Guía definitiva de CFDs ¿Qué son y cómo operarlos con éxito?

¿De qué va esto de los CFDs?

¿Qué significa este término CFD en finanzas?

Bien, en esta guía te voy a contar a fondo qué son estos CFDs en bolsa, cómo funcionan, y lo más importante, cómo operarlos de manera eficiente.

Porque, créeme, hay varias maneras de operarlos, pero unas más eficientes que otras; para el trader, se entiende.

¿Qué es un CFD?

guia sobre cfds en bolsa y como operarlos

Estas siglas corresponden a contrato por diferencia o “Contract for differences”, su traducción en inglés.

El término es bastante definitorio ya que nos dice que estamos ante un contrato financiero, en este caso de tipo OTC (Over The Counter). Este término OTC significa que no están negociados en mercados regulados.

Como todo contrato vamos a tener dos partes: en el caso de las finanzas, el emisor y el comprador del contrato.

El emisor va a ser el broker y el comprador va a ser el trader.

Esta parte del contrato es muy importante pues es lo que diferencia a estos activos de otros en el campo de la inversión y el trading financiero.

Por ejemplo, en el trading de opciones financieras (otro activo) estamos adquiriendo un título por lo cual (la transacción) el broker nos cobra una comisión.

En el caso de los CFDs, repito, estamos adquiriendo un contrato entre nosotros y el broker de manera directa.

¿Por qué?

Pues porque el broker, u otro broker o proveedor de liquidez, es el que está gestionando el precio de ese CFD.

Para que veas la diferencia, en una opción financiera, el broker no gestiona el precio de la misma, sino que depende al 100% del mercado.

El segundo término, “diferencia”, es el que nos describe el objetivo de la transacción.

Es decir, el broker o emisor del CFD se compromete a devolver al comprador la diferencia entre el precio inicial de adquisición y el final en el momento de la venta.

¿Cómo fue el origen de los CFDs?

que significan las siglas cfd

Estos contratos fueron creados a principios de los años 90 del siglo pasado en Londres por Brian Keelan y Jon Wood que trabajaban para UBS Warburg.

Estos contratos de tipo OTC (Over The Counter) aparecieron para facilitar la cobertura en los mercados de renta variable ingleses que ya por la época tenían costes significativos como el “stamp duty”.

Con estos contratos los inversores institucionales podían cubrirse y usar el lado corto del mercado con mayor facilidad de lo que permitía el mercado de renta variable al contado; y todo ello usando solo un pequeño margen.

Sin embargo, no fue hasta poco después, cuando los CFDs mostraron su mayor utilidad: su aparición en los mercados de traders particulares, con un auge espectacular en los años 2000 en el Reino Unido y Australia, luego en Europa y ya por último en buena parte del mundo. Aunque hay que destacar que como producto están prohibidos en los Estados Unidos.

¿Por qué digo esto de la mayor utilidad de los CFDs?

Lee el siguiente apartado y lo entenderás.

¿Cómo funcionan los CFDs?

El CFD es un producto sintético que se forma para seguir el precio de un activo financiero, el cual puede ser: acción, futuro, índice bursátil, materia prima, divisa, criptomoneda, bono, opción financiera, etcétera.

Básicamente esto funciona de la siguiente manera:

Haz click aquí y abre una cuenta desde 5 USD con uno de los mejores brokers del mercado

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

El broker analiza el mercado y ve que para operar el S&P500 hay diferentes posibilidades:

  • Operar el futuro
  • Operar las opciones financieras del SPY (ETF del S&P500)
  • Operar el ETF

Como ya expliqué de manera exhaustiva en las guías de futuros y opciones financieras, esos títulos son de una magnitud bastante grande y no son recomendables para el trading de pequeños inversores u operadores.

Para los inversores y operadores profesionales e institucionales no hay tanto problema en operar esos activos pues sus cuentas se miden en cientos de miles y millones de dólares.

El caso de los traders particulares es diferente, y es aquí donde los CFDs adquieren la importancia que hoy tienen en el mundo del trading.

El ETF es un instrumento que permite más flexibilidad pero aún así suele tener unas comisiones significativas para volumen pequeño, y además es un instrumento sin apalancamiento, lo que le hace que no sea atractivo para la mayoría de traders.

Por lo tanto el broker decide que puede crear un contrato por diferencia del S&P500, en el cual aplicará una diferencia entre ese contrato y el precio oficial, de tal manera que el broker tiene un incentivo para ganar dinero y el trader, si considera que el contrato es justo, puede ganar dinero si acierta la dirección del mercado.

