6 razones para comprar acciones de AXA (o no)

axa en bolsa¿Es buena idea comprar acciones de AXA?

¿Cómo se comportará este gigante francés de los seguros en los siguientes años con los retos del Coronavirus y las nuevas tendencias en el comportamiento de masas?

AXA es uno de los mayores colosos del gigantesco mercado mundial de los seguros y una marca bien conocida en la mayoría de los países europeos. En España, por ejemplo, es una de las marcas de seguros más reconocidas del mercado.

En todas las listas aparece como una de las cinco mayores aseguradoras del mundo tanto en una categoría u otra. Sin embargo, la compañía se enfrenta a una presión cada vez más grande de las nuevas tendencias online.

Vamos a realizar el análisis bursátil de este valor.

La cotización de AXA es una de las más seguidas en la bolsa francesa. También es una de las empresas internacionales más seguidas en España. Son muchos los inversores españoles, tanto individuales como institucionales que tienen intereses en esta acción.

Cotización AXA

¿Cómo ha ido la evolución de las acciones de AXA?

Pues mirando las últimas décadas no demasiado bien, ya que si miramos la evolución en términos de rentabilidad (sumando los dividendos) todavía nos encontramos en niveles de 1998 (para abril del 2020), lo que nos dice que las dos últimas décadas de este valor han sido más o menos perdidas y nos dan una pista de los problemas que afronta AXA.

AXA en Bolsa

Vamos a ver los datos bursátiles y económicos más importantes de AXA.

  • Número de acciones: 2.417.700.000
  • Mercado: CAC 40; Bolsa de París
  • Símbolo: CS
  • Sector: seguros
  • Accionistas:
    • AXA France Assurance: 14,5%
    • AXA Empleados: 5,19%
    • Norges Bank: 3,55%
    • The Vanguard: 2,41%
    • Lyxor International: 1,55%
  • Empleados: 160.000
  • Ventas internacionales:
    • Francia: 25%
    • Europa: 33%
    • AXA XL (EEUU): 18%
    • Asia: 16%
  • Ventas por producto:
    • Inmobiliario: 48%
    • Seguros de vida: 36%
    • Salud: 10%
    • Gestión patrimonial: 5%
  • Ingresos: 124.941.000.000
  • Beneficios: 3.857.000.000
  • Rentabilidad por dividendo aproximada: 5,5%

El accionariado de AXA está bastante repartido, aunque la empresa y sus empleados mantienen control de más del 30% de los derechos de voto. El resto está de manos del público, con muchos inversores institucionales de todo el mundo.

Las ventas están bastante repartidas por todo el mundo, con mayor peso en Francia y Europa, pero con presencia en todas las plazas importantes de las finanzas internacionales.

AXA beneficios e ingresos

AXA cifrasIngresos (miles de millones)Beneficios
2019 124.9413.857
2018100.9322.140
2017128.4176.209
2016121.7955.829
2015111.9585.617
201491.9885.024

AXA ha mantenido un crecimiento constante de sus ingresos en los últimos años pero no ha podido conseguir lo mismo con su beneficio neto, lo que sin duda es un dato preocupante para la acción. A pesar de ingresar casi un 40% más en 2019 con respecto a 2014, su beneficio neto ha caído más de un 20%.

Un problema que se me ocurre es que la deuda a largo plazo ha crecido casi un 50% desde 2015 al 2019, un detalle poco tranquilizador. Ese aumento del apalancamiento no es buena noticia si entramos en una crisis que provoque tensiones en los mercados de crédito.

AXA dividendos

AXADividendosRentabilidad por dividendo
20217,5 (esperada)
20202,1611
2019 1,436,5
20181,346
20171,265
20161,1655,5
20151,104,5
20140,955

El dividendo del 2020 de Axa fue espectacular, con dos pagos que rondarían entre el 10 y el 12% de rentabilidad por dividendo en el año. Esto es todo un logro teniendo en cuenta el dramático clima en el que ha estado envuelto el mundo por la pandemia del Covid 19.

AXA es una de las empresas que paga mejores dividendos a sus accionistas, manejando casi siempre que puede unas cifras por encima del 5%, lo que pocas empresas pueden igualar. Sin embargo, como contrapartida es un valor que ha sufrido bastante en las últimas décadas con su cotización y es gracias a los dividendos que la empresa da algo de rentabilidad.

La clave está en que la empresa pueda seguir teniendo beneficios en el futuro y que pueda seguir repartiendo estos dividendos tan generosos. Si por alguna razón la empresa entra algunos años en pérdidas veríamos problemas muy serios en la cotización bursátil.

AXA PER y BPA

AXAPERBPA
20207,52,10
2019 91,60
201890,88
2017102,56
201692,40
2015122,31
2014112,06

Axa ha mostrado una evolución del PER a la baja, lo que indica que la empresa debería estar poniéndose “barata”, pero esto lo ponemos entre comillas porque ya sabemos que eso no vale de nada en la bolsa. En unos casos sale bien y otros sale mal. Más sobre el PER.

