Consejos para principiantes en Bolsa

Empezar bien en el mundo de la bolsa es tan fácil como abrir una cuenta con un bróker y empezar a comprar activos financieros. Ahí es donde se equivocan muchos principiantes.

Cualquier persona tiene una idea aproximada de la sociedad y economía en la que vive, y por tanto tiene unas nociones sobre dónde invertir o dónde no.

Unos pensarán que la bolsa española ofrece buenas oportunidades porque es optimista para la situación de los próximos años, y otros pueden pensar que la bolsa española está muy cara, y por tanto, invertir en algún activo que se beneficie de una caída de la misma.

Las posibilidades son infinitas.

Sin embargo, la bolsa no es un negocio tan fácil como se puede pensar de inicio.

De hecho, es uno de los negocios más difíciles del mundo, al menos desde el punto de vista del inversor o trader.

Se dice que el 90% de los fondos gestionados por profesionales pertenecientes a grandes entidades financieras tienen una rentabilidad media peor que los índices principales de referencia – normalmente el SP500 – a lo largo de muchos años.

Muchos de estos fondos se dedican a la compra o venta de acciones y sectores según el momento intentando batir al índice general, pero al final no lo consiguen.

Si esto es así de difícil para los grandes fondos de inversión, imagínense para el pequeño inversor, el cual pierde en la mayoría de los casos, al menos en sus primeros años de inversión o trading.

Invertir en Bolsa para principiantes

Así que, teniendo en cuenta esa realidad, los principiantes en la bolsa deberían tener en cuenta una serie de consideraciones antes de comenzar a hacer inversiones.

Cosas como por ejemplo:

  • Nunca arriesgar o invertir dinero que no podemos permitirnos perder, o que necesitemos para otros gastos futuros. Solo deben invertir aquellas personas cuya situación financiera se lo permite y sea, de algún modo, bastante generosa.
  • Nunca invertir o hacer trading basado en los consejos de los supuestos profesionales, o al menos no de lo que nos recomiendan en los canales económicos oficiales, ya que esas recomendaciones suelen significar más bien topes o suelos de mercado.
  • Adoptar un plan de trading o inversión en el que dispongamos de qué manera vamos a invertir u operar. Para esto, lo mejor es estudiar profundamente los mercados, o el mercado que queramos operar y luego de un estudio minucioso decidir cómo vamos a operarlo, cuanto vamos a arriesgar en cada operación, cuanto esperamos ganar, y, por tanto, el horizonte temporal de la misma.
  • Nunca hacer caso de las promesas de grandes beneficios en poco tiempo, las cuales son ofrecidas por muchos estafadores que intentan llamar la atención del inversor ofreciendo grandes rentabilidades en poco tiempo y sin riesgo. Lo cual es casi siempre falso, resultando, en su lugar, enormes pérdidas o la pérdida total del dinero. Cualquiera que prometa ganar un 20% mensual garantizado, o un 200% anual, o cosas así, lo más probable es que sea mentira. Un gran inversor profesional está contento si gana un 20% de su capital al año. Si conseguimos más, podemos estar orgullosos.
  • Adoptar una disciplina de hierro y no dejarnos llevar las emociones. Esto significa, que después de adoptado nuestro plan, el cual debe ser más o menos estricto, nunca debemos salirnos del mismo, aunque nuestras emociones nos digan que debemos permanecer más en una operación que de momento va mal. Lo cual viene relacionado con lo siguiente.
  • Todo inversor o trader – salvo aquellos que invierten con la teoría de comprar y mantener, los cuales compran acciones para nunca venderlas, o al menos mantenerlas durante muchos años o décadas – debería usar órdenes de stop loss o de toma de beneficios, para salir en el momento en que su operación alcanza determinado precio. Esto requiere de una disciplina de hierro o del uso de órdenes preestablecidas a la hora de invertir, que nos digan a qué precio saldremos si este es alcanzado. Lo más aconsejable para un trader novato es usar ese tipo de órdenes siempre.
  • Para adoptar un plan de trading o inversión, estudiar el mundo de la bolsa, para lo cual lo mejor es – si no se ha podido trabajar para el sector – la lectura de los mejores libros de bolsa, siendo los mejores los clásicos. Además para algunos casos no estaría de más hacer algún curso básico de bolsa, donde podremos aclarar algunas cosas del mundillo, y de paso conocer gente.
  • Buscar un buen bróker que cubra nuestras necesidades. En teoría lo más fácil es contratar con uno nacional, pero también hay muchos internacionales muy buenos. Es cuestión de estudiar el mercado profundamente y saber qué es lo que queremos operar.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

Negocia en la plataforma de CFDs más popular del mundo

+