejado para cuentas pequeñas.

Futuros USA CFDs

Sin embargo el CFD equivalente, nos permite operar manejando un contrato nominal de 2.000$ (precio medio de los últimos meses), con lo cual la gestión del riesgo puede ser mucho mejor para las cuentas pequeñas.

Aunque en los futuros se permite operar con márgenes pequeños para hacer intradía, por ejemplo en el caso anterior se puede operar el SP con un margen de 500$, lo mismo no es aconsejable, pues como antes se dijo, la gestión del riesgo para un contrato tan grande no es eficiente para cuentas pequeñas.

Lo ideal para un contrato de esa magnitud serían al menos cuentas de más de 10.000$, y aún así no sería muy eficiente, pues a la hora de pasar de 1 contrato a 2 en la operativa, es un momento muy difícil para el trading de una cuenta.

Con los CFDs, sin embargo, se pueden operar 8 o 9 contratos fácilmente, y cambiar el tamaño de la operativa de 8 a 9 o de 9 a 8 sin que ello suponga una merma significativa en la gestión del riesgo.

Los brokers de opciones binarias también ofrecen la posibilidad de hacer trading apostando en los principales futuros.

En este tipo de trading, las condiciones son diferentes a los futuros o CFDs, pareciéndose más a un mercado de apuestas típico.