Por ejemplo, la cotización del futuro del S&P500 es de 2.700,25/2.700,50.

El broker decide ofertar un CFD de ese futuro pero con cotización de 2.700,15/2.700,60.

El primero de los precios es el de venta y el segundo es el de compra.

Como vemos, la diferencia entre el precio de venta y compra (el spread) es superior en el CFD con respecto al del futuro cotizado en el mercado oficial.

Esa diferencia es lo que el broker o emisor de CFD va a conseguir como comisión y es lo que le motiva a ofrecer dicho contrato.

¿Pero por qué operar el CFD del SP&500 en lugar del futuro si este tiene un coste de operativa más barato?

Pues por lo que dije antes: porque el futuro de ese activo es un contrato con un nominal que normalmente vale 100.000 dólares o más, mientras que el CFD puedes negociarlo con un nominal de que vale lo que el índice, es decir en ese ejemplo, unos 2.700 dólares.

Por ejemplo, si tenemos una cuenta de 800 dólares, algo que puede tener la gran mayoría de traders particulares, te va a interesar más operar el CFD.

Con ese tipo de dinero ni se te ocurra intentarlo en los mercados de futuros porque no vas a durar mucho.

En mi opinión no se debería intentar operar los futuros con cuentas de menos de 40 o 50 mil dólares, y aún así más nos valdría saber lo que estamos haciendo.

Por ejemplo, con una cuenta de 5.000 dólares puedo operar el índice del S&P500, el oro, el EURUSD, Apple, Inditex e incluso Bitcoin al mismo tiempo de una manera bastante eficiente si lo hago con CFDs.

Con futuros para operar esos activos necesitaríamos una cuenta de no menos de 100.000 dólares en mi opinión.

Es por ello que el éxito de los CFDs para el mercado de traders particulares es lógico.

CFD ejemplo

ejemplo con cfds de acciones

Vamos a ver un ejemplo sencillo de cómo funcionan los CFDs.

En este caso escogemos la negociación con CFDs de acciones del Santander, una de las acciones más populares del mercado español.

Suponemos que somos un trader de ese país y que tenemos una cuenta de 2.000 euros.

Santander cotiza así: 4,036/4,044.

Pienso que Santander va a subir en las próximas semanas y compro 1.978 CFDs de acciones de Santander.

En este caso estaría haciendo un uso del apalancamiento de 4:1 por lo que sería una operación aceptada (el apalancamiento máximo puede ser de 5:1).

Como compro a 4,044 el valor de mi posición es 7.999,03 euros.

En este caso no pago comisión extra pero fíjate en una cosa:

Si decido vender al instante liquidaré los 1.978 a 4,036 (suponiendo que el precio no se haya movido todavía), lo que me daría un valor de 7.983,20.

Habría perdido 15,82 euros.

Esa sería la comisión que me aplica el broker de CFDs, ya que lo hace en forma de spread.

Esto es para que veamos que los CFDs sí tienen comisiones, aunque estas vengan en forma de spread en la mayoría de las ocasiones.

Bien, nos olvidamos de este ejemplo de la venta instantánea y damos por hecho que mantuvimos la posición por unos días.

El precio comenzó a subir los días siguientes y se fue a 4,4 euros 5 días más tarde, cuando decidimos vender y recoger beneficios.

Vendemos los 1.978 CFDs a 4,4 obteniendo: 8.703,2 euros.

El beneficio bruto sería: 8.703,2 – 7.983,20 = 720 euros.

A esa cifra tendríamos que restarle el coste del swap (financiamiento) de esos días. Supongamos que el coste del financiamiento anual es del 8,57%. Si aplicamos ese coste a 5 días tendríamos aproximadamente unos 9,3 euros de gasto.

Resultado neto total = 720 – 9,3 euros (swap) = 710,7 euros.

Eso es un rendimiento del 35,5 % para nuestra cuenta de 2.000 euros iniciales.

De haber hecho la operación con acciones al contado habríamos obtenido un rendimiento aproximado el 8,7%.

Como vemos la diferencia es significativa.

Pero claro, no te pienses que vas a ganar siempre.

Al igual que puedes ganar también puedes perder.

¿Son seguros los CFDs?

son los cfds seguros

El hecho de que se trate de contratos OTC no operados en mercados centralizados hace que los mismos queden a discreción del broker con el que negociamos.

Es decir, las operaciones entre el cliente y el emisor de CFDs no serán registradas en ningún organismo independiente lo que hace que exista la posibilidad de que algún broker pueda decidir hacer trampas y manipular los precios para ganar más dinero.

