Guía definitiva de opciones financieras para novatos. ¿Qué son y cómo operarlas?

que son las opciones financieras

¿Quieres operar con opciones financieras?

¿Estás interesado en poder llegar a ser un maestro de estos mercados?

Hay quienes dicen que son el activo más poderoso y sofisticado para hacer trading y especulación.

¿Será cierto?

Te voy a dar mi opinión al respecto pero antes de nada voy a introducir estos activos financieros tan potentes.

Opciones definición

La opción financiera es un contrato de derivados que se negocia de manera centralizada en los principales mercados oficiales del mundo.

La misma palabra “opción” ya nos dice de qué va el tema.

Es decir, vamos a adquirir una opción para un determinado activo a una fecha futura.

Si nos damos cuenta estamos tratando con algo muy similar a los futuros financieros.

Sin embargo, las opciones difieren de los futuros en algunas cosas.

Con la acción compramos un derecho sobre el precio futuro de un activo. Puede ser una opción de compra de ese activo financiero o puede ser una opción de venta.

Es importante darse cuenta de que esto se queda en eso: una opción.

No tenemos la obligación de ejercerla al final del contrato, ya que siempre la podremos vender con anterioridad, si es que aún le queda valor, claro.

En este sentido estamos ejerciendo como compradores, no como vendedores. Aunque evidentemente la otra parte será el “vendedor de opciones”.

Estos contratos constan de una serie de partes importantes:

  • El precio a parti del cual ejerceremos la opción o no: el strike
  • El vencimiento de la misma, que puede ser en un día, en meses o incluso en años
  • El precio que pagamos por la opción: el Premium o Prima
  • El precio al que empezamos a tener beneficios:  Punto muerto (Break Even)
  • Son contratos con apalancamiento: por ejemplo, podemos manejar una posición de 10.000 dólares con solo disponer de 1.000 en la cuenta

Un poco de historia de las opciones

Estos mercados vienen de muy antaño, igual que los futuros, de los que son primos-hermanos, ya que de hecho se negocian en los mismos intercambios.

En la obra “Política” de Aristóteles (Libro Primero, capítulo IV, enlace) este mencionaba a Tales de Mileto, en lo que se considera la primera referencia a la especulación de derivados conocida.

Para ello tenemos que irnos a más de 600 años antes de Cristo, nada menos.

El filósofo pero pobre Tales, tuvo la idea de prever una buena cosecha y para ello adquirió el derecho a cierto número de presas de olivas.

Cuando la sesión llegó y se cumplió la predicción de que la cosecha iba a ser buena, pudo alquilar dicha maquinaria a un precio mucho mayor del que había adquirido con dicha opción.

Los vecinos griegos de la época pensaron que Tales estaba loco porque era demasiado pronto para poder determinar un precio correcto.

El filósofo demostró ser un buen especulador: un buen operador de opciones.

En su caso compro una opción “CALL”, la cual, básicamente, busca comprar hoy a un precio futuro bajo, con el objetivo de que el precio en el futuro sea más alto que el pagado y así poder vender con un fuerte beneficio.

En la Biblia podemos encontrar referencias a este tipo de operaciones forward, como el caso de Jacob en el Génesis 29:15, en el cual Labán le dio la opción de casarse con su hija Raquel si trabajaba durante 7 años para él. Este es un ejemplo que no es “puro” de opciones pero da a entender la naturaleza de la transacción. Jacob trabajaría para Labán por 7 años, pero si por alguna razón tendría que abandonar el trabajo antes, podría hacerlo y así “perdería el derecho” a casarse con Raquel.

opciones financieras en la historia: josé y el faraón
José, el asesor del Faraón

Otro ejemplo que es parecido a lo que se busca con las opciones financieras es el de José y el faraón con la historia de las “7 vacas gordas y las 7 vacas flacas”.

Ahí podemos ver el carácter plenamente especulador que da la idea de guardar grano en los años buenos y venderlo en los años malos.

Con este ejemplo de José se puede ver el carácter importante de estos “especuladores” en la sociedad pues los mismos son los que fuerzan al mercado a tener ese equilibrio entre las sesiones buenas y las sesiones malas. Desgraciadamente en la sociedad tienen mala fama porque supuestamente hacen dinero “fácil”.

Nada más lejos de la realidad, porque ni es dinero fácil, ni es deshonesto, ya que requiere de tener una capacidad de análisis superior.

