Los principios de la Teoría de Dow

La Teoría de Dow fue la primera gran teoría del Análisis Técnico de los mercados financieros, siendo considerada como el comienzo de dicho análisis tan importante  hoy en día.

Su autor fue Charles Henry Dow un editor del siglo XIX que se dedico a publicar editoriales en el Wall Street Journal explicando sus conclusiones sobre los patrones que seguían los precios en los mercados de acciones, sobre todo para determinar las tendencias de los mismos.

Principios teoria dow
Charles Dow

Esta teoría nació de la recopilación de esas editoriales.

Como vemos la misma no nació de un libro ya que este autor no escribió ninguno sino de la acumulación de su saber en los artículos que fue escribiendo en su vida.

Esta es una de las teorías más usadas de la historia de la Bolsa y no sin razón.

La misma tiene unos fundamentos que la hacen funcionar de una manera bastante certera en los mercados.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta teoría está basada en las variaciones de los precios de largo plazo sin que la podemos aplicar con certeza en los periodos de corto plazo.

Es fácil entender la importancia de esta teoría con solo mirar el nombre y darnos cuenta de que el índice Dow Jones debe su nombre al autor de la misma.

Esta teoría crea el fundamento de la existencia de patrones dentro del seguimiento de los precios de los mercados.

Por eso con la misma se comprende la posible utilidad del Análisis Técnico y como este nos puede ayudar a tomar mejores decisiones de inversión.

Seis principios de la Teoría de Dow

Esta teoría es baso en el cumplimiento de seis principios básicos que se daban para formar los patrones que daban lugar a la formación de los mercados alcistas y bajistas.

Es decir que con estos principios podríamos anticipar con bastante certeza cuándo van a tener lugar el comienzo de los grandes mercados alcistas o bajistas.

Como podéis ver, saber eso nos puede proporcionar una ventaja bastante importante.

Vamos a ver esos principios básicos de la teoría de Dow:

Primero: Los índices lo descuentan todo

Con esto quiere decir que toda la información ya está incluida en los precios del mercado general.

Es decir, que con los precios de los gráficos podemos ver que es lo que ha ocurrido en la Bolsa y que es lo más probable que pueda ocurrir.

Según este principio lo que pasa en la Bolsa no es cuestión de suerte o nada por el estilo sino que las variaciones fundamentales de los movimientos bursátiles ya incluyen cosas importantes que estén pasando dentro de las cocinas de los mercados.

Por ejemplo, si el mercado esta bajista en la acción X es casi seguro que esa empresa este pasando por problemas internos que los de afuera no conocemos. Sin embargo, el hecho de que el precio caiga ya está descontando esos problemas, pues los de dentro sí que saben que existen los problemas y por tanto tienen a vender sus acciones y los de sus familiares o amigos.

Como vemos, siempre que hay un mercado alcista o bajista el mismo tiene su fundamento el cual ya se incluye en el precio.

Segundo: El mercado tiene tres tendencias principales

Aquí podemos ver la Teoría de Dow y sus tendencias aplicadas al IBEX 35

Este principio es importantísimo pues nos está ya hablando de la existencia de un determinado patrón que se va a cumplir con más o menos regularidad.

Estas tres tendencias son la: Primaria, Secundaria y Menor.

  1. La Tendencia Primaria es la principal del mercado y debería durar entre un año y tres aunque podría variar en varios casos. Por ejemplo, esta tendencia la podemos ver claramente en los mercados alcistas y bajistas de las bolsas mundiales. Los alcistas suelen durar de 2 a 7 años y los bajistas de seis meses a dos años o tres.
  2. La Tendencia Secundaria suele durar entre 3 semanas y 3 meses la cual vendría a ser una tendencia de corrección dentro de la Primaria. Por ejemplo, la caída de un 10% en el Dow Jones en medio de un mercado alcista de 4 años.
  3. La Tendencia Menor, la cual está dentro de la Secundaria y suele durar menos de tres semanas. Esta es más difícil de ver que las dos primeras pero es bueno saber que existe.

Como dijimos al principio, aquí la clave va a estar en identificar cuando va a comenzar o terminar la Tendencia Primaria. Sabiendo eso tendremos una gran posibilidad de hacer una gran operación.

Identificar las otras dos tendencias es mucho más complicado.

Las Tres fases primarias de las diferentes tendencias, sobre todo la Primaria.

Dow solía decir que en una Tendencia Primaria habría tres fases internas de: acumulación, de participación pública y de exceso.

Haz click aquí y abre una cuenta desde 5 USD con uno de los mejores brokers del mercado

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

En caso de que la Tendencia Primaria fuera bajista lo que tendríamos seria: una de distribución, de participación pública y de pánico.

Como vemos esto es pura psicología de masas de los mercados, una de las teorías más útiles que podamos usar en la inversión en Bolsa.

Esto es parecido a lo que contaba André Kostolany con sus fases de alzas y descensos cuando explicaba que en los picos solo compraban los tontos, los equivalentes a la fase de “exceso”.

Por el contrario, en la fase de pánico es cuando más convendría comprar, justo cuando todo el mundo está con miedo y vendiendo a precios baratos.

Cuarto principio: el de confirmación.

En su momento Dow utilizo dos índices para identificar cuando se daba el final o comienzo de una tendencia con más factibilidad.

Esos índices eran el Dow Jones Industrial y el del Ferrocarril, que hoy en día seria el de transportes.

Básicamente, para simplificar, según Dow el mercado cambiaria de tendencia de manera definitiva solo cuando ambos índices confirmaran el cambio.

Si solo lo hacia uno de ellos se estaría en un punto de “duda”.

Por lo tanto en una tendencia al alza tanto el Industrial como el Transportes deberían ir marcando máximos históricos de manera casi paralela.

Quinto Principio: el volumen ha de confirmar lo observado en la tendencia

Supuestamente el volumen debería confirmar la Tendencia Primaria.

A medida que esta continúa el volumen debería aumentar tanto en una alcista como bajista.

Esto también tiene su parte psicológica.

Cuando la bolsa sube más gente se vuelve optimista y está dispuesta a participar en el ascenso de la misma y lo contrario cuando la Bolsa baja, en cuyo caso aumentaría el deseo de vender de los inversores a medida que el mercado continua el descenso. De tal manera que al final del descenso el miedo es total, pues en ese punto son ya muchos los que están liquidando desesperadamente pensando que llega el fin del mundo, cuando lo que casi siempre ocurre es que llegado un momento y cuando el precio de las acciones refleja un precio más barato lo que tenemos es el suelo del mercado bajista.

Sexto principio: la tendencia está vigente hasta que dé muestras definitivas de no estarlo

Este es el momento cumbre y más importante de esta Teoría, el momento en el que deberíamos ser capaces de identificar el punto de inflexión.

Si somos capaces de hacerlo tendremos una ventaja bastante fuerte a la hora de posicionarnos para la próxima Tendencia Primeria.

Para ver los principios o finales de esta gran tendencia sería útil acudir a indicadores como el MACD, el RSI o las Medias Móviles de largo plazo, las cuales nos podrían ayudar a identificar un cambio de tenencia de carácter fundamental.

Conocer los fundamentos de la Teoría de Dow no está nada mal para iniciarnos en el mundo de la Bolsa con una mejor base de lo que suele pasar en la formación de las grandes tendencias de mercado, que al final pasar por ser algo fundamental en el mundo bursátil.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.