Eso, desafortunadamente, es posible.

Afortunadamente, hoy en día, los brokers que están registrados en regulaciones de países avanzados son bastante transparentes con la oferta de sus precios en los CFDs.

Por eso es muy importante que a la hora de negociar CFDs intentemos escoger brokers de prestigio como la gran mayoría de los que están regulados en el Reino Unido, Australia o España, por ejemplo.

En muchos casos y en los mejores brokers vamos a poder operar con precios de mercado reales, y lo único que hace el broker es cobrarnos una comisión mayor, ya sea en término de tasa o de spread.

Con respecto al tema de la seguridad del trading en sí, es obvio que como instrumentos financieros que son, no son del todo seguros, ya que estamos en unos instrumentos que implican riesgos.

Es decir, son productos peligrosos y ese peligro es mayor porque permiten el uso de negociación con apalancamiento.

Eso lo saben los traders que deciden negociarlos que saben que son mercados en los que se puede ganar o perder.

Imagina que no fuera un mercado “peligroso”, en el que no puedes perder tu dinero.

Pero el problema de un mercado no peligroso es que tampoco vas a ganar dinero.

Entonces:

¿Qué incentivo tendríamos para intentar negociar?

Ninguno.

El riesgo implica peligro pero también implica posibilidades de ganancias superiores.

Todo producto con apalancamiento es peligroso:

  • Los futuros son peligrosos también, de hecho para traders pequeños son mucho más peligrosos que los CFDs (por lo que dije antes del tamaño de los contratos)
  • Las opciones financieras son muy peligrosas también
  • Los warrants son peligrosos
  • El que pide prestado 50.000 dólares para poner un negocio también está haciendo algo muy peligroso: el negocio puede no funcionar y acabar arruinado debiendo 50.000 dólares al banco (caso que ocurre bastante a menudo porque la mayoría de empresas cierran al cabo de un tiempo)

Las acciones, bonos o ETFs, aunque no tienen apalancamiento también son peligrosos, pero obviamente menos. Aunque depende de qué acciones negociemos también. Por ejemplo, si negociamos penny stocks (chicharros) podemos doblar la cuenta o perder el 100% de nuestro dinero en cuestión de días.

Por lo tanto, son productos peligrosos pero también lo es cualquier forma de emprendimiento que requiere poner dinero.

Regulación de los CFDs: la ESMA europea del 2018

Los brokers de CFDs están registrados en los principales reguladores del mundo.

En países como Estados Unidos, como comenté, no están permitidos.

La regulación más importante al respecto de estos mercados ha venido de la mano de Europa, la región con más  tradición en estos contratos, en especial el Reino Unido.

Dicha regulación implantada en 2018 por la ESMA obliga a los brokers de CFDs de declarar el número de traders que pierden cada trimestre en todos sus anuncios y en sus webs respectivas.

Como muchas de las regulaciones estatales, dicha regulación tiene un carácter totalmente paternalista, con el supuesto objetivo de proteger a los traders de unos productos que supone muy peligrosos.

Es cierto pero como dije antes, también es peligroso operar: futuros, opciones financieras, warrants, etcétera.

De hecho, estoy seguro que las cifras de traders perdedores en futuros y opciones financieras son similares a las que se dan en los CFDs.

Apalancamiento de los CFDs

El otro gran punto en el que la ESMA afectó a los CFDs en Europa fue el hecho de reducir el apalancamiento máximo de los instrumentos, con el objetivo de hacer menos peligroso el trading.

De esta manera el apalancamiento para los brokers y traders europeos a partir del 2018 quedó así:

  • Pares mayores de Forex: 30 a 1 (quédate con este detalle que te explicaré luego)
  • Pares menores de Forex, oro e índices bursátiles mayores: 20 a 1
  • Índices menores y materias primas: 10 a 1
  • Acciones: 5 a 1
  • Criptomonedas: 2 a 1

Sin embargo, esto solo afecta a los que residen en esa zona.

No afecta a los brokers o clientes que residen o tienen filiales en otras áreas del mundo.

Por ejemplo los brokers australianos ofrecen apalancamiento sin restricciones a los traders del mundo.

De la misma manera, los clientes latinoamericanos pueden abrir cuentas en brokers del resto del mundo sin restricciones tampoco.

El apalancamiento típico que se da en estos brokers internacionales va de 100 a 200:1, con casos incluso superiores.

No obstante he de decir que estos apalancamientos son totalmente innecesarios.

No estoy de acuerdo con la normativa de la ESMA, porque básicamente daña a la industria de CFDs europea, en favor de las de otras regiones y de los brokers de futuros y opciones internacionales.