Otro episodio famoso en el cual se mencionan contratos similares a las opciones es en José Penso de la Vega, que en su escrito “Confusión de confusiones” escribió sobre la posibilidad de operar opciones en la Bolsa de Amsterdam con riesgos limitados para una de las partes (esto de los riesgos limitados es muy  importante en el trading de acciones, y luego lo explicaré).

Como no, con el advenimiento del capitalismo en Occidente, la comercialización de opciones se hizo poco a poco más popular, desde Londres a los Estados Unidos, pasando por las principales capitales europeas.

Por ejemplo, en Londres, el trading de opciones y contratos forward era una actividad importante en el Intercambio de Alley (calle de Londres) allá por finales del Siglo XV.

Sin embargo, la mayoría de estos contratos iniciales no tenían lugar de manera centralizada en mercados secuncarios sino que eran llevados a cabo de manera privada, pero no por ello menos eficiente.

Hubo que esperar al Siglo XIX para ver como se formaban los primeros grandes mercados centralizados de opciones y futuros (forwards).

Más tarde habría grandes desarrollos en estos mercados con una actividad importante no solo en Londres, sino en París y Berlín.

Una de las referencias que más recuerdo al respecto es – si mal no recuerdo – en uno de los libros de André Kostolany, donde el mismo contaba la anécdota de dos dealers judíos de alguna de estas bolsas europeas, que hablando entre sí decían algo así: “de dónde sacan estos cristianos tanto dinero para comprar nuestras opciones” (esto es importante que lo recuerdes luego cuando hablemos de los “emisores de opciones”).

Sería más tarde, en el Siglo XX cuando el trading de opciones explotó completamente convirtiéndose en uno de los grandes mercados de derivados de los mercados mundiales.

En particular, el establecimiento del CBOE en 1973 (Chicago Board Options Exchange) significó el comienzo de la era del trading masivo en opciones; siendo los Estados Unidos y sus mercados bursátiles el epicentro del mismo.

evolucion del trading de opciones en los Estados Unidos

Para hacernos una idea del crecimiento y la magnitud de estos mercados veamos las cifras en volumen del CBOE en el trading de opciones sobre acciones:

  • 1973: 1.119.245 (1 millón)
  • 1983: 135.658.976 (135 millones)
  • 1993: 131.726.101 (131 millones)
  • 2003: 830.308.227 (830 millones)
  • 2013: 3.725.864.134 (3.725 millones)
  • 2018: 4.572.482.342 (4.572 millones)

El trading de opciones de acciones en los Estados Unidos se ha multiplicado por más de 4.000 desde el año 1973.

Podemos ver los datos en el Options Clearing Corporation de los Estados Unidos aquí.

Una referencia muy interesante para la historia de las opciones (aunque está en inglés) es el ensayo «The Early History of Option Contracts», del autor Geoffrey Poitras, de la Universidad de Vancouver.

¿Cómo funcionan las opciones financieras?

Como he comentado en la introducción del artículo tenemos dos actores en las funciones: los compradores y los vendedores.

Primero voy a hablar de los compradores que son el 99% de los participantes ya que son los que negocian estos mercados como clientes.

Luego hablaré de los vendedores, que vendrían a ser los “proveedores de servicios”. Luego hablaré de ellos brevemente.

Los compradores pueden hacer dos cosas a la hora de comprar opciones:

  • Comprar una opción de compra (CALL)
  • Comprar una opción de venta (PUT)

Lo normal es que estas opciones den derecho para negociar 100 títulos del activo elegido.

¿Qué es una opción Call?

La opción CALL es la opción de compra a un precio y una fecha determinados de antemano. A la hora de llegar esa fecha podremos ejercer la opción o podremos dejar que expire sin ejercerla.

Lo mejor es ver un ejemplo.

Apple cotiza en 183,09 dólares y pienso que la acción va a subir en los próximos meses.

Decido comprar una opción para dentro de tres meses a que Apple va a cotizar a 185 dólares y pago 11 dólares por opción sobre acción.

Como son 100 títulos de Apple acabo pagando 1.100 dólares.

Eso es lo que vale mi posición y 11 dólares podemos considerarlo como la Prima que pago por ese derecho.

Si llegado el vencimiento Apple cotiza justo en 185 mi opción vale 0.

En ese caso habría perdido 1.100 dólares.

