6 maneras de invertir en Renta Fija > Claves y rentabilidad de estos mercados

Inversión en Renta Fija¿En qué consiste la inversión en Renta Fija?

¿Por qué es tan popular en los círculos inversores profesionales, pero no tanto en los minoristas?

En este artículo te voy a explicar la importancia de la inversión en Renta Fija y todo lo relacionado con la misma.

Invertir en Renta Fija es una estrategia que ha formado parte de las carteras de inversión profesionales desde los primeros días de Wall Street o la Bolsa de Londres o Amsterdam.

Primero de todo vamos a ver qué es la Renta Fija

¿Qué es Renta Fija?

El término Renta Fija hace referencia a los instrumentos financieros que proporcionan un pago constante, denominado cupón, y con el que los inversores pretenden obtener una rentabilidad lo más estable posible.

Otra manera de verlo es como el mercado de deuda donde corporaciones de todo tipo, tanto privadas  como públicas, buscan financiación a cambio de unos títulos financieros que entregan a sus acreedores (los inversores).

Estos títulos públicos o privados se denominan bonos o letras y tienen las siguientes características:

  • Son títulos de deuda
  • Tienen diferentes vencimientos, desde un día a los títulos perpetuos
  • Generalmente están diseñados para proteger el capital
  • Son títulos de diferente riesgo
  • Son títulos de emisores muy diferentes: desde estados soberanos a empresas a punto de quebrar
  • Los tipos de interés generales del mercado afectan al precio de estos títulos

Un ejemplo de Renta Fija

Compro un bono corporativo de una empresa por 1.000$, que me promete devolver el capital y un cupón del 2% al finalizar un año de plazo.

  1. Compro un bono valorado en 1.000$
  2. Me pagan 20$ de cupón al cabo del año
  3. Me devuelven los 1.000$ invertidos al finalizar el plazo del bono
  4. Genero una ganancia de 20$ en un año, o un 2% bruto

Ahora vamos a ver cómo invertir en estos mercados tan fantásticos

Brokers Top para operar derivados, Forex y CFDs en España y Latam

  • Mejor para trading algorítmico

  • Excelente spread EURUSD

Valoración

74.7% de los clientes minoristas pierden dinero 

  • Broker cuya matriz cotiza en la bolsa alemana

  • Excelentes condiciones

Valoración

80.85% de los clientes minoristas pierden dinero

  • Gran oferta de derivados

  • Broker multi-producto

Valoración

76% de los clientes minoristas pierden dinero

¿Cómo invertir en Renta Fija?

Hay varios métodos o estrategias para invertir en Renta Fija, dependiendo sobre todo del riesgo que queramos asumir.

Te voy a explicar cuáles son las estrategias o maneras más típicas de invertir en Renta Fija de una manera lo más sencilla posible, para que así lo entendamos mejor.

1 Invertir en Bonos públicos a largo plazo

Este ejemplo es todo un clásico del mundo de la inversión profesional y algunos de estos bonos típicos muy usados en el mundo son el bono de 10 años de los Estados Unidos, o el bono alemán de la misma duración.

Pero también se pueden conseguir bonos incluso de 30 años, siendo uno de los más conocidos el 30 Year Treasury Bond de los Estados Unidos.

¿Qué tienen estos bonos de interesantes?

Que nos muestran el efecto del tiempo en el precio de los bonos como pocos.

Cuando compras el bono con el principal lo haces a un precio determinado y con un cupón fijo para 30 años.

El problema es que en esos 30 años los tipos de interés pueden cambiar mucho.

Imagina que compras un bono cuando los tipos están al 5% y cuando pasan unos años los tipos han subido al 10%.

En ese caso el precio del bono habrá caído muchísimo, porque el que compre un bono cuando los tipos están al 10%, está consiguiendo un cupón de esa magnitud durante 30 años, mientras que el que aún posee un bono que paga el 5%, verá como el mismo está devaluado.

¿Cuándo interesa invertir en estos bonos?

Cuando se esperan bajadas de tipos de interés a largo plazo, o sea lo que se conoce como un periodo de deflación o desinflación.

Lo mismo ocurre al revés si los tipos de interés suben a largo plazo, no nos interesa tener estos bonos en cartera.

Si quieres información sobre cómo van los tipos de largo plazo de los principales bonos del mundo te recomiendo la siguiente página: https://data.oecd.org/interest/long-term-interest-rates.htm

2 Invertir en bonos públicos a corto plazo (bonos para proteger de la inflación)

Estos son los bonos o letras del tesoro que se van liquidando muy a corto plazo, de manera diaria o en pocos días, semanas, etcétera.

En esos cortos periodos de tiempo casi no hay lugar a que los precios de dichas letras se devalúen.