Pero con los apalancamientos que se han impuesto en Europa todavía es posible hacer trading efectivo sin problemas.

Otra cosa sería que deciden restringir más aún el apalancamiento, en cuyo caso el mercado de CFDs europeo correría el riesgo de desaparecer.

Mercado de CFD

los diferentes mercados soportados por los CFDs
CFDs ofrecidos por el broker global Plus500

Los CFDs nos permiten operar en la práctica totalidad de los mercados mundiales.

Hay brokers que solo ofrecen CFDs de unos mercados específicos pero otros brokers globales de CFDs nos ofrecen trading en casi todos los mercados.

Un ejemplo es Plus500, uno de los grandes brokers mundiales donde podremos negociar CFDs de índices, divisas, materias primas, acciones, opciones, etcétera.

Todos estos mercados son ofrecidos en formato CFD y son ofrecidos por este broker británico a los traders de todo el mundo con las condiciones de apalancamiento de la ESMA.

Un consejo que te doy es que mires los precios de los CFDs de algún producto en brokers diferentes y los compares con los del mercado oficial.

En todos esos brokers vas a ver que la mayoría ofrecen precios ligeramente diferentes, y que los mismos, en muchos casos no son los mismos que los del activo al contado.

Estas diferencias tienden a ser mínimas pero es una manera en la que puedes ver que estás negociando en este tipo de mercados.

Vamos a ver de manera resumida cómo es el trading de CFDs en los productos más populares.

CFD sobre divisas

¿Qué es un CFD en Forex?

Si te fijaste en el aparatado del apalancamiento de la ESMA viste que puse una nota en cuanto a la restricción impuesta en el de divisas.

Esa restricción es importante para entender la dinámica del trading de Forex minorista a nivel no solo europeo, sino mundial.

Esto lo digo porque existe una especie de mito que dice que el Forex es el mercado más grande del mundo y cosas así que no hacen honor a la verdad, o al menos no desde el punto de vista del trader.

Es decir, cuando el trader minorista negocia el mercado de divisas en un broker típico de Forex es porque ese trading es en modo de CFDs.

¿Qué quiere decir esto?

Que el trader no está negociando “el mercado más grande del mundo” sino un contrato del precio de una divisa en particular con el broker en cuestión.

En este sentido el broker funciona como el ejemplo que expliqué al inicio de esta guía.

La cotización del EURUSD en el mercado interbancario puede estar en 1,31105/1,31106.

Lo que hace el broker de CFDs o el emisor del CFD del EURUSD es emitir un contrato que siga el precio del ese activo con un spread superior (o una comisión) que podría quedar con este precio de compra-venta: 1,31102/1,31108.

¿Por qué cuento esto?

Pues porque si te das cuenta la práctica totalidad de los brokers en Europa tienen que implementar el apalancamiento máximo de la ESMA para el trading de CFDs de divisas, lo que quiere decir que el Forex que ofrecen es de tipo CFD, es decir, over the counter.

El broker puede decir lo que quiera, que si es ECN, que si es DMA, o cualquier otra cosa, pero a fin de cuentas lo que está ofreciendo es un contrato CFD.

Así, aclaramos las cosas un poco.

Dicho esto, el trading de CFDs de Forex es quizá el más popular del mundo pues se trata de un mercado enorme en el mundo del trading minorista.

De hecho este mercado OTC de Forex fue el que hizo popular el trading automatizado en el mundillo de los traders particulares.

El trading de Forex está concentrado en los grandes pares de divisas: EURUSD, GBPUSD, USDJPY, EURJPY, USDCAD, USDCHF, AUDUSD, etcétera.

La ventaja que tiene es que la mayoría de los brokers permiten negociar contratos llamados micro, que son de un tamaño de 1.000 unidades.

Tanto si estamos en Europa, con apalancamiento de 30:1, o si estamos en el extranjero, con apalancamiento de 100 o 200:1, es un tipo de trading que permite realizar operativa a cuentas de cientos o pocos miles de dólares o euros de una manera bastante eficiente y con unos costes de trading muy bajos.

En este último punto sí que es cierto que el ser un mercado muy negociado ha hecho que los brokers de CFDs tengan unas condiciones de trading aceptables con comisiones y spreads bajos.

Ahora bien, no por ello te creas que es fácil ganar en los mismos.

El Forex es un mercado bastante más complicado de lo que parece a primera vistas y vas a tener que entrenar mucho antes de poder ser un trader competente.