Por lo tanto vemos que para ganar con esta opción el precio de Apple tendría que subir por encima de cierto nivel y ese nivel es el Premium.

Es decir, para ganar aquí tenemos que esperar a que Apple suba por encima de 196 dólares.

Todo lo que sea estar por debajo de ese precio es perder dinero para mí.

Si el precio está por debajo de 185 mi opción valdrá cero.

El riesgo que tengo como comprador es limitado porque lo máximo que puedo perder son los 1.100 dólares.

El beneficio potencial es casi ilimitado.

Si Apple tiene una enorme subida en estos meses y sube a 250 dólares, nuestra opción valdrá 5.400 dólares (250 – 196 multiplicado por 100).

En ese caso podríamos vender la opción y llevarnos a nuestra cuenta la diferencia entre 5.400 y 1.100 dólares. Habríamos obtenido un beneficio de 4.300 dólares o más del 390%.

¿No está mal verdad?

Esa es una de las ventajas de estos instrumentos y funciona también para los PUTS.

Veamos el ejemplo con un gráfico:

Compra de opción de compra de Apple en 185 USD a 11 dólares con el precio actual en 183,09 dólares.

  • Strike: 185 dólares
  • Prima: 11 dólares
  • Break Even: 196 dólares
ejemplo de como funciona comprar una opcion de compra en opciones financieras
La pérdida se va haciendo más pequeña a medida que el precio es mayor del strike. LLegado el precio de «punto muerto» (break even), empezamos a ganar dinero a medida que el precio es mayor

¿Qué es una opción PUT?

En este caso estamos tratando de una opción de venta de algún título y funciona igual que en el caso de los PUTs pero al revés.

Esto es para los casos que pensamos que el activo va a bajar de precio e intentamos asegurarnos un precio de venta superior al que va a tener cuando llegue el vencimiento de la opción.

Veamos un ejemplo de PUT casi igual al del caso anterior.

En este caso el precio actual es 183,09 y compramos una opción de venta de Apple a 181 pagando 11 dólares.

El resultado será parecido a antes. Tendremos que esperar a que el precio baje por debajo de 170 dólares para tener ganancias.

Si el precio queda por encima de 170 dólares podríamos tener pérdidas que irán aumentando hasta un máximo de 1.100 dólares si el precio se queda en 181.

En este caso tenemos que ver un detalle importante.

La ganancia máxima que podemos con la compra de una PUT es limitada. Eso ocurriría si el precio de Apple se va a cero, en cuyo caso el valor de la opción valdría 170.

En el caso anterior, del CALL, no hay límite por lo que si Apple sube a 1.000 o 2.000 dólares podremos ganar esa diferencia sin problemas (ningún activo sube a infinito, de todos modos).

Veamos la compra de este PUT con un gráfico:

Compra de la PUT a 181 dólares por 11 dólares (precio actual 183,09 dólares)

  • Strike: 181 dólares
  • Prima: 11 dólares
  • Break Even: 170 dólares

como funciona una compra de opción de venta de acciones en opciones financieras

ejemplo de compra de opciones call y put y cómo son semejantes

Opciones In, At y Out of the Money: valor intrínseco

¿Qué es esto de “In the money”, “At the money” y “Out of the money”?

Digamos que esa es la nomenclatura usada para determinar el precio en el que se encuentra el activo está por encima o por debajo del precio de ejercicio.

Veamos:

  • In the Money (En el dinero) es cuando el precio de ejercicio (strike) es inferior al del activo en una compra de CALL y al revés (precio de ejercicio superior al activo subyacente) cuando es una compra de PUT.
  • At the Money (a dinero) es cuando el precio de ejercicio es igual al del activo.
  • Out of the Money (Fuera del dinero) es cuando el precio de ejercicio es superior al del activo en una compra de CALL y al revés (precio de ejercicio inferior al activo subyacente) cuando es una compra de PUT.

De esto se deriva el valor intrínseco de las opciones, que vienen a ser la diferencia entre los precios de strike (ejercicio) y del mercado (subyacente).

Por ejemplo, en el caso del ejemplo anterior en la compra de una CALL, como Apple estaba cotizando en 183,09 y el precio de ejercicio estaría en 185 sería una situación de “Fuera del dinero” (Out of the Money).

Si miramos los precios de las opciones en el caso de las compras de CALL, a medida que el strike aumenta el precio de la opción disminuye.

