Invertir en la Bolsa china – Bolsas de Shanghai y Shenzen

Reseña de XTB: Opera en acciones y CFDs con XTB

Hace no muchos años pocos eran los interesados en la cotización de la bolsa china. La cosa ha cambiado radicalmente en los últimos años y el interés que despierta esta bolsa probablemente solo es superado por la bolsa de los Estados Unidos.

A día de hoy es la segunda bolsa por capitalización a nivel de país, solo por detrás de los Estados Unidos. Además, si unimos la bolsa de Hong Kong a las otras de China, la ventaja sobre el tercero es de más del doble, siendo la bolsa japonesa la que estaría en el tercer puesto por capitalización global. Más o menos la bolsa americana vendría a ser unas 3 o 4 veces la china (dependiendo si incluimos a Hong Kong o no), y unas 6 veces la japonesa.

El hecho es que China se ha establecido como un poder global de primera magnitud amenazando con convertirse en la primera economía del mundo en los próximos años y eso unido a su cada vez más poderoso sector empresarial se convierte en una bolsa con una capitalización creciente y a la que siguen los mayores inversores del mundo con interés.

Lo más probable es que en los próximos años la Bolsa china siga subiendo su capitalización e importancia relativa y hay quienes piensan que acabará por alcanzar a la de los Estados Unidos eventualmente.

¿Se cumplirá esa previsión?

¿Llegará la Bolsa china a ser la más grande del mundo?

Sin duda todavía le queda mucho terreno por recorrer, pero las cosas cambian muy rápido y más si ocurren grandes recesiones con cambios sustanciales en las bolsas y en los tipos de cambio. Lo que ocurra con el Yuan y el dólar marcará posiblemente este destino.

Pero antes de hablar de los posibles escenarios de esa posibilidad vamos a ver un poco en qué consiste la bolsa china.

 
Reseña de Admiral Markets: Porqué Admiral Markets es uno de los mejores brokers del mercado

¿Qué es el índice China A50?

El índice A50 hace referencia a las 50 mayores acciones de los dos mercados chinos principales, Shanghai y Shenzhen. Este índice es medido por el FTSE y es denominado FTSE China A50 Index. Como sabemos el FTSE es el famoso medidor del índice principal de la bolsa londinense.

Hoy en día el FTSE se ha unido al Russell y lo podemos ver en la web de dicho gran grupo de índices bursátiles.

Este índice chino vendría a ser una versión del Dow Jones 30 de los Estados Unidos o del EuroStoxx 50 de la zona euro.

Las principales empresas de este índice pertenecen a los sectores controlados por el estado chino. A julio de 2020 las empresas con mayor peso en el China A50 eran:

  1. Kewichow Moutai: 11,68% (industria alimentación)
  2. Ping An Insurance: 11,23%
  3. China Merkants Bank: 6,44%
  4. Wuliangye Yibin: 5,83% (industria alimentación)
  5. Citic Securities: 4,4%
  6. Gree Electric Apliances: 3,73%
  7. Industrial Bank: 3,6%
  8. Jiangsu Hengrui Medicine: 3,6%
  9. China Vanke: 2,81% (Inmobiliario)

Como vemos en los primeros puestos se trata de un índice con acciones bastante tradicionales del sector industrial y bancario mayormente. Los grandes nombres de la tecnología están en la Bolsa de Hong Kong. En este sentido es un índice que se parece bastante a los índices de los Estados Unidos de hace 50 años, cuando los bancos y las industriales dominaban el panorama. Así, estamos ante un índice más parecido a los europeos que a los americanos, donde está la crema y la nata de la tecnología mundial.

Si quieres la última información sobre la bolsa china y su composición vete a la página de FTSERussell.

Para ver un poco la historia de la Bolsa china tenemos que investigar a sus dos componentes principales, la Bolsa de Shanghai y la Bolsa de Shenzhen. Esto nos dará una visión más clara de lo que es la bolsa china en sí, sus pros y sus contras.

Bolsa de Shanghai

shanghai bolsaLa historia de la bolsa de Shanghai es una de las más interesantes del mundo bursátil mundial. Mucha gente piensa que esta bolsa es de reciente creación y así nos llevaría a creerlo si hacemos caso de la fecha de creación de su versión actual: 1990. Sin embargo, la historia de las operaciones bursátiles en esta ciudad viene de mucho tiempo atrás. Después de todo, la historia china va más allá de la época comunista.

Para encontrar las primeras referencias al comercio bursátil en Shanghai y China tenemos que irnos al menos al año 1866, cuando aparece la primera lista de acciones de la bolsa en esa ciudad.

Luego pasan varios años con auges y crisis, sobre todo de tipo bancario y con materias primas (caucho y algodón).

El gran parón viene en 1941 con la ocupación japonesa de la ciudad, y luego reabrió su funcionamiento por un breve espacio de tiempo desde 1946 hasta 1949, año en que triunfó la revolución comunista y toda negociación con acciones desapareció en el país.

Hugo que esperar hasta el año 1978 con la apertura de Deng Xiaoping para que la economía china se volviera a abrir al mundo. En 1984 ya surgieron acciones de empresas y en el 1990 se abrió oficialmente la bolsa.

El crecimiento desde el ese año fue meteórico, emulando el mismo crecimiento de la economía china, eso sí sin evitar continuos crashes bursátiles fruto de una especulación desatada.

A día de hoy es la primera bolsa de China por tamaño, aunque no con mucha ventaja sobre Hong Kong y Shenzhen, las cuales ocupan el sexto y octavo puesto en el mundo por capitalización bursátil.

¿Cuál es la característica principal de la Bolsa de Shanghai?

Pues que su negociación no está totalmente abierta a los inversores extranjeros, y en este sentido podemos decir que se trata de una bolsa bastante cerrada, siguiendo las directrices del gobierno chino y su rigidez con las cuentas nacionales, que están muy reguladas y no plenamente abiertas con el extranjero.

¿Cambiará esto en el futuro?

Es posible, pero con la incertidumbre que está azotando al mundo con la crisis del Covid 19, las cosas no parecen tan claras.

La Bolsa de Shenzhen

Esta es la otra gran bolsa de la China continental (a pesar de encontrarse a dos pasos de Hong Kong en la costa).

Con más de 3 billones de capitalización y más de 1.800 empresas listadas es una de las mayores bolsas del mundo.

bolsa shenzhen acciones
Esta bolsa tiene más de 2.000 valores en 2020

Al igual que en la bolsa de Shanghai, muchas de las empresas listadas son propiedad del gobierno, no es un su totalidad, pero sí en una parte significativa. Sin embargo la de Shenzhen tiene menos empresas de este tipo que la de su rival del norte.

A diferencia de la bolsa de Shanghai de la de Shenzhen tiene una proporción mayor de empresas tecnológicas, y es que la ciudad es conocida como una “Silicon Valley” china. Sin embargo, hay un dato curioso a este respecto, y es que la empresa más conocida de esa ciudad, Huawei, no cotiza en bolsa.

Además podemos encontrar empresas de todo tipo de sectores cotizando, tales como:

  • Defensa e industria militar
  • Industria electrónica
  • Químicas
  • Farmacéuticas
  • Maquinaria pesada
  • Software
  • Hoteles y turismo
  • Agricultura
  • Producción y comercio de alimentos

Una de las características fundamentales de esta bolsa y la de Shanghai es que atraen mayor interés de los inversores particulares, los cuáles suelen operar en base a rumores y recomendaciones, lo que hace que las mismas tengan un carácter especulativo muy grande y por tanto ofrecen una alta volatilidad. Por el contrario, la Bolsa de Hong Kong es más de tipo institucional y suele sus movimientos suelen ser menos violentos.

