Las mejores maneras de invertir en plata

La plata siempre se la ha conocido como la hermana pobre del oro.

Esto es algo que viene de muy atrás en el tiempo y que tiene que ver con cuestiones de mercados naturales. Es, pues, lo que determinó el mercado durante milenios de libre albedrío.

¿Invertir en plata o en oro?

El oro es más vendible y más apto para la acumulación de capital.

Por decirlo de alguna manera, el oro que se puede acumular en una unidad de espacio tiene mucho más valor y pesa más que la misma cantidad de plata, por no decir, que es mucho más “extraño” que esta, siendo menos abundante y difícil de encontrar.

Pero esto no quiere decir que la plata sea una mala inversión per se.

Simplemente que el oro fue – y es – considerado como dinero superior.

Es bueno invertir en plata

Sin embargo, cuando nos centramos en el mundo de la inversión y la especulación, puede resultar que la plata nos proporcione mejores oportunidades de rentabilidad que el oro, así como mayores posibilidades de grandes pérdidas.

Esto es fácil si vemos el comportamiento de la misma en las últimas décadas.

Siempre que el oro tuvo un gran mercado alcista, la plata también lo tuvo, y de hecho, bastante superior al del oro.

Lo mismo para los mercados bajistas.

Por lo tanto, aquellos interesados en obtener grandes beneficios de un futuro gran mercado alcista del oro deberían considerar el invertir en plata, o al menos diversificar en ambos metales.

Lo plateado está por todos los rincones de la sociedad
Lo plateado está por todos los rincones de la sociedad

Podemos asegurar que el potencial de beneficio y rendimiento de la plata es mucho mayor.

Además, por lo que comentamos arriba, es mucho más barato comprar una onza de plata que una onza de oro, cosa que hace de la misma un instrumento más accesible para el hombre de la calle.

¿Cómo comprar plata?

Hay muchas maneras de comprar plata en el mercado.

Vamos a enumerar algunas de ellas:

Invertir en plata comprando joyas

Un método no muy eficiente pues perdemos gran parte del valor del metal en cuestiones comerciales de “joyería”.

Método que sin embargo, sigue de manera subliminal buena parte de la población al comprar joyas y luego guardarlas en el joyero. Esto ha salvado muchas economías familiares en épocas de crisis.

Invertir en monedas de plata

Quizá el método más efectivo y seguro de todos, pues nos aseguramos la posesión del metal en cuestión, cosa que puede ser de gran utilidad en casos de extrema necesidad como pueden ser una guerra o una revolución en el país, con las consiguientes destrucciones del sistema monetario de papel del momento.

En esos momentos de estrés financiero – y no financiero – el único elemento que sobrevive son las posesiones físicas de los metales, entre otras, que nos permiten tener un capital fuera del alcance de las autoridades monetarias, las cuales pueden, por otro lado, eliminar el valor de un billete de papel a su antojo.

No poca gente salvó sus vidas huyendo de Rusia en el golpe comunista gracias a las monedas de oro y plata.

Hay gran cantidad de webs que se dedican a la venta de plata, tanto nacionales como internacionales.

Este tipo de webs y negocios son muy populares en los Estados Unidos y el público anglosajón, con numerosas cámaras de seguridad en diferentes países del mundo.

Un clásico en esto es Suiza.

Un ejemplo de una de estas webs es goldmoney.

Aunque lo más popular es la compra física de monedas antiguas en todo el mundo.

Acciones plata

Aquí tenemos una gran variedad de opciones.

La primera y más lógica es la compra de acciones de empresas mineras de plata evidentemente.

La segunda y más novedosa, la cual está de moda en los últimos años en los mercados de inversión, es la compra de ETFs, relacionados con la plata, que pueden ser en el metal en sí, como el SLV, o ETFs sobre acciones mineras y del sector, lo cual vendría a ser como una especie de fondos de inversión, pero con las particularidades de los ETFs.

Aquí tendremos que tener cuidado con que, por ejemplo, los ETFs de la plata como materia prima no nos garantizan al 100% que poseamos esa plata en sí.

Aunque, a decir, verdad, tampoco el tener la plata en una cámara de Suiza nos garantiza que nos la devolverán. La única garantía es cuando tenemos la plata en la mano.

Invertir en futuros de la plata

Uno de los mercados de futuros clásicos del espectro de las materias primas son los futuros del COMEX americano, sobre todo el del oro, pero también el de la plata, los cuales son de los más movidos de todo el conjunto de las materias primas.

Sin embargo, estos mercados son más apropiados para la especulación que para la inversión a largo plazo, evidentemente.

Una de las maneras en las que quizá si se pueda invertir en estos mercados es mediante los futuros gestionados de los mismos, para los cuales hay algunos expertos en los mercados internacionales.

Además, las estrategias de cobertura de inversión que usan los futuros de plata son muchas, por lo que este instrumento no deja de tener su importancia a la hora de la inversión a largo plazo.

Invertir en CFDs y Forex de plata

Tanto en el mundo del forex, como metales al contado, o en los CFDs, como el mismo término lo indica, se puede especular y hacer trading con plata.

Al igual que con los futuros, estos instrumentos no podemos considerarlos para inversión a largo plazo, siendo el medio plazo como mucho lo que podríamos hacer.

Estos instrumentos han tenido y tienen una gran popularidad desde hace unos años debido a la facilidad para la operación de los mismos con respecto a los futuros, cuyos tamaños de contrato son mucho mayores.

Invertir en plata con las opciones binarias

Una de las últimas opciones con más popularidad en los mercados financieros es la especulación en plata con las opciones binarias.

En este caso, y con más razón aún que con los futuros y los CFDs, Forex, podemos decir que las opciones binarias son instrumentos de especulación o trading y no de inversión.

No podemos hablar de inversión en operaciones de un minuto.

Invertir en plata a largo plazo

Como vemos, las opciones de invertir en plata son muy amplias, lo que puede valer para los innumerables perfiles de clientes que haya en el mercado.

Podremos intentar buscar beneficios a muy corto plazo con la misma, por ejemplo usando opciones binarias, o podemos comprar plata física e intentar obtener beneficios a largo plazo.

De todas las maneras tendremos riesgos.

Sin embargo, hemos de recalcar que la plata es uno de esos elementos que siempre va a tener algún valor, pase lo que pase.