El ETF del SP500

El ETF del S&P 500 es probablemente el índice más popular del mundo del trading y la inversión, y no sin razón, pues el mismo es el más usado en el mayor mercado del mundo, el de los Estados Unidos.

Este índice mide la capitalización de las 500 mayores compañías de ese país, con lo cual siempre tendrá las principales empresas del mismo en términos bursátiles, que como ya sabemos, se miden por capitalización.

Además, el gran número de acciones incluidas hacen que sea un índice muy representativo de la economía norteamericana e incluso mundial.

ETF SP500

Sobre el SP500 se realiza trading de futuros, opciones, CFDs y, recientemente, opciones binarias, además del clásico de acciones con fondos de inversión o ETFs.

¿Qué pasará los próximos años con el mercado general de los EEUU, representado como nadie por el SPY?
¿Qué pasará los próximos años con el mercado general de los EEUU, representado como nadie por el SPY?

En cuanto a los futuros, se trata de uno de los contratos más negociados y más populares del mundo, siendo famoso por las innumerables escuelas de trading y seguidores que el mismo tiene en los Estados Unidos, donde todo el mundo de los futuros conoce perfectamente al e-Mini.

Como consecuencia de esa popularidad y gran liquidez en los mercados de futuros y opciones, el índice también ha ganado un gran prestigio en los mercados derivados mundiales mediante CFDs y opciones binarias y de otros tipos.

En concreto, casi todos los grandes brokers mundiales ofrecen trading de CFDs de este índice en unas condiciones casi tan buenas como las de los futuros y con bastante más flexibilidad, es decir, sin tener que negociar 100.000 USD de nominal en un solo contrato, siendo estos mucho más pequeños, del orden de 50 veces, que viene a ser el multiplicador que usa el instrumento.

Futuro del SP500 = precio del índice x 50

En cuanto a los ETFs, después de un intento fallido, allá por los años ochenta del siglo pasado, se creó el archi-conocido SPY por la compañía State Street Global Advisors.

Hoy en día es conocido por el SPDR S&P 500 ETF y es probablemente el ETF más líquido y negociado del mundo.

Este ETF, el SPDR va cambiando de componentes así como lo hace el índice oficial, tan pronto como se hace oficial la inclusión o salida de alguna acción.

El índice procede a vender unas acciones y comprar otras. Esto lo hace de media una docena de veces al año que es el ritmo al que más o menos va cambiando la composición del índice.

Por lo tanto, este ETF sigue la cotización del índice casi al dedo, con diferencias minúsculas.

Este es, sin lugar a dudas, uno de los ETFs reyes en cuanto a la inversión a largo plazo de muchos inversores, los cuales lo escogen por su liquidez y seguridad.

Otros ETFs han salido intentando emular el comportamiento de este índice, como por ejemplo el S&P 500 fund de Vanguard (VOO), o el de iShares (IVV). Estos dos, junto con el primero forman el grueso de los grandes ETFs del poderoso SP500.

Estos ETFs vendrían a ser casi iguales, aunque los ratios de costes de gestión varían de manera perceptible.

Por ejemplo State Street cuesta un 0,0945%, mientras que Vanguard un 0,05% e iShares un 0,07%.

Como vemos, el de Vanguard es la mitad de barato que el de State, pero también es verdad que estos costes o comisiones son tan pequeñas que casi son irrelevantes; sobre todo cuando los comparamos con otros instrumentos o vehículos que cobran hasta un 2% de comisión en gestión.

Teniendo en cuenta esos costes y la liquidez de dichos instrumentos, amén de su amplio historial de beneficios a largo plazo (inversión a largo plazo), este es uno de los mejores instrumentos para hacer tanto trading a corto o medio plazo, como para invertir a largo plazo, incluso para grandes inversores.

No obstante, si es en términos de liquidez y rapidez de contratación el mejor de todos es el SPDR (SPY).

Diferencias entre el SPDR, el IVV y el VOO

A diferencia de los dos últimos, el SPDR se creó como un UIT (Unit Investment Trust), el cual tiene una estructura legal algo diferente a la de la mayoría de ETFs modernos.

De esta manera, State Street ha de mantener todas las acciones bajo su control, con lo que no puede hacer como otras firmas y prestar las mismas para recibir interés.

Aunque, visto de otro modo, esto es una ventaja de State. Y quizá por ello, también sea un poco más cara su gestión frente a la de sus rivales. Ya sabemos que una cuenta tradicional debería ser más cara que una “omnibus”, por poner un ejemplo.

Otra diferencia importante es que el SPDR reinvierte los dividendos de sus acciones a lo largo del año, mientras que el fondo de Vanguard lo invierte a diario en sus vehículos de inversión de bajo riesgo.

Conclusión

Este es, sin duda, el rey de todos los índices mundiales, el cual se basa para medir la rentabilidad del mercado general y sobre el que todo el mundo se fija o “mide” con intención de batirlo, ya sea en rendimiento o en alpha.

Por eso, incluso el legendario Warren Buffett, ha dicho en alguna ocasión, que lo mejor que podrían hacer la gran mayoría de inversores pequeños es comprar el índice – refiriéndose por ejemplo al SP500 – y aguantarlo en el largo plazo lo más tranquilos posible.

No obstante, hemos de advertir de que incluso una inversión así puede resultar peligrosa si los inversores compran en el momento menos adecuado.

Por ejemplo, justo antes del inicio de un gran mercado bajista. Todos ellos siempre han tocado fondo y a la larga se han visto superados por el fondo, pero es difícil mantener una inversión los primeros años cuando ha caído un 40 o 50%. Esto no debemos olvidarlo nunca. No podemos esperar ganar siempre.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

Negocia en la plataforma de CFDs más popular del mundo

+