Es decir, cuanto más “Out of the Money” esté el precio más barata será la opción.

Esto hace que muchos se vean atraídos por las mismas para comprar, sobre todo aquellos especuladores que tienen cuentas de tamaño limitado (la mayoría de los operadores particulares). Es decir, viendo el ejemplo anterior, comprenderemos que no todo el mundo puede arriesgar 1.100 dólares en una sola operación. Es más típico para un pequeño operador irse a por las opciones que están más “fuera del dinero”, sobre todo si quiere operar más de un subyacente.

Sin embargo eso no tiene por qué significar que estén mejor valoradas que otras opciones más “Near the Money” o “In the Money”.

Habrá que estudiar el caso uno por uno a ver si podemos encontrar mejores oportunidades en opciones más cercanas al dinero.

En los casos de los activos con mucho volumen de negociación casi todas las opciones que están “Near the Money” (cerca del precio del subyacente) van a estar cotizando a precios con pocas posibilidades de desviación.

Lo contrario ocurre en el caso del PUT.

Valor extrínseco de las opciones financieras

Aquí viene el otro componente de la valoración del precio de las opciones financieras.

Para este componente tendremos que tener en cuenta todas las variables que tienen que ver con la temporalidad y las características particulares del activo en cuestión.

Hablamos de cosas como: la temporalidad, la volatilidad del activo, los dividendos

Temporalidad del activo

como afecta la temporalidad de las opciones en su valor intrínseco y precio

Esto es lo que se refiere a valor temporal, el cual, evidentemente tiene una importancia crucial en la valoración de una opción financiera.

Como regla general cuando el vencimiento de la opción sea mayor en el tiempo más grande va a ser el valor temporal de la prima.

Al contrario, si el vencimiento de la opción está próximo, la parte temporal de la prima va a ser muy pequeña.

Te voy a poner un ejemplo.

En el caso anterior de Apple de una opción que vence en tres meses, si buscamos una opción que expire más o menos en un año tendríamos que para ese strike de 185 habría que pagar una prima de 22,20 dólares. O sea, en total 2.200 dólares.

Así vemos claramente como el factor tiempo hace que las opciones puedan ser más baratas o caras según el caso.

Volatilidad del activo

Este es un concepto extraordinariamente importante en el trading, y cómo no, también en el de opciones.

La volatilidad, por si no lo sabes, hace referencia al ratio de cambio del precio de un activo en un tiempo determinado.

Activos que se mueven mucho en precio son considerados más volátiles, mientras que activos que se mueven menos son considerados como poco volátiles.

Como puedes comprender de manera lógica si un activo se mueve mucho y muy rápido con el tiempo se va a tratar de uno más complejo de medir y por tanto podemos esperar que el precio de la opción del mismo sea más elevado.

Por el contrario, si tenemos un activo que se mueve de manera muy “lenta” normalmente, entonces deberíamos esperar que el precio de la opción del mismo no sea tan elevado como en el caso del anterior.

Si quieres ser un especulador de opciones vas a intentar buscar aquellos activos que se muevan con violencia de manera frecuente.

Sin embargo, como dije, lo más probable es que esos activos más volátiles tengan opciones más caras que las de los poco volátiles. Esto es así porque los que venden opciones lo van a reflejar en el precio.

Recuerda que nadie regala duros (cinco) a cuatro pesetas (dicho español).

Dividendos

Cuando los dividendos (beneficios de la compañía) son repartidos el valor o precio de las acciones decrece en la misma cuantía que dichos dividendos.

Por eso también hay que tener en cuenta cómo y cuándo va a ser el reparto de dividendos de la empresa a la hora de realizar operativa de opciones en el valor.

De nuevo, igual que en el caso anterior, esto es algo que estudian a fondo los vendedores de opciones.

Tipos de interés

Los tipos de interés generales del mercado, normalmente marcados por los bancos centrales como la Reserva Federal o el BCE suelen tener influencia en el precio de las opciones, aunque de manera moderada normalmente.

Por ejemplo, si los tipos de interés suben de manera significativa deberíamos esperar un aumento en el precio de las opciones CALL y una disminución en el de las opciones PUT.

Al revés sería si disminuyeran los tipos, con lo que lo lógico es que el precio de las CALL debería bajar y el de las PUT subir.

Terminología griega en las opciones

Si frecuentamos el mundo de las opciones nos daremos cuenta de que se usa bastante el alfabeto griego.

En particular tenemos 4 letras que son usadas con asiduidad:

  • Delta (⌂): ratio entre el cambio en el precio del activo subyacente y el cambio en el valor de la opción.
  • Gamma (γ): es el ratio de cambio de Delta cuando el precio del subyacente cambia.
  • Vega (v): herramienta que nos da la correlación entre el cambio del precio y la volatilidad.
  • Theta (Θ): con ella podemos medir como afecta el tiempo al valor de la opción.

Si vamos a operar las opciones de manera simple es útil saber a qué se refieren estos conceptos, sobre todo el Delta, Vega y Theta.

El concepto de Gamma solo se requiere para técnicas avanzadas y por lo tanto no va ser necesario para la mayoría.

Opciones americanas o europeas

A lo mejor piensas que esto tiene que ver con el continente en donde se negocian las mismas, pero no.

Esto tiene que ver con el estilo o clase de las opciones.

Es decir, la diferencia entre estos estilos radica en la manera en que las opciones son negociadas.

La diferencia es sencilla pero muy importante:

  • Las opciones americanas permiten al poseedor venderlas en cualquier fecha antes de vencimiento
  • Las opciones europeas solo permiten vender al llegar al vencimiento.

diferencia entre las opciones americanas y europeas en los mercados de opciones financieras

Es fácil ver cuáles son las favoritas del público y por eso las americanas son las más populares y extendidas en los mercados mundiales.

Estas opciones son conocidas como «Opciones vainilla» (vanilla Options en la jerga anglosajona), que es un término que verás de vez en cuando.

Otros estilos de opciones

Aunque las anteriores son las más populares y usadas por los principales mercados del mundo, podemos encontrar otros tipos más raros como:

  • Opciones Bermuda
  • Opciones asiáticas
  • Opciones exóticas
  • Opciones barrera
  • Warrants
  • Opciones sobre CFDs
  • Opciones binarias

Diferencia entre los warrants y las opciones clásicas

Los warrants son muy parecidos a las opciones financieras pero se diferencian de estas en que son prestados directamente por los bancos y entidades financieras.

Por ejemplo, en España son muy conocidos los warrants del BBVA y el Banco Santander, que constantemente emiten estos títulos que pueden ser negociados por sus clientes.

Con ello, estas empresas incentivan la compra de sus acciones o, en todo caso, consiguen un beneficio si el trader no ejecuta las mismas.

Un detalle importante que diferencia a los warrants y las opciones es que los primeros no permiten vender, por lo que estamos hablando de instrumentos de solo compra.

Esto es un factor importante porque hace que la posibilidad de realizar trading efectivo sea muy reducido.

Opciones con CFDs

como funcionan las opciones en los CFDs
Opciones de CFDs con el broker Plus500

Las opciones sobre CFDs son bastante populares y son prestadas por los grandes brokers de ese mercado.

El funcionamiento de las mismas es de tipo totalmente especulativo y no se tiene el derecho a comprar o vender los activos. Solo a obtener beneficio o pérdida dependiendo del precio final.

Al igual que los warrants solo dan la opción de comprar la opción.

Opciones binarias financieras

Este es un caso especial y es importante que lo sepas, por si no estás informado al respecto.

Muchos novatos de la inversión pueden confundir las opciones binarias con las opciones vainilla o clásicas, que son de las que estamos hablando en esta guía.

Las opciones binarias son productos que surgieron aproximadamente en el 2008 y que alcanzaron una gran popularidad rápidamente. Sin embargo, las mismas causaron tanta polémica que fueron prohibidas en la Unión Europea en el 2018, al menos para los operadores residentes en esa región, incluidos los de España.

Los del resto del mundo aún pueden operar estos activos si hay algún broker que los ofrece en el mercado internacional.

El problema de este tipo de opciones es que están basadas en la especulación de alta frecuencia de corto plazo y con unas condiciones poco favorables para los traders.

La opción binaria típica duraba segundos o minutos y apenas daba una ganancia del 85% de lo operado, con lo cual las cuentas de los clientes no duraban prácticamente nada.

Esto es totalmente diferente al trading de opciones financieras clásicas. Con éstas se puede operar de manera profesional y las operaciones que valen la pena han de durar días, semanas o incluso meses.