Estos bonos o letras intentan reflejar la situación de la inflación actual de un país, por lo que no se debería esperar que la inflación fuera muy diferente a estos tipos a corto plazo, pero ya sabemos que eso no siempre se cumple y hay muchos periodos donde se dan desajustes importantes.

No obstante, es una de las mejores maneras de invertir para protegerse de la inflación (dentro de lo que cabe).

Dentro de estos podríamos incluir otros más específicos que añaden la inflación y que por ello intentan pagar un Premium extra a los acreedores.

Para ver cómo funcionan puedes hacerlo, por ejemplo, en la página del Tesoro español con sus últimas subastas.

3 Invertir en bonos corporativos de calidad

Esta es una estrategia bastante usada por los grandes fondos de inversión a lo largo de las últimas décadas.

A pesar de que es un mercado con más riesgo que la deuda pública, suele dar mejores rentabilidades. Ya sabes, a mayor riesgo mayor posibilidad de ganancias.

Estamos hablando de comprar deuda corporativa de empresas de primera categoría como Santander, Telefónica, Coca Cola, JP Morgan, Adidas, Siemens, Ecopetrol, etcétera.

Estos tipos de bonos suelen dar grandes rentabilidades en las épocas de bonanzas de mercado, y sufren mucho en las recesiones, pues muchas de las empresas tienen dificultades para hacer pagos o incluso entran en impagos. Precisamente, a veces se presentan buenas oportunidades para comprar estos bonos a un descuento durante una recesión, cuando el mercado está más pesimista.

4 Invertir en bonos basura

Estos son los conocidos como junk bonds, y son considerados como entre los más arriesgados del mercado.

Esto quiere decir que tienen una probabilidad muy alta de impago, pero por ello también dan los mayores cupones y rentabilidades.

La idea es comprar los junk bonds menos problemáticos y esperar ganar un 20%, dando por hecho que un 12% no nos van a pagar, con un resultado final del 8% para nosotros.

A primera vista parece un mercado muy malo, pero nada más lejos de la realidad, pues los profesionales del mercado y aquellos con experiencia y estómago para sufrir pérdidas momentáneas son capaces de construir buenas carteras con estos productos, que en muchos casos superan en rentabilidad a otras más conservadoras.

Sin embargo, creo que son bonos que solo deberían tocar los profesionales.

En el siguiente vídeo tienes un resumen de lo que son los bonos basura:

5 Invertir en bonos convertibles

Por convertibles se refiere a que esos bonos pueden convertirse en acciones, para lo cual hay una serie de condiciones en su emisión.

Eso hace que sean, por norma general, bonos más arriesgados y volátiles, pues al menos parte de su precio depende del devenir del precio de las acciones en Bolsa, un instrumento mucho más arriesgado.

6 Invertir en Renta Fija de países emergentes

Estos bonos, obligaciones o letras hacen referencia a títulos emitidos por los países considerados emergentes, como por ejemplo Brasil, Indonesia, México, India o Vietnam, entre muchos otros.

Se entiende que estos bonos son mucho más arriesgados que los clásicos del mundo desarrollado porque sus economías y divisas son mucho más volátiles.

Por eso muchos de estos bonos son emitidos en dólares y en menor medida en euros, libras o francos suizos, y eso se hace para intentar eliminar el riesgo divisa.

Otros son emitidos en la moneda local, pero entonces suelen ser mucho más caros, teniendo que pagar un Premium bastante fuerte para que los inversores internacionales se atrevan a comprar dichos títulos.

Un ejemplo de Renta Fija emergente podría ser comprar obligaciones de Petrobras a 5 años en dólares.

¿Cómo invertir en Renta Fija? Los instrumentos

Vale, pero ¿Cómo comprar los activos de Renta Fija?

¿Dónde y cómo hacerlo?

El dónde es: en los brokers (normalmente los mismos brokers que ofrecen acciones) y casas de bolsa habilitadas al respecto.

Ahora bien, vamos a ver qué bonos y letras podemos comprar en esos brokers.

1 Comprar los bonos de manera directa

Esta es la forma supuestamente ideal.

Esto lo podemos hacer mediante determinados brokers o casas de inversión, a los que podremos dar órdenes de comprar los títulos de renta fija que ofrezcan, normalmente de renta pública de calidad, o de renta corporativa también de grandes multinacionales.

Lo ideal para estas compras, es hacer adquisiciones significativas, de 100.000 dólares o euros, o más, pero también existe la posibilidad de hacerlo con cifras inferiores.

Como siempre en todas las compra-ventas en los mercados bursátiles, habrá que pagar unas comisiones por ella, que habrá que consultar con el broker o dealer.

