Las comisiones de Bolsa

Comisiones por operar en Bolsa

Cuando queremos invertir en bolsa tenemos que hacer frente al pago de varias comisiones a nuestros agentes, los brókers.

Las comisiones varían según el tipo de bróker con el que deseamos invertir. No tendrán nada que ver las comisiones de los futuros con las comisiones de las opciones binarias, (las cuales en teoría no tienen comisiones) por ejemplo.

La comisión más básica y típica de la bolsa es la que se aplica a la compra y venta de acciones, futuros u opciones tradicionales. Esta comisión suele ser una cantidad calculada en base al nominal que contratemos y que variará de manera sustancial según el bróker que contratemos.

Además, muchos brokers de acciones nos pondrán un mínimo de comisión, por ejemplo de 8€.

Comisiones en Bolsa

En las acciones esto funcionará así: compramos 50 acciones de la acción X que cotiza a 100 y pagamos 5.000 €.

La comisión de esta operación es el 0,1% de la compra, y el bróker nos debería cargar 5 €. Como se comentó, muchos brokers tendrán una comisión mínima, de tal manera que pagaremos ese mínimo en caso de que la cantidad resultante no llegue al mismo.

Supongamos que en nuestro bróker ese mínimo es de 10 €, por lo que pagaríamos esa cantidad en la compra. Si la misma hubiera sido de 200 acciones, habríamos pagado 20 € (0,1% de 20.000).

La misma cantidad tendremos que pagar cuando vendamos, siempre y cuando el precio de la acción continúe igual. Si la acción sube a 1000, entonces tendremos que pagar 100 € de comisión en la venta (0,1% de 100.000).

Comisiones acciones

Los brokers de acciones suelen tener otras comisiones que en ocasiones son tan o más importantes que las de compra venta, sobre todo para aquellos inversores que quieren mantener las inversiones a largo plazo.

Estas son las comisiones de mantenimiento y administración de la cuenta, las cuales serán una pequeña cantidad trimestral, cuatrimestral, semestral o anual que se irá sumando a nuestros gastos todos los años de inversión.

Esto es importante estudiarlo bien si decidimos mantener una cartera a largo plazo, ya que las diferencias entre brokers son grandes.

Aunque a veces puede no merecer la pena elegir un bróker sin este tipo de comisiones, ya que muchos de los que no las cargan tienen las acciones extranjeras, por ejemplo, en cuentas ómnibus, las cuales están a nombre del bróker. Y esto crea una pequeña inseguridad jurídica para algunos inversores en caso de quiebra del bróker.

Aunque los casos de quiebras de brokers de acciones son casi inexistentes.

Suelen quebrar más los brokers de derivados, donde sí se dan problemas en ocasiones para recuperar el dinero.

En teoría, el que la cuenta sea ómnibus tampoco debería significar que se perdiera el dinero, salvo que el bróker y sus trabajadores hicieran movimientos totalmente fraudulentos.

Comisiones de futuros y opciones.

Los futuros tendrán una estructura de comisiones simple.

La comisión básica de los mismos es la de compra venta (round turn), la cual nos cobrará el bróker cada vez que compremos y vendamos.

En estos no hay comisiones de administración.

Para aquellos que quieren hacer day trading el coste de las comisiones es crucial.

Sin embargo, para alguien que se dedique a hacer swing trading o mantener operaciones algunas semanas, este coste deja de ser tan importante, siempre que se mantenga dentro de unos márgenes, por supuesto.

En las opciones financieras tradicionales, el coste de las comisiones será el que pagamos a la hora de comprarlas y venderlas.

No obstante, si tenemos que ejercer la opción por mantenerla hasta el final, tendremos que hacer frente a los gastos de corretaje de la bolsa para el subyacente correspondiente, normalmente accioness.

Comisiones de CFDs y Forex

Las comisiones de los CFDs y el forex suelen ser similares, dependiendo de los brokers.

Hay unos brokers que nos cobrarán comisiones por la compra venta de CFDs o divisas de manera parecida a las acciones y los futuros.

Por ejemplo, por la compra de un lote de forex de 100.000 EURUSD, hay brokers que nos cargarán una comisión de 5 $ total (2,5 ida y 2,5 vuelta).

¿Operar en Bolsa sin comisiones?

Otros brokers nos incluirán las comisiones en el spread.

Esto se traduce que en los pares de forex, por ejemplo, vamos a tener un spread superior al del mercado.

El bróker cobrará su comisión de esa manera.

Por ejemplo, tenemos el EURUSD a 1.1355/1.1357. Ahí el bróker nos está cobrando el spread de dos pipos en ese par, que en un bróker que cobra comisiones puede estar en 1.1355/1.1356, es decir, con un pipo menos.

Ese pipo, aunque no lo parezca, supone un coste, en este caso de 10$, por lo que vemos que cada pipo adicional en un spread supone un coste importante.

Lo mismo ocurre con los brokers de CFDs de acciones, muchos de los cuales incluyen la comisión en el spread, con lo que tendremos un spread en la acción superior al de los brokers que sí nos cobran comisión.

En muchas ocasiones el coste de este spread será superior al conjunto del spread y la comisión en los brokers que la cobran.

Aunque los brokers que ofrecen la comisión en el spread suelen ofrecer condiciones más flexibles, y por tanto mejores para el pequeño operador.