La venta de opciones financieras

como funcionan las ventas de opciones financieras
Como vemos, la venta de una opción CALL es justo lo contrario que la compra vista al inicio de la guía

Una de las características fundamentales de estos activos es la posibilidad de entrar en el lado vendedor vendiendo ya sea PUTS o CALLS.

Esto es algo que se puede hacer en los mercados americanos, y que lo realiza bastante gente, siendo uno de los sectores más desconocidos del trading debido a que no es un método fácil ni aconsejable para aquellos que no tienen experiencia.

El riesgo que se corre cuando se venden opciones es muy grande.

En estos casos, la posibilidad de pérdida es muy grande, al contrario que ocurre cuando las compramos, donde la pérdida es limitada y conocida de antemano.

Imagina el caso de Apple antes.

Si eres el vendedor de la opción CALL y Apple sube a los 400 dólares en un rally increíble.

¿Qué ocurriría?

Que perderías al menos 22.400 dólares en una operación en la que como mucho ibas a ganar 1.100.

En ese caso, los vendedores de opciones tendrán que afrontar terribles pérdidas y en muchas ocasiones la quiebra total, al suponer esas pérdidas más que el balance de garantía de su cuenta.

Es decir, en teoría pueden acabar debiendo dinero.

El mundo de la venta de opciones requiere de un amplio estudio que puede llevar años para alcanzar la práctica profesional.

El concepto de volatilidad, nombrado antes, es especialmente importante en este nicho del trading de opciones.

A mayor volatilidad hay  mayor riesgo para los vendedores de las opciones y los market makers, aunque también es verdad que estos subirán los premiums que hay que pagar por las mismas.

Los cambios de volatilidad, pues, afectan principalmente a los que escribieron las opciones en momentos de poca volatilidad.

Así mismo un comprador de opciones lo hará solo si piensa que el activo se va a mover de forma sustancial, pues tanto si se mueve en el sentido contrario, como si no se mueve, perderá el dinero.

Este nicho de trading solo deberían usarlo aquellos que tienen amplia experiencia en los mercados. Pero una vez adquirida, puede ser uno de los sectores más interesantes.

De hecho, si recuerdas lo que comenté con la anécdota de André Kostolany, este puede ser uno de los estilos de trading más beneficiosos que podamos encontrar.

¿Por qué?

Pues porque aquí te estás poniendo más del lado de los brokers, al menos como un market maker.

Un vendedor de opciones tendría que pagar las comisiones del broker también pero al menos estaría en capacidad de jugar del lado de los que sacan el beneficio de la diferencia del spread.

Por ejemplo, una hipotética opcion de compra Call de SPY (ETF del SP500) a un mes vista tendría un spread como el siguiente:

In the money a 352 dólares: 13.75 – 13.85 (bid-ask).

En este caso si metemos dos opciones en cada lado del mercado actual tendremos una «ventaja de spread» de 10 dólares.

Esto como vemos no es mucho y tampoco garantiza que vayamos a poder ganar, sobre todo si tenemos en cuenta que tenemos que pagar comisiones por ambas opciones, lo que podría, bien, ponerse cerca de esos 10 dólares.

Tampoco nadie nos garantiza que vayamos a ejecutar las opciones al precio óptimo.

Aquí lo importante radica en elegir un broker con transacciones lo más bajas posibles. Este es un punto esencial si queremos tener alguna posibilidad en el trading de opciones, sobre todo cuando hacemos muchas operaciones.

El otro punto esencial es el elegir los contratos más adecuados tras haber hecho una valoración adecuada.

Esto último es más fácil de decir que de cumplir.

Hay algunos contratos que ofrecen más «valor» que otros.

También es muy importante tener en cuenta el tamaño de la cuenta.

Para una operación como la que describí de Apple no podríamos vender la opción sin tener menos de varios miles de dólares en la cuenta. Después de todo tendríamos que correr con riesgo ilimitado como compradores.

Lo más lógico en este caso es disponer de una cuenta considerable, de no menos de 100.000 dólares. 50.000 quizá.

De esa manera tendrías posibilidad de operar varias opciones al mismo tiempo con lo que diversificarías y podrías tener una posición más fuerte.

Está claro que no se trata de mercados para ser operados con cuentas pequeñas de pocos miles de dólares.

Estrategias de opciones

Las estrategias de opciones surgen cuando los inversores o especuladores combinan diferentes contratos para el mismo activo con el objetivo de o bien minimizar el riesgo o de maximizar el beneficio.