Competidores de AXA

El mercado de los seguros está extremadamente competido siendo uno de los mercados más maduros del mundo. Los grandes actores de este sector son empresas como AXA, Allianz, Prudential Financial (EEUU) o Prudential PLC (Reino Unido). El comportamiento de estos grandes grupos es similar y todos siguen más o menos el mismo camino.

Otro grupo importante de competidores está en las aseguradas que operan con fuerza en los mercados nacionales, que no son pocas y algunas de las cuales son empresas también muy potentes, como el caso de Mapfre (Ver el análisis de las acciones de Mapfre), en España.

competidores de Axa en bolsa
La evolución bursátil de los competidores de seguros es casi calcada

El verdadero problema que afrontan estas empresas de seguro tradicionales, no obstante, es la competencia de las nuevas aseguradoras de última generación de lo que se llama InsurTech (aquí tienes un artículo donde hablan de las mismas), que son estas empresas que funcionan de manera online y que poco a poco están robando más cuota de mercado a las empresas tradicionales. Estas empresas de nueva generación parten con la ventaja de tener unos costes fijos mucho más bajos y además se han podido financiar en los últimos años a menores tipos de interés. AXA y el resto de gigantes traen consigo el problema de unas estructuras empresariales mastodónticas, con grandes sueldos y gastos en edificios y oficinas enormes. Mi opinión es que o bien AXA y empresas similares se reinventan o acabarán siendo arrolladas por los mercados.

Invertir en AXA diferentes escenarios

invertir en axa
Gráfico a largo plazo con los dividendos reinvertidos en AXA

Si miramos al gráfico de largo plazo de la evolución del precio de las acciones de AXA, veremos que se trata de una acción que tuvo unos rendimientos aceptables pero también sufrió una volatilidad espantosa. El gráfico ya viene con los dividendos incluidos, por lo que vemos que el que compró a 3 euros a principios de los 90 podía haber tenido un rendimiento aceptable 30 años más tarde, en el 2020. Aunque también recordemos que parte de esos posibles rendimientos serían comidos por los impuestos y el Estado, pero esa es otra cuestión.

Como vemos siempre fue un valor con unos altibajos enormes y que sufrió mucho en las crisis de principios de los 90, cuando Francia estaba teniendo problemas económicos. Más tarde se recuperó en la bonanza de las bolsas mundiales que duró hasta el año 2000, donde cayó de manera estrepitosa para volverse a recuperar y más tarde sufrir otro mercado bajista espantoso en el 2008, que duró hasta el 2012, y que vino a significar el principio de la gran crisis de las empresas financieras europeas que nunca llegó a terminar.

Lo cierto es que algunos inversores que compraron en el año 2000 a 20 euros tuvieron un retorno muy malo por no decir negativo durante los 20 años siguientes. No siempre las compras salen bien como podemos ver. Los que invirtieron en 2003 o 2012 tuvieron más suerte.

¿Cómo se comportará esta acción en los próximos años?

Razones para invertir o no hacerlo en AXA

✔️ Es una de las mejores empresas por dividendos. Sin duda estamos ante una de las empresas más potentes en toda Europa en cuanto a dividendos y por tanto en solidez financiera. Esto no quiere decir que sea infalible, porque toda empresa puede terminar por morder el polvo, pero lo cierto es que con una rentabilidad por dividendo de más del 10% en el 2020, en medio de uno de los años más complicados de la historia, poco más que felicitar a esta empresa. Habrá que ver si puede seguir manteniento este ritmo de dividendos, porque con un entorno tan volátil, las cosas bien podrían cambiar.

✔️ Empresa muy consolidada en el sector y con marca muy conocida. AXA tiene una red de seguros implementada por toda Europa de manera masiva, con su epicentro en Francia. Esto hace que no sea tan fácil competir con este gigante, o al menos no lo fuera hasta ahora.

✔️ En teoría debería ser una empresa que se podría adaptar bien a la “nueva normalidad” de la sociedad con el tema del Covid 19 y los problemas que ello acarrea. Si bien es cierto que es una empresa y sector que solía trabajar con muchas oficinas, también existe la posibilidad de poder trabajar desde casa sin mayores problemas. El único pero es la amortización de espacio inmobiliario ya adquirido que está además en muchos balances como deuda.

❌ Aumento muy peligroso de la competencia Fintech. Cada vez so más los competidores que se meten en el espacio tecnológico con servicios muy competitivos en seguros. No solo hablamos de empresas especializadas sino de otras más grandes que entran en el mercado con innovaciones tecnológicas, y más importante, con poca deuda. Otro problema sería si el blockchain pudiera crear un entorno de seguros de tipo más dinámico. Aquí un artículo interesante (aunque está en inglés), sobre el tema.