Brokers típicos donde podemos hacer esto son Renta 4, Interactive Brokers o la mayoría de los clásicos que hay en cada país. Ver más en:

2 Comprar Renta Fija mediante Fondos de Inversión

Esta es posiblemente la manera más usada por la gran mayoría de inversores de tipo minorista.

Casi todos los bancos, casas de bolsa y brokers disponen de grandes ofertas de fondos de inversión, y dentro de los mismos están los que son de Renta Fija, tanto de carácter público o privado.

Estos fondos de inversión tienen una ventaja con respecto a comprar la Renta Fija de manera directa:

  • Dan diversificación: muchos fondos están invertidos en varios títulos de mercados diferentes. Por ejemplo, bonos italianos, portugueses y españoles
  • Son muy líquidos: se pueden comprar y vender con gran facilidad a través del dealer y su plataforma digital, o si se necesita en la oficina bancaria o por teléfono

3 Comprar Renta Fija mediante ETFs

Los ETFs son índices bursátiles gestionados por gestoras y, en esencia, funcionan de manera muy similar a la de los fondos de inversión.

Solo en Europa podemos encontrar más de 1.300 de estos ETFs.

Un ejemplo de ETF popular:

iShares Core U.S. Aggregate Bond ETF.

Este ETF es una brutalidad pues aúna bonos y letras de casi todos los sectores que podamos imaginarnos en los Estados Unidos, incluyendo el mercado público y privado. Para hacernos una idea de la diversificación de este bono, esta sería una composición del mismo típica:

  • Tesoro de los Estados Unidos
  • Uniform MBS
  • Federal National Mortgage Association
  • Federal Home Loan Mortgage Corporation Gold
  • Bank of America
  • JP Morgan Chase
  • Goldman Sachs

Para más información ir a la página de iShares (pertenece a Blackrock).

Relacionado 👉🏻 Cómo invertir en ETFs

4 Invertir en bonos con futuros u opciones financieras

Esta es una modalidad bastante conocida en el mundo tradicional del trading.

Es bien sabido que los futuros de bonos están entre los más negociados y líquidos del mundo, y son usados por muchos de los traders e inversores profesionales en el mundo.

Dos de estos futuros son:

  • El bund Alemán
  • El bono de 10 años de Estados Unidos (TNT)

¿El problema de negociar los bonos de esta manera?

Que son productos con apalancamiento y no son aptos para mantener a largo plazo, ya que van erosionando el capital por costes de financiación.

Sí son, no obstante, aptos para hacer trading a corto plazo, pero para esto hace falta ser un profesional del trading, algo nada fácil.

Relacionado:

👉🏻 Invertir en futuros

👉🏻 Brokers para futuros

5 Invertir en bonos con CFDs

operar con CFDs

Esta es una manera mucho más arriesgada de negociar con CFDs, y es que con la misma no podemos decir que estemos invirtiendo, sino más bien haciendo trading.

Los CFDs son mercados derivados OTC que negocian los precios de los subyacentes a través de diferentes brokers y que pueden usarse con apalancamiento. Esto hace que los mismos tengan un coste financiero de mantenimiento (de ahí que no sean aptos para inversión).

En general, esta modalidad solo está recomendada para traders con experiencia y que saben lo que hacen.

Relacionado 👉🏻 Brokers de CFDs

¿Cuál es la rentabilidad de la Renta Fija?

Antes de invertir en un mercado es bueno saber qué tipo de rentabilidad podemos obtener invirtiendo en estos productos.

La opinión generalizada es que la Renta Fija es un producto que da baja rentabilidad y con el que no te vas a hacer rico, lo que descarta de entrada a la mayoría de gente que busca ganar mucho dinero rápido y “fácil”. Esos acaban en el trading y la mayoría desplumados al poco tiempo.

La Renta Fija está más indicada para los inversores más conservadores que mantienen posiciones a largo plazo buscando preservar el capital y llevarse un interés si puede ser.

Por eso, la rentabilidad que se puede esperar de este tipo de instrumentos es la que encontramos en los mercados del dinero referida a los tipos de interés, los cuáles intentan seguir de una u otra manera a la inflación (o más bien la inflación sigue a los tipos de interés).

Esta rentabilidad variará mucho dependiendo de varios factores pero principalmente calidad del emisor y duración del contrato.

También dependerá mucho de los ciclos de la economía.

Ejemplo de Rentabilidad de la Renta Fija en Estados Unidos:

  • Rentabilidad de la letra de 3 meses del gobierno en 1980: 15%
  • Rentabilidad del bono de 10 años del gobierno en 1980: 18%
  • Rentabilidad de la letra de 3 meses del gobierno en 2022: 0,27%
  • Rentabilidad del bono de 10 años del gobierno en 2022: 1,94%

¿Vemos la diferencia?