Estas estrategias incluyen compras de Calls y Puts y ventas de las mismas.

Basicamente tenemos tres posibilidades generales más dos particulares con las estrategias:

  • Estrategias alcistas: bull call spread, bull put spread, long call backspread
  • Estrategias bajistas: bear call spread, bear put spread, bear put backspread
  • Estrategias neutras: Mariposa, Straddle, Strangle, Risk Reversal, Collar, Fence, Iron Butterfly, Iron Condor, Jade Lizard, Spread de calendario
  • Estrategias alcistas en volatilidad: Straddle largo, Strangle largo, Iron Condor, Mariposa larga, Calendario largo
  • Estrategias bajistas en volatilidad: Straddle corto, Strangle corto, Ratio spreads, Condor corto, Mariposa corta, Calendario corto

En realidad se pueden construir incluso más estrategias y podemos volverlas lo complejas que queramos.

Otra tipo de estrategia para operar opciones intentando reducir el riesgo podría ser la operación de varias opciones sobre diferentes activos de tal manera que el riesgo general de la cartera se pudiera ver minimizado.

Por ejemplo, podríamos tener una cartera vendiendo 10 CALLs y 10 PUTs buscando las acciones que creemos que tiene más probabilidad de subir o de bajar. Por ejemplo, vendiendo CALLs en BBVA, Telefónica y OHL, y vendiendo PUTs en Amadeus, Bankinter y Viscofán.

Por supuesto, para hacer este tipo de estrategia con éxito hay que ser un trader experimentado que sabe perfectamente lo que está haciendo en los mercados.

Vamos a ver alguna de las estrategias de opciones financieras más conocidas.

Mariposa comprada (Long Butterfly)

Ejemplo de mariposa comprada, long butterfly en opciones financieras

Consiste en:

  • Comprar un CALL a un precio bajo de strike
  • Vender dos CALLs a un precio de strike mayor que el anterior
  • Comprar un CALL con un precio de strike mayor que los anteriores

Esta estrategia es usada cuando los inversores anticipan que va a haber poca volatilidad en el activo, o mejor dicho, cuando el activo no va a moverse demasiado de su precio.

Esto se puede comprobar fácilmente con el dibujo de la gráfica.

Solo se obtendrá beneficio en un rango determinado del precio, por ejemplo si el precio del activo queda entre 130 y 140. Si el precio es mejor o mayor a ese rango se incurriría en pérdida.

Es una buena estrategia para mercados laterales.

Iron Condor

ejemplo de iron condor en opciones financieras

Consiste en:

  • Comprar una PUT con un precio de ejercicio W
  • Vender una PUT con un precio de ejercicio X
  • Vender una CALL con un precio de ejercicio Y
  • Comprar una CALL con un precio de ejercicio Z

Al igual que en el caso anterior los precios van incrementando (W<X<Y<Z).

Esta estrategia es similar a la de la Mariposa larga, pues busca obtener beneficio cuando la volatilidad del activo es baja o cuando el precio no se mueve demasiado.

La misma está formada por dos estrategias más simples: bull put spread y bear call spread.

Strangle largo (Estrangulamiento)

ejemplo de strangle largo en la negociacion de opciones

Consiste en:

  • Comprar un CALL con strike B
  • Comprar un PUT con strike A

Donde A > B.

En este caso vamos buscando lo contrario que en los anteriores: volatilidad, o mejor dicho que se produzca un movimiento fuerte en una de las dos direcciones del mercado.

Si el mercado permanece lateral no será una buena estrategia.

Valoración de opciones financieras

La valoración de las opciones es un componente esencial en la oferta de estos mercados.

En el fondo es un negocio similar al de los seguros, en el que los market makers o dealers serán los equivalentes a las aseguradores y los especuladores u operadores a los asegurados. Por supuesto que son mercados diferentes pero el fondo de los mismos es similar.

Los market makers buscan valorar los precios de las opciones de tal manera que la mayoría de las que vendan terminen sin ejercitarse (más del 75% terminan sin ejercitarse). Para ello elegirán una prima que a la larga les termine compensando pero que resulte lo suficientemente atractiva a los operadores para que los mismos puedan especular o simplemente hacer operaciones de cobertura.

El arte de valorar las opciones se ha practicado desde tiempos inmemorables con el uso de modelos estadísticos y matemáticos más o menos complejos.

En la actualidad el método más usado es