❌ Crisis socio-política en Francia. Una de las cosas que ha destapado el Covid es que Francia es un país bastante dividido, con un partido de derecha bastante radical, y a su vez la mayor población musulmana de Europa. Esto está haciendo que la tensión vaya creciendo cada año, y últimamente Macron ha creado una gran polémica con su guerra particular para acabar con el fundamentalismo islámico en la República francesa. Las cosas están bastante caldeadas para los próximos años y décadas. AXA, al estar principalmente en Francia es una empresa que le afecta esto, obviamente.

❌ Puede llegar una crisis económica en cualquier momento. Siempre hay que tener esto en cuenta a la hora de comprar acciones. Nunca se sabe lo que puede pasar, y muchas veces los inversores compran en el peor de los momentos. Piensa en el año 2000 con Axa, comprando a 20 euros. Habrías tardado toda una eternidad en recuperar el dinero. De hecho, los próximos años, 2021, 2022, 2023 y más allá se presentan muy inestables, con unas deudas enormes en los estados mundiales y sobre todo occidentales como Francia. El desastre del Covid y las cuarentenas hicieron que los gobiernos se endeudaran de manera masiva, y eso tarde o temprano se pagará bien vía inflación o deflación.

¿Cuándo comprar acciones de AXA?

Lo bueno que tiene AXA es su fortaleza económica, que hace que sea una acción que siempre se terminar por recuperar en todas las crisis económicas y normalmente suele ser una buena opción comprar cuando el precio cae más de un 50%, como fueron los casos de 1990, 2000, 2008 o 2011. ¿Se volverá a repetir el patrón esta vez en el 2020? ¿O será la caída peor que en las otras ocasiones?

comprar axa en bolsa
Pero no creas que eso siempre funciona. Ese es el “truco” de la Bolsa: que siempre pasan cosas inesperadas. Lo veremos en otro gráfico luego

Otro punto a favor de AXA y el que hasta ahora haya sido una buena acción para comprar en tiempos de crisis es que cuando la bolsa cae mucho AXA deja de ganar mucho dinero pero es muy rara la ocasión en la que entra en pérdidas, aguantando perfectamente las embestidas de la crisis del 2008 y los años posteriores. Solo en el año 2008 bajó el beneficio neto de manera considerable. Teniendo esto en cuenta y que es una acción que va a pagar un dividendo fuerte (del orden del 6% de rentabilidad), muchos inversores decidieron comprar la acción en esos momentos.

Será cuestión de ver si el patrón se mantendrá en el futuro.

Lo que sí ha sido un problema para la compra de acciones de AXA es haberlo hecho en los picos de mercado, en cuyos casos la inversión no fue muy acertada.

Otra cosa es que nos dedicáramos a realizar trading a corto o medio plazo, e incluso a meter cortos en la acción, pero recuerda que los cortos son complicados en un valor que de entrada ya te mete un 5% negativo cada año en dividendos.

Volviendo al tema de cuándo comprar, si vimos el gráfico de antes pensaríamos que siempre que cae el precio sería un momento estupendo para hacerlo. Sin embargo, lo que ocurre es que a veces las cosas nunca se recuperan y el que compró lo perdió todo. Un ejemplo:

cuando invertir en acciones

Aquí tenemos a Abengoa, una acción bastante popular de la bolsa española en su momento, que ya vemos como acabó. Los que “compraron barato” al final nunca se recuperaron, pues eso es lo que pasa cuando una empresa quiebra.

¿Cómo comprar acciones de AXA?

Podemos comprar acciones de AXA en los brokers de acciones de los mercados nacionales. Por ejemplo, en el caso de España podemos hacerlo a través de muchos brokers profesionales como Renta 4 (reseña de Renta 4).

Si estás buscando un broker de garantía para operar con acciones, xtb es una opción recomendable siendo uno de los brokers líderes de España, Europa e incluso Latinoamérica, donde tiene una fuerte presencia.

A la hora de comprar acciones es muy importante tener claro cuál es nuestro objetivo con las mismas. Si vamos a invertir con años vista y pensando en el largo plazo nos interesa un broker que cobre comisiones de mantenimiento bajas y si lo que pensamos es en hacer operativa a corto plazo, o sea negociar más a menudo, lo que tenemos que hacer es escoger un broker con comisiones más bajas. Infórmate bien antes de las comisiones respectivas antes de abrir una cuenta con algún broker.

Otros productos para negociar acciones o al menos el precio de las acciones de AXA a corto plazo son: futuros, opciones financieras, warrants y CFDs.

Todos estos instrumentos son muy complejos y no son nada recomendables para los inversores individuales.

La CNMV considera que los CFDs son instrumentos de mucho riesgo y no son adecuados para los inversores pero no sé porqué no dicen lo mismo de los warrants o las opciones financieras, las que me parecen incluso más arriesgadas ya que estamos hablando de contratos bastante grandes, mientras que con los CFDs, al menos podemos encontrar contratos pequeños en los mercados. De cualquier manera, hagas lo que hagas si te decides a negociar este tipo de títulos ten mucho cuidado y piensa que los mismos solo son adecuados para la especulación a corto plazo.

Gracias por compartir: