Brokers para invertir en acciones

La mejor manera de invertir en acciones es mediante la compra de las mismas en brokers tradicionales del sector, es decir, aquellos que ofrecen comercio de acciones, ETFs y fondos de inversión, que son los productos típicos para la inversión en las mismas.

El resto de productos del mundo del trading, como los futuros, Forex, CFDs, opciones, warrants u opciones binarias son productos más relacionados con el trading a corto plazo.

Es por ello que deberíamos tener bastante claro cuál es la diferencia entre invertir y hacer trading:

  • Invertir es cuando compramos títulos para mantener en nuestra cartera a largo plazo. Esto puede ser, como dijimos antes, acciones, bonos o valores inmobiliarios. Este tipo de operación se realizará preferiblemente sin apalancamiento.
  • Hacer trading es cuando comerciamos con el objetivo de hacer ganancias en el corto plazo. Este corto plazo puede ser de unos segundos o de varias semanas o meses. Este tipo de comercio suele realizarse con apalancamiento.

Para invertir lo más adecuado es, pues, acudir a uno de los brokers tradicionales del sector.

Comisiones para invertir en Bolsa

En este caso nos deberían interesar sobremanera las comisiones de mantenimiento o custodia, pues cualquier inversor intentará tener el mínimo de estas. A ser posible, cero.

Hay muchos brokers que ofrecen la posibilidad de comprar acciones y no cargan comisiones de mantenimiento o custodia.

Estos son los ideales para este tipo de inversiones. Se trata básicamente de comprar una acción y no volver a venderla en muchos años.

Comisión por mantenimiento de acciones

Muchos brokers cobran un 0.2, 0,3% o más anualmente. Si mantenemos las posiciones varios años, esas comisiones pueden llegar a ser significativas.

Por ejemplo, un bróker que nos cargue el 0,3% anual en una inversión de 10.000 euros, nos costaría unos 300 euros al cabo de diez años. Un bróker que no cobre esto será mejor en este caso.

El caso es que hay muchos brokers que no cobran estas comisiones y otros muchos que sí las cobran.

La cuestión radica en que la mayoría de los que no las cobran es porque las tienen en concepto de cuentas omnibus, es decir, cuentas conjuntas a nombre del bróker, en las cuales nuestras acciones están a nombre nuestro, pero más bien en los documentos internos del bróker.

Esto último hace la transacción de este tipo de acciones mucho más barato para los brokers, pero añade un pequeño punto de inseguridad para el cliente.

Si es un bróker serio no ha de haber problemas, aunque si se llega a un proceso de quiebra se abren todas las posibilidades. En este sentido cuanto más “institucional” sea el bróker, mejor para nosotros.

Por lo tanto, los mejores brokers en este sentido serían los de los bancos, donde, aunque las acciones estuvieran en cuentas omnibus, deberíamos estar más tranquilos.

Si un banco quiebra y no se recuperan los fondos de una cuenta omnibus entonces podemos estar seguros que hay un problema muy serio en los mercados mundiales, del que sería muy difícil escapar de cualquier manera.

Costes de plataforma para invertir en acciones

Hay muchos brokers que tiene costes de plataforma y cuenta mensuales o anuales, en caso de no operar.

Eso está hecho para asegurarse de que el cliente o bien opera con frecuencia, generando comisiones, o bien paga una cuota por “inactividad”.

Evidentemente, los brokers viven de las comisiones de sus clientes.

Si todos los clientes optaran por la opción de invertir a largo plazo sin comprar y vender frecuentemente, y el bróker no tiene comisiones de mantenimiento, entonces ¿de qué viviría el bróker?

Este tipo de coste es importante porque en algunos brokers estas tasas o gastos son muy importantes.

En ocasiones se dan casos de que los que parecen mejores brokers, en realidad no sirven para inversión a largo plazo, porque tienen comisiones de cuenta mensuales muy altos.

En este sentido suele ocurrir que a veces los mejores brokers para el largo plazo son los peores para el corto y viceversa.

Encontrar un bróker perfecto en todos los sentidos es imposible.

Unos serán buenos para hacer day trading en pequeñas cantidades. Otros lo serán servicios extra, y en definitiva, la mayoría de los brokers tendrán sus puntos a favor y en contra.

Así que como resumen, podríamos decir que para invertir en acciones a largo plazo lo mejor sería un bróker sin gastos de mantenimiento, sin costes de plataforma o inactividad y que además sea un bróker serio y con fortaleza financiera, punto, este último, esencial para aquellos que se preocupan mucho por la seguridad de sus inversiones.

Después de todo a nadie le gusta tener una parte significativa de sus ahorros a varios años vista en entidades poco fiables.