CFD sobre acciones

Estos son los CFDs que hicieron famoso a este mercado; los que hicieron que dichos contratos aparecieron en el Reino Unido hace décadas.

De hecho, los primeros años de los CFDs en España, por ejemplo, giraban bastante en torno al trading de CFDs de acciones, de manos de brokers clásicos del sector como Hanseatic Brokerhouse (ya desaparecido).

Hoy en día siguen siendo CFDs bastante populares pero ya no tienen el apalancamiento de antaño que en casos podía llegar hasta 20:1.

El apalancamiento actual, como vimos con la ESMA, se ha quedado en 5:1, pero sigue siendo más que suficiente para hacer estrategias de trading de acciones dinámicas y potentes.

La ventaja de este tipo de trading de CFDs es que en muchos brokers se permite hacer la compra de paquetes muy flexibles de acciones sin que tengamos que pagar comisiones mínimas elevadas, como sí ocurre en muchos brokers de acciones al contado.

Por ejemplo, en un broker de CFDs de acciones típico Apple puede cotizar en 165,00/165,30. En ese mismo broker puedo comprar un CFD de Apple por 165,30. El coste de la operación habría sido la diferencia: 0,30 USD.

Es un coste asimilable.

Por el contrario, el broker de acciones al contado típico va a requerir una comisión mínima de 7 USD por comprar una acción de Apple.

Sí, puede que Apple cotice en 165,00/165,05; que es un spread mucho más bajo.

Sin embargo, como vemos, el trading para cuentas pequeñas en los brokers de acciones al contado es más complicado.

Por no decir que en dichos brokers al contado no podemos operar con ese apalancamiento de 5 a 1.

Como desventaja de los CFDs es que tendremos que pagar un tipo de financiación (swap) por cada día que mantengamos la posición abierta, por lo que cualquier trader inteligente tendrá que estudiar cuanto tiempo puede permitirse mantener la posición antes de que la misma se vuelva demasiado cara.

Evidentemente, si queremos negociar gran cantidad de títulos y tenemos una cuenta muy grande, es probable que sea mejor operar las acciones al contado.

Ahora, si tu cuenta es de unos pocos miles de euros es más probable que el trading de CFDs de acciones sea más adecuado. Eso sí, siempre con cautela y haciendo trading conservador.

El trading de estos activos en CFDs deberían hacerlo solo los que tienen experiencia.

CFD sobre índices

cfds de indices y como funcionan
Oferta de CFDs de índices del broker XTB

Estos CFDs se han vuelto muy populares con los años, de tal modo que casi todos los brokers los ofrecen como uno de los productos esenciales, junto con los de divisas, y algunas materias primas como el oro o el petróleo.

El funcionamiento es sencillo.

Se trata de seguir el precio al contado de los principales índices mundiales en la modalidad más usada.

Y también se ofrecen CFDs sobre futuros de índices bursátiles, en cuyo caso lo que se ofrece es el precio del futuro correspondiente.

La popularidad de estos CFDs se debe en buena medida al hecho de que son contratos de un nominal bastante más pequeño que el de los ofrecidos en los futuros.

Esto los hace unos productos más asequibles para el trader minorista, sin duda.

Además, la mayor parte de los brokers ofrecen trading sin comisiones extra, sino solo con el spread, lo que es otra ventaja importante pues no vamos a tener barreras de entrada con comisiones mínimas prohibitivas.

Desde mi punto de vista son instrumentos muy buenos para hacer trading y formarse como especulador, al mismo tiempo que gozando de unas condiciones aceptables.

CFDs materias primas

Igual que en el caso anterior, estos contratos siguen el precio de los precios al contado o futuros de las materias primas más populares del mundo.

Sin embargo, las materias primas no son los mercados más seguidos a nivel mundial y la mayoría de ellas no son operadas con demasiada frecuencia.

Solo el oro y el petróleo son negociados y seguidos por los traders mundiales de manera significativa.

Las ventajas de estos instrumentos, nuevamente, tiene que ver con el tamaño de los contratos, que en el caso del oro suelen ser de una onza.

Con ello podemos negociar posiciones de unos 1.000 o 1.500 dólares de valor con solo disponer de 50 o 75 USD (margen).

El trading del resto de materias primas, es en la mayoría de los brokers, un poco más caro y no es demasiado atractivo, aunque hay algunas excepciones.

CFDs criptomonedas

que es y como fue creada bitcoin

Este nuevo actor en los mercados mundiales ha sido adaptado rápidamente por los brokers de CFDs.

El principio de oferta de estos productos es igual que en los casos anteriores.