Los ciclos de los tipos de interés van cambiando, y con ello las rentabilidades que podemos esperar de estos instrumentos.

Por lo general, podemos esperar mayores rentabilidades en los instrumentos con más riesgo.

En la lista siguiente tendríamos de mayor a menor rentabilidad de la Renta Fija:

  1. Bonos corporativos basura (junk)
  2. Bonos gubernamentales basura
  3. Bonos corporativos a largo plazo
  4. Bonos del estado a largo plazo
  5. Bonos corporativos a corto plazo (dependiendo de la calidad del emisor)
  6. Bonos del estado a corto plazo

Los instrumentos de Renta Fija que van a dar menos rentabilidad son los gubernamentales a corto plazo, pero esto es engañoso, porque esos son al mismo tiempo los más seguros.

Es decir, que tampoco nos vale que un bono arriesgado nos diga que nos paga un 20%, si luego hace un impago y recibimos solo el 70% del capital, o en algunos casos incluso nada.

Así que ojo con este tema de la rentabilidad, que tiene mucha profundidad.

A este respecto es buena idea estar al tanto del tipo de rentabilidad de la Renta Fija de referencia mundial: la yield curve de los Estados Unidos.

Conclusión: ¿Merece la pena invertir en Renta Fija?

Bueno, depende de para quién estemos considerando.

Pero déjame que te diga que una cartera clásica de inversión desde casi el inicio de Wall Street, ha tenido que incluir títulos de Renta Fija.

Son carteras típicas denominadas 60/40 o 50/50, haciendo referencia a que el 40 o el 50% del capital está invertido en Renta Fija.

¿Por qué se hace eso así?

Para diversificar.

Si la bolsa y la economía van bien se ganará más dinero en las acciones, normalmente.

Pero si las anteriores tienen una gran crisis, la parte de Renta Fija de la cartera servirá de amortiguación, e incluso permitirá retornos positivos, pudiendo además comprar acciones más baratas si el precio de las mismas ha caído mucho.

Por ejemplo, si la bolsa cae un 40%, podría tener sentido pasar la cartera de 60/40 a 80/20, pasando un 20% de Renta Fija a Renta Variable, comprando cuando los títulos bursátiles estén baratos, aunque eso supone un riesgo, obviamente.

Hay muchos que piensan que el mundo de la Renta Fija llega a su fin, sobre todo en estos últimos años de tipos 0 en la mayoría de los bonos de los países avanzados.

Se habla de cosas como el Gran Reset o el auge de las criptomonedas, o sobre la hiperinflación por llegar, casi todos escenarios donde la Renta Fija se vería destrozada, pero mientras eso no pase sigue siendo un instrumento esencial en la construcción de carteras profesionales.

¿Quién sabe lo que nos puede deparar el futuro?


Fuentes:

  • OCDE
  • Tesoro de los Estados Unidos
  • Tesoro del gobierno de España

Empieza a operar los mercados derivados con Plus500

Valoración editorial

  • Broker seguro regulado en Reino Unido y la Unión Europea

  • Miles de mercados para operar con margen

  • Cuenta demo gratuita

Servicio CFD 73% pierden dinero

Hola, mi nombre es Rubén fundador y editor de MBB. Aquí vamos a destripar la mejor información sobre los brokers y los mercados de inversión, y recuerda que el trading no es tan fácil como parece. Puedes seguir las últimas novedades de la web y de los brokers en exclusiva en la Newsletter.
Aviso – Disclaimer:
1 Este es un contenido de marketing y aunque está puesto en todas las páginas de la web, vuelvo a recalcar que lo escrito en Mejorbrokerdebolsa (MBB) no se puede considerar como recomendación de inversión, sino solo como información y educación sobre los diferentes mercados. Si necesitas ayuda para tomar una decisión de inversión consulta con un asesor regulado en tu país.
2 Los productos apalancados (CFDs, Forex, futuros, etc) son de naturaleza especulativa y muy arriesgados. Antes de operar asegúrate de conocer todos los riesgos asociados.
3 Los ejemplos de rendimientos previos y comentarios sobre los precios en MBB no deben tomarse como una promesa de que vayan a darse resultados seguros. De nuevo, esto no debe considerarse como consejo de inversión.
4 MBB no se hace responsable de ninguna pérdida o daño derivada de las decisiones de inversión de ninguna persona o entidad. Cada uno ha de tomar sus propias decisiones de inversión basándose en su propio criterio.
5 La inversión en criptomonedas no está regulada en la mayoría de los países europeos y el Reino Unido. No hay protección al cliente. Su capital está en riesgo.