Obtén más información en la web de la Bolsa de Shenzhen.

Invertir en la Bolsa china

Como hemos visto en el artículo, la inversión en la bolsa china está restringida pero es posible operar la misma mediante la negociación de activos derivados del índice A50. Al seguir la cotización de las 50 acciones principales de las bolsas de Shanghai y Shenzhen, el A50 chino refleja bastante bien el desarrollo de la bolsa china.

Si esperamos que la economía china va a seguir muy fuerte en el futuro lo lógico sería comprar acciones o títulos de esta bolsa. Si pensamos que va a entrar en una fuerte crisis, entonces lo lógico sería no comprar o vender títulos.

indice bursatil china
Evolución de la Bolsa china a largo plazo

Si vemos la evolución a largo plazo del índice podemos apreciar la clara tendencia alcista desde el 2012 al 2020, aunque no es una tendencia en línea recta y se pueden observar varios episodios de estancamiento o mercados bajistas que duraron en ocasiones varios años. Por ejemplo, el periodo que fue del 2012 al 2014 fue horrible, con un gran estancamiento e incluso caídas continuas.

Luego vino la burbuja de finales de 2014 y el 2015, que en pocos meses llevó a la bolsa china a grandes alturas para caer después estrepitosamente tan rápido como subió. Sin embargo, la caída fue menor que la subida y a partir de ahí se sentó la base en los 9.000 puntos para continuar la tendencia alcista en el futuro.

Luego de sucesivos mercados alcistas y bajistas, llegó la crisis del Covid 19, que empezando en Wuhan se traslado al resto del mundo y supuso un gran problema bursátil. Sin embargo, la bolsa china, al igual que su economía, pudieron eludir bastante bien las primeras fases de la pandemia y a mediados del 2020 estaba subiendo de una manera bastante fuerte.

invertir en bolsa china
Aquí podemos ver la comparación de volatilidad de la Bolsa china que comenté antes, con la de Hong Kong (hang Seng)

¿Podrá mantener la bolsa china esta subida en el futuro?

Son muchos los factores que influyen en el devenir de la bolsa china, sobre todo teniendo que nos encontramos con la que parece va a ser la gran rival de la bolsa de Estados Unidos en lo que queda de siglo.

Son muchos los que hablan ya de una más que segura guerra fría entre las dos grandes superpotencias, que cada vez más van subiendo el tono de sus amenazas y crean un clima que parece que está destinado a romper los lazos económicos entre ambos países.

¿A quién beneficiaría una guerra fría entre EEUU y China?

Difícil saberlo.

De momento parece que la “guerra” la está ganando china con un acto tan significativo como la toma de poder en Hong Kong, saltándose todos los tratados que posponían dicha toma por varias décadas aún.

Estados Unidos ha puesto ya varias sanciones al respecto, pero son todavía de un carácter poco importante. Sin embargo, se espera que la guerra económica se recrudezca próximamente y se impongan sanciones cada vez más grandes.

La mayor ventaja de los Estados Unidos es que posee el poderoso estándar monetario global basado en el dólar, algo que parece que le trae importantes beneficios a la hora de dictar las políticas y reglas de los mercados financieros internacionales. El problema de China, y esto es algo que vemos reflejado en sus bolsas, es que es un sistema semi-cerrado, lo cual es bueno y malo al mismo tiempo. Bueno porque protege a sus empresas de prácticas depredadoras internacionales, y malo porque quita buena parte del incentivo a que estas sean productivas, y más importante aún: no da incentivo a que los inversores internacionales puedan contar con la seguridad jurídica china. Siempre está ese miedo a que lo que inviertas en China no lo podrás sacar fácilmente por la intervención del estado.

Las especulaciones son muchas.