Los brokers de CFDs siguen como referencia a las principales casas de intercambio del mercado y ofrecen los contratos de las respectivas criptomonedas con un incremento del spread para obtener una comisión.

Normalmente el trading de estos contratos de CFDs de criptomonedas es un poco más caro que el de las casas de intercambio, pero por el contrario estos brokers tienen una ventaja enorme: están regulados y no son víctimas de hackeos.

Para el que no conozca el mercado de criptomonedas, el mismo es víctima de continuos hackeos y robos por parte de piratas informáticos que se meten en los sistemas de las casas de intercambio y son capaces de robar dichas divisas.

Esto no ocurre en los brokers de CFDs los cuales trabajan a través de las cuentas bancarias de los clientes, por lo que es casi imposible que un hacker pueda pasar esas medidas de seguridad: el broker no retirará el dinero si no es a la cuenta bancaria inicialmente comprobada del cliente.

Esto hace que mucha gente prefiera invertir y especular en criptomonedas con estos brokers en lugar de las casas de intercambio.

La ventaja del apalancamiento no es tanta porque de hecho muchos de los brokers de CFDs no ofrecen dicho concepto y además muchas casas de intercambio sí que ofrecen. No obstante, con la volatilidad de estos mercados podemos estar seguros que no hace falta que usemos este concepto, al menos por ahora.

CFDs sobre opciones

Estos CFDs no son tan populares como los anteriores pero podemos encontrarlos en algunos de los principales brokers mundiales del sector.

Se trata de unos contratos parecidos a los de las opciones clásicas pero suelen ser calculados y ofrecidos por el broker de manera particular, sin que tengan que seguir necesariamente las opciones ofrecidas en el CBOE.

De las opciones (valga la redundancia) de los tipos de CFDs, a mí es la menos que me gusta.

Diferencia entre futuros y CFDs

ventajas y desventajas de los cfds con los futuros

Si has leído la guía hasta aquí ya comprenderás bastante bien en qué consiste un CFD y que lo que los diferencia de otros mercados como las opciones financieras o los futuros es el hecho de que se trata de contratos no negociados en mercados centralizados.

Los futuros, por el contrario no so OTC, y se negocian y liquidan en mercados regulados de derivados.

Esta es la diferencia fundamental entre estos dos instrumentos.

Se trata de una diferencia enorme porque el hecho de ser un mercado centralizado nos da una garantía de que nuestras operaciones no tienen el más mínimo conflicto de intereses con el broker. Mientras que en los CFDs esa posibilidad existe.

Sin embargo, creo que deberíamos fijarnos más en otras diferencias a la hora de determinar si un mercado nos conviene más que el otro.

El otro detalle que también he mencionado bastante es el del tamaño de los contratos; verdadero punto débil de los contratos de futuros para el trading de tipo minorista.

Vamos a ver las características de los futuros:

  • Mercados centralizados
  • Tienen comisiones más bajas en general (spread + comisiones)
  • El precio es el mismo para todos los participantes alrededor del mundo (característica fundamental del mercado centralizado)
  • Posibilidad de gran apalancamiento intradia, pero mucho menos en trading cuando la operación dura más de una sesión
  • Gran tamaño de los contratos. Tamaño típico: 100.000 dólares

Características de los CFDs

  • Mercados no centralizados (OTC)
  • Tienen comisiones algo más altas que los futuros (spread + comisiones)
  • El precio no es el mismo para todos los participantes (depende del broker y no es el mismo que el del activo al que siguen)
  • Posibilidad de apalancamiento intradia reducida en Europa pero grande en el resto del mundo. El apalancamiento permanece igual para operaciones de más de una sesión
  • Tamaño de los contratos reducido. Tamaño típico: 1.000 dólares

Como vemos en todos estos puntos hay un activo mejor que el otro.

Todo dependerá de lo que queramos hacer y de nuestra situación.

El punto más importante, como dije es el último: el del tamaño.

Si tenemos una cuenta de unos miles de euros o dólares debemos mantenernos alejados de los futuros.

Para hacer trading eficiente hay que usar a rajatabla una buena gestión del riesgo.

En los futuros eso es imposible si no tenemos una cuenta de gran tamaño: 50, 100, 200 mil euros o dólares, etcétera.

Un trader novato puede que no entienda esto pero es de una importancia crucial.

El tema del apalancamiento también tiene su importancia ya que esta es una de las armas que usan hoy en día los brokers de futuros para atraer más clientes inexpertos.

La atracción es perfecta: mercados profesionales (verdad) con márgenes bajos (verdad).

