La importancia de las cuentas demo o práctica en trading

Una de las mejores utilidades a la hora de aprender a invertir o a hacer trading es el usar cuentas de práctica o demostración.

Las cuentas de demostración son ofrecidas por la inmensa mayoría de los brokers de Forex y CFDs, donde podremos abrir cuentas de demostración gratuitas por dos semanas, meses o sin límite de tiempo, dependiendo del bróker.

Lo mejor será usar cuentas de demostración durante el mayor tiempo posible antes de empezar una cuenta real, ya sea en un mismo bróker o en varios.

Estas cuentas de demostración también son populares en los futuros y las acciones, aunque no lo son en las opciones binarias, donde unos brokers las ofrecerán mientras otros no.

No obstante, podremos hacer una simulación personal con este tipo de brokers, para ver si podemos desarrollar una estrategia que funcione.

Cuenta demo inversión bolsa

En el mundo de la inversión a largo plazo no nos servirán las cuentas de demostración que duran unas semanas, pero tampoco nos harán falta.

Para la inversión a largo plazo podremos hacer “cuentas de demostración” personales a mano, pues no es difícil “comprar” diez o quince acciones y mantenerlas en una cartera durante tres años.

Eso es fácil de hacer en papel.

Donde el asunto es especialmente importante es en el mundo de los mercados derivados, donde jugamos con fuertes apalancamientos, sobre todo en los mercados de Forex y CFDs, los más populares de estos.

Por eso, es recomendable pasar un tiempo razonable operando cuentas de demostración como si fueran reales, aunque esto es fácil de decir pero muy difícil de hacer.

Todo el mundo sabe que no es lo mismo operar con dinero ficticio que con dinero real.

Trading ficticio

La experiencia nos dice que el operar con dinero ficticio, como en una cuenta demostración, hará que seamos más imprudentes y no nos lo tomemos tan en serio, lo cual es un error, ya que con la actitud adecuada nos podemos tomar la cuenta de demostración tan en serio como una cuenta real.

Demo trading a corto plazo

Las cuentas de demostración son especialmente útiles a la hora de implementar estrategias de corto plazo, en las que hacemos varias operaciones al día.

Esto es así, porque el hecho de poder usar una cuenta demo durante dos semanas, por ejemplo, nos permite un número bastante aceptable de operaciones de las que sacar algún resultado estadístico apreciable y saber si nuestra estrategia es tan buena como parecía en el momento que la estudiamos.

Sin embargo, aquí hay una serie de problemas.

Las cuentas de demostración a veces no traen los llamados deslizamientos (slippages), y nos dan unas condiciones de operación ligeramente mejores que las de las cuentas reales. Esto puede resultar que luego de un gran número de operaciones, nuestro resultado real se vea mermado por el coste acumulado de esas pequeñas variables que se dan en la realidad.

Por ejemplo, en la práctica podemos encontrarnos con que no tenemos deslizamientos, mientras que en la misma operación real en la divisa X, tenemos un deslizamiento o slippage de 10 pipos.

Otro caso importante donde las cuentas de demostración no son del todo eficientes es en el caso del trading automático, tan conocido y popular en el mundo del Forex mundial.

El hecho, es que la mayoría de las estrategias que salen al mercado han tenido sus test en condiciones de demostración, normalmente con unos resultados espectaculares, de los cuales presumen, y aprovechan para vender esos sistemas.

Es más, los sistemas automáticos, ni siquiera usan cuentas de demostración, sino que hacen test históricos de datos de años atrás.

El problema es que esos test, no tienen en cuenta varios datos del mercado real.

Por ejemplo, en los mercados reales se producen fuertes deslizamientos o slippages, que a veces son muy grandes, en particular durante anuncios importantes o en condiciones de mucha volatilidad, o por la noche.

Demo trading fiable

Muchos de esos datos no son tenidos por los estudios realizados, resultando en rentabilidades muy grandes, con lo que los desarrolladores suelen pensar que han descubierto grandes sistemas, sobre todo cuando son novatos.

Con el paso del tiempo, los desarrolladores se van dando cuenta de que esos resultados en el “demo” o test no van a ser los mismos que en el trading real, y el sistema que les daba un 100% anual de ganancia en los últimos cinco años, les da un 10% de media de pérdida en los cinco siguientes una vez abren cuentas reales; o los clientes que compran esos sistemas, pensando que van a ganar el 100%.

Haz click aquí y abre una cuenta desde 5 USD con uno de los mejores brokers del mercado

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

Sin embargo, y a pesar de estas puntualizaciones del nicho particular del trading automático, volvemos a insistir que usar cuentas de demostración es algo con mucha utilidad en esos mercados derivados.

Nos pueden servir para ver si nos gusta una plataforma o no, o si el bróker parece bueno o no.

Podemos comparar incluso entre algunos brokers.

Y lo más importante, podremos practicar nuestro plan de trading.

Pues no podemos dejar de recordar, que sin plan de trading no se debe intentar abrir una cuenta ni de demo ni real. No se debe operar a lo “loco”, pensando que de alguna manera vamos a batir al mercado con nuestra intuición.- Eso no sirve.

Antes de abrir una cuenta real, deberíamos abrir una cuenda de demostración, y antes de abrir una cuenta de demostración deberíamos tener un plan de trading y las cosas muy claras con lo que vamos a hacer.

El trading es un mundo muy difícil y peligroso para los traders novatos.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.