Mark Ritchie. Religión y trading. God in the pits

Mark Ritchie es uno de los fundadores de la empresa de trading de opciones CRT que funfó con su hermano Joe Ritchie. Ambos son entrevistados en el libro The New Market Wizards de Schwager.

Mark es el autor de un libro, God in the pits, que hace referencia a su profunda creencia en Dios y como este influye en su vida.

No es que Mark se considerase un dios del trading o algo así.

El mismo, es un libro bastante personal, el cual no es del agrado de muchos que piensan que van a ver los secretos del Santo Grial del trading, pero no por ello deja de ser un libro interesante.

Inversión, trading y religión

Sus inicios no tuvieron nada que ver con el trading. Cursó estudios religiosos. Pero fue gracias a su hermano y una visita que tuvieron al parqué de futuros de Chicago lo que le hizo ver que el trading era a lo que quería dedicarse.

Desde luego no le hicieron falta estudios ridículos de ningún tipo para llegar a ser un gran profesional.

Fue un especialista del mercado de soja en la pista de Chicago por muchos años y más tarde se pasó a operar desde su casa, para acabar fundando junto con su hermano, la que fue en su tiempo la principal empresa en el comercio de opciones del mundo: la CRT, la que acabaron vendiendo años más tarde.

Vamos a comentar algunas de las mejores cosas que dijo en la entrevista, que no tiene desperdicio.

Yo diría que más o menos el 10% tiene buenos resultados, y quizá el 1% tiene unos resultados magníficos. Pero es solo una estimación a ojo.

Como se puede ver, no es nada difícil caer entre la categoría de los perdedores. Si hasta un trader de los parqués de futuros nos dice que cree que solo el 10% tiene resultados aceptables, imaginad como será el 90% restante.

Hay que intentar pertenecer a ese 10% al menos.

Mucha gente que está en este mundillo que se hacen pasar por exitosos, en realidad son un completo fallo. Sé de una persona en particular que a día de hoy escribe artículos en publicaciones de la industria y que es mencionado a menudo por la prensa, y sin embargo es un completo fracaso como trader.

Esto es algo típico en muchas facetas de la vida. La típica fanfarronería que tienen muchos cuando presumen de sus logros.

Normalmente, cuanto más presume una persona más desconfianza nos debería dar.

Esto es algo así como las típicas empresas de asesoría de inversión con sus comerciales con la autoestima por las nubes que te prometen que conseguirás convertir 10.000€ en cifras astronómicas con el paso de unos años gracias a sus infalibles sistemas de inversión.

Y cuanta gente cae en estas cosas dios mío.

Tienes que estar dispuesto a pensar de manera clara y actuar de manera decisiva en medio de un pánico. Los mercados que se vuelven locos son los que presentan las mejores oportunidades.

Pocos años ofrecen oportunidades de ganancia tan espectaculares como el 2008 si uno sabe operar y tiene sangre fría.

En años como ese puedes hacer lo que tardarías 3 en otras condiciones.

Peligro y mercados

Ojo, porque el riesgo también es grande.

En particular, yo soy de la opinión que llegado un cierto momento de volatilidad extrema, como en los momentos más locos del 2008, casi que lo mejor es retirarse del mercado y esperar a que baje un poco la volatilidad.

Esto es porque si estás apalancado puedes llevarte una sorpresa desagradable si cierran los mercados por algunos días debido al colapso en ciernes.

Algo así como ocurrió en Islandia.

Cualquier oportunidad de inversión que todo el mundo esté haciendo, es por definición una mala idea. Yo recomendaría siempre hacer lo opuesto.

Esto me recuerda a cosas como la burbuja inmobiliaria en España.

Cuando en 2006 si no te habías hipotecado, la gente te miraba como un bicho raro. O, el hecho de que la mayoría de jóvenes españoles se decidieran por cursar estudios universitarios, cuando en realidad, la lógica dice que: cuando todo el mundo se va a hacer la misma cosa, lo más normal es que dicha cosa pierda valor.

Los títulos universitarios tenían valor en 1980, cuando no demasiada gente estaba titulada. En el 2010, cuando el número de titulados era dramáticamente superior, la mayoría de esos títulos no valen demasiado.

Haz click aquí y abre una cuenta desde 5 USD con uno de los mejores brokers del mercado

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

El hecho es que muchos aún se creen que esos títulos tienen gran valor, y hablan de ellos como algo místico, que los pone por encima del resto por alguna razón.

Dentro de no mucho, en el fondo de su corazón se darán cuenta del engaño terrible al que fueron sometidos.

La bolsa es parecida.

Encontré una compañía de opciones que era una estafa de venta de opciones al público…Comprarían opciones a 2000$ y las venderían a los clientes a 4000$

El mundo de las finanzas está lleno de estafas de todo tipo, siempre lo estuvo y siempre lo estará.

Hay que desconfiar de todos aquellos que parezcan ansiosos por querer vendernos algo, como suele ser el caso de este tipo de empresas con su técnicas agresivas de llamadas y reuniones personales.

Normalmente, las mejores oportunidades de inversión van a venir de gente a la cual habrá que aproximarse de manera propia y que tengan una buena reputación. Normalmente de muchos años.

En el caso que explica Mark, nos cuenta como los operadores de esa empresa llamarían a potenciales clientes y les intentarían colar opciones como la mejor inversión del mundo.

Ladrones de guante blanco sin duda.

Esta parte de la entrevista vale su peso en oro.

Sí, mi plan es salir del mercado cuando el activo ha descendido un 10% desde su máximo.

Impresionante declaración. Ni falta hace decir que esto no se refiere a operaciones de day trading. Está claro que llegado un momento la operativa de Mark era a medio plazo. Y que dejaba correr sus ganancias de tal manera que solo saldría cuando la corrección fuese segura.

Esto paga muy bien en explosiones alcistas enormes como por ejemplo la del oro de 2010/11; o mejor aún, la de la plata.

Todos los años hay algunas así en algún sector.

Siempre hay oportunidades.

En vez de eso, encontré que el software no valía un duro

Esto es lo que opina básicamente de los que venden sistemas. No creo que haga falta comentar mucho sobre esto.

Después de todo, yo siempre me hago la pregunta: ¿Quién querría vender un sistema que es exitoso?

Y no me valen sistemas que han tenido éxito solo un año en condiciones reales.

Creo que ellos pueden ir con algún mánager de fondos o consejero de inversiones que tenga un récord probado de ganancias. Pero me tomaría muy en serio la parte del contrato que dice: Resultados pasados no son garantía de resultados futuros. También, tampoco creo que puedas hacer dinero a menos que estés dispuesto a perderlo.

Esto me recuerda un problema recurrente del mundo de la inversión. Muchos inversores encuentran un gestor competente y le dan el dinero para invertir.

El pánico del drawdown

Este gestor pasa por tener una mala racha (drawdown) y muchos de esos clientes entran en pánico y salen de la inversión perdiendo una buena cantidad.

Seis meses después de salir, el rendimiento del gestor es del 10% positivo.

Normalmente, un buen consejo para entrar en una inversión de estas es hacerlo cuando se ha producido un pequeño drawdown, y no cuando el inversor lleva 20 operaciones exitosas consecutivas, porque la posibilidad de que se produzca una racha contraria suele ser entonces mayor.

De todos modos lo que dice Mark es cierto.

Uno debe ser consecuente y ser consciente de que se puede perder dinero, y no salir corriendo ante la primera y leve adversidad.

Hay que saber lo que se hace y como funcionan los mercados. Estos no son una línea recta de beneficios constantes. Eso es imposible.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.