Lo que pasa es que por mucho que eso sea verdad el intentar hacer trading de futuros con cuentas pequeñas es una receta segura para el desastre.

Sí, hay brokers que te dejan operar el futuro del SP500 (nominal de unos 130.000 dólares) con un margen de 1.000 dólares o menos.

Algunos traders inexpertos se emocionan al ver eso y se piensan que va a ser pan comido el poder dominar este mercado.

La realidad es que en la práctica totalidad de las ocasiones esas cuentas no tardan muchos días antes de irse a cero.

El apalancamiento de los CFDs, por otro lado hace que el trading de estos en intradia sea menos arriesgado. Eso unido al tamaño pequeño de los contratos permite a los traders poder operar de una manera más sosegada.

Según mi criterio los futuros los deberíamos dejar para cuando ya podemos operar de manera profesional en cualquiera de los tipos de trading. Mientras no podamos hacerlo es mejor que probemos con instrumentos menos poderosos como los CFDs

¿Qué estas desesperado pro hacer day trading de futuros y tienes una cuenta 5.000 euros?

Mi consejo: guárdatelos en el bolsillo y ponte a hacer trading de tipo virtual sin dinero a ver si tu estrategia es capaz de ganar después de 6 meses de trading.

O en todo caso puedes abrir una cuenta para hacer day trading de divisas, para lo cual solo vas a necesitar 100 dólares o menos, ya que para negociar el CFD del EURUSD en un buen broker vas a necesitar uno 33 dólares para mover 1.000 unidades. Y las condiciones intradia que se ofrecen en forex hoy en día no tienen mucho que envidiar a las de los contratos de futuros.

Si eres un trader con poca experiencia acabarás perdiendo con casi toda seguridad, pero en ese caso solo habrás volado por los aires 100 dólares y no 5.000.

Deja los futuros para los traders profesionales o para cuando tu cuenta y tu experiencia sean lo suficientemente grandes.

Plataforma de trading de CFDs

Descargar metatrader 4 en android
Metatrader 4 para android

 

Para el trading de CFDs vamos a necesitar una plataforma, ya bien sea de PC, móvil o a través del navegador.

Las más populares, obviamente son las de PC y las de móvil.

Aunque desde mi punto de vista nada hay como una plataforma PC para sacar todo el rendimiento a estos mercados.

Las plataformas varían de broker a broker, aunque hay una plataforma indiscutible en los mercados que domina a las demás con diferencia: la Metatrader 4.

Esta es conocida como la plataforma de Forex más popular del mundo, pero como te expliqué antes sobre el tema de los CFDs sobre divisas, técnicamente la mayor parte del trading de divisas para minoristas en el mundo es de tipo CFD, por lo que podemos decir también que esta plataorma es la más popular en el trading de contratos por diferencia.

Curiosamente la segunda más conocida del mundo posiblemente es la Metatrader 5, de la misma empresa.

Aunque esta última está más indicada para el trading de CFDs de acciones, instrumento que la Metatrader 4 no usa (la 5 sí que permite trading de todos los instrumentos).

Luego tendríamos alguna plataforma como la cTrader.

Sin embargo, después de las Metatrader, las plataformas más usadas en el mercado para este tipo de trading son las propias de cada broker que en la mayoría de los casos suelen ser de tipo browser.

Algunas de las más conocidas son las de Plus500, IG Markets o CMC Markets, algunos de los brokers de CFDs más grandes del mundo.

La elección de una u otra plataforma dependerá, entonces, del broker que vayamos a escoger y del tipo de trading que queramos hacer, ya que unos brokers ofrecen condiciones mejores para según qué tipo de trading.

¿Cómo operar con CFDs?

Los CFDs se pueden operar de varias maneras.

Podemos ir largos (alcistas) o cortos (bajistas), pero a la hora de escoger un estilo de negociación tenemos dos opciones principales, dentro de las cuales hay infinidad de estrategias.

Estas dos opciones son:

  • Day trading
  • Swing trading (trading que dura más de un día)

¿Por qué no incluyo invertir en CFDs?

Pues porque según mi punto de vista los CFDs no son instrumentos para invertir sino para especular o hacer trading.

El término de inversión deberíamos reservarlo para la negociación al contado y cuando compramos los valores para mantenerlos durante años en cartera.

En el trading de contratos por diferencia podemos llegar a hacer algo similar, pero no deberíamos denominarlo invertir ya que a lo sumo sería para realizar operaciones especulativas a medio plazo o en casos de cobertura si es que tenemos una cartera de acciones.