Los hay que como Kyle Bass, piensan que China está muy sobrevalorada y su economía acabará por reflejar una serie de descuadres de tipo macro que todavía no han salido a la luz. El mayor efecto de este colapso económico sería una caída brutal del Yuan con respecto al dólar. Por ejemplo, se cree que el mismo Bass tiene una posición extremadamente apalancada en el tipo de cambio del dólar de Hong Kong y el americano, pues Bass espera que este tipo de cambio fijado se acabe por romper, reflejando la nueva realidad china, y con esto el dólar asiático terminaría por quebrar de mala manera.

Lo cierto es que Bass ha estado equivocado en los últimos años, desde el 2016, apostando por la caída de la economía china en diferentes apuestas financieras. No es que no esté de acuerdo con lo que dice Bass en parte, pero es muy complicado ganar dinero apostando por un valor tan alcista, y pocos “valores” lo han sido como China en los últimos 20 años. ¿Qué le llegará el momento de caer fuerte? Sí, pero es muy complicado dar con la fecha exacta en que eso se produzca.

Otros, como el inversor legendario Jim Rogers, piensan que China es la economía más fuerte de cara al futuro y que acabará por eclipsar a los Estados Unidos.

Aquí tenemos una entrevista de Rogers hablando del tema en abril del 2020 (para el que entienda inglés):

Aquí, tenemos otro video en español donde nos hablan en 2019 sobre los puntos fuertes y débiles de China y su economía de cara al futuro:

Razones para invertir en la Bolsa china o no

  1. Es la bolsa del país que más ha crecido de los últimos 20 años
  2. La economía china está llamada a dominar el mundo (en teoría) y eso debería reflejarse en su bolsa
  3. Se ha comportado mejor que otras bolsas en la crisis del Covid 19
  4. Bolsa muy volátil, lo que la hace ser objeto de fuerte volatilidad
  5. No es posible invertir en la misma directamente debido a las regulaciones
  6. Riesgo si se produce una gran crisis de divisas con una caída descontrolada del Yuan

Operar el índice chino A50 ¿Oportunidades en 2020 y 2021?

El año 2020 y los que vienen van a ser muy interesantes. Para entender lo que puede pasar tenemos que ponernos en el contexto de la crisis provocada por la pandemia del Covid 19.

Parece que después del colapso bursátil inicial en marzo del 2020 las bolsas mundiales se han recuperado rápidamente debido a las increíbles inyecciones de liquidez de los gobiernos y bancos centrales. Por tanto el problema parece que se ha ido; pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que las caídas en el PIB y los shocks provocados por la pandemia no se han evitado, solo se han pospuesto.

La duda está en si la crisis que va a venir vendrá por un shock inflacionario o deflacionario. Unos piensan lo primero, otros lo segundo, pero lo que es inevitable es que parece que todo ese exceso monetario saldrá por algún lado y al final las bolsas tendrán que pagar el precio.

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que podríamos tener un ascenso bursátil en medio de un escenario fuertemente inflacionario, pero que en realidad haría que el valor real de esa subida fuera negativo.

Un posible escenario podría ser una subida del A50 para luego seguir un mercado bajista importante una vez que las economías globales se den cuenta que no pueden estar imprimiendo dinero sin consecuencias para siempre. Recordemos, además, que China sigue dependiendo de las exportaciones para que su economía siga creciendo de manera tan fuerte.

Un escenario de caída bursátil fuerte podría venir acompañado por otro de crisis monetaria global con fuertes variaciones en las divisas y una posible huida temporal hacia el dólar americano, con lo que el Yuan se podría depreciar de manera bastante fuerte. Otros piensan que será justo lo contrario, pero es para que te hagas una idea de los diferentes escenarios que nos esperan.

Creo que en los próximos años, y con estos diferentes escenarios de crisis global, es posible que veamos grandes movimientos tectónicos en el sistema monetario mundial y es posible que el panorama de las bolsas mundiales cambie mucho.

¿Saldrá la Bolsa china como ganadora o perdedora en los siguientes años de convulsión?

Negocia la volatilidad del oro

El 81% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización de CFDs con este proveedor