Lo de las operaciones especulativas a medio plazo podría incluir algunas que duren más de un año, aunque esto no sería lo normal.

El problema de aguantar las posiciones tanto tiempo es que los CFDs tienen un coste de financiación elevado que puede ser tranquilamente entre el 8 y el 9% anual.

Te voy a poner un ejemplo:

Imagina que tienes 2.000 dólares y compras CFDs de Apple valorados en 6.000.

Si pasa un año y mantienes la posición habrás pagado el swap correspondiente a ese periodo.

Si suponemos que es un 8,5% anual, tendríamos que desembolsar 510 dólares; o sea nada menos que del orden del 25% de nuestra cuenta.

Imagina que Apple ha tenido un año malo y no se ha movido de precio, pues primero subió y luego bajó.

En ese caso habríamos perdido el 25% de la cuenta solo por el coste del swap.

¿Entiendes por qué los CFDs no son adecuados para invertir?

Apple tendría que subir un 8,5% anual para no acabar perdiendo esta operación (en este sentido vemos que esto funciona parecido a las opciones financieras sobre acciones).

Por tanto, los CFDs no son adecuados para mantener posiciones durante mucho tiempo.

Sin embargo, sí son adecuados para mantener posiciones por un tiempo moderado.

¿Day trading de CFDs?

Como trader experimentado te puedo decir que el day trading es un estilo de trading sobrevalorado y demasiado popular para las posibilidades de éxito que tiene, las cuales son extremadamente bajas.

Sin embargo, como expliqué en el apartado donde comparé los futuros con los CFDs, el riesgo de realizar day trading de CFDs es mucho menor que el hacerlo en futuros, sobre todo en los pares de divisas.

Desde luego que no recomiendo el day trading de CFDs para otros activos como acciones, materias primas o criptomonedas, que tienen unos spreads no adecuados para ello.

Los índices, según el broker y el activo se podría intentar, pues hay brokers que ofrecen buenas condiciones en algunos de los índices.

El mejor activo para ello en CFDs son los pares de divisas.

¿Swing trading en CFDs?

El swing trading consiste en hacer operaciones que duren desde más de un día hasta semanas, en ocasiones incluso varios meses.

Al contrario que con el day trading, el swing trading de CFDs si nos permite operar de manera eficiente en casi todos los activos financieros, ya sean acciones, índices, divisas, criptomonedas o materias primas.

En mi opinión este es el estilo que más conviene a la inmensa mayoría de traders que quieren volverse competentes, tanto si es para CFDs como si es para cualquier otro mercado.

Si recuerdas el ejemplo de CFD que puse al principio de la guía con el CFD de las acciones del Santander, comprobarás que se pueden conseguir grandes ganancias en unos pocos días haciendo swing trading.

Desde luego, es el tipo de trading más adecuado para operar muchos mercados como las acciones.

A pesar de ello tiene sus riesgos y tampoco es recomendable que se empiece a operar con fuerza para aquellos que no tienen experiencia.

Para poder operar de manera correcta en este estilo hay que aplicar los criterios más estrictos de gestión del capital y diversificación de cartera de trading; algo que los traders novatos deberían estudiar a fondo.

Conclusión

que son cfds bolsa

Como ves, el mundo del trading de CFDs es bastante amplio y tiene muchas ramificaciones.

Como todo el trading de mercados derivados (con apalancamiento) se trata de una actividad bastante complicada.

Se equivocan los que piensan que son malos instrumentos para operar.

Como dije antes, el número de perdedores en los mercados de opciones financieras, futuros o warrants no es menor.

El problema no es tanto el producto en sí sino la pobre educación financiera y la falta de experiencia.

Lo primero se puede adquirir más o menos con esfuerzo y en no mucho tiempo, pero lo segundo es otra cuestión.

Por ese tema de la experiencia es por lo que doy un voto a favor a los mercados de CFDs. Porque en los mismos puedes llegar a adquirir una gran experiencia en el trading sin tener que afrontar los grandes riesgos de otros mercados más profesionales.

Con esto vuelvo al tema de los futuros.

Sí, estos últimos son mercados más profesionales y mejores, pero para adquirir experiencia para traders particulares son nefastos.

Si eres una persona que puede ahorrar 100.000 dólares fácilmente, entonces sí, los futuros es el camino, pero si eres una persona que gana un sueldo normal y quiere aprender a hacer trading, los CFDs son unos instrumentos adecuados. Eso sí, usados con moderación e inteligencia. Y eso en el 90% de los casos quiere decir no hacerlo en modalidad de day trading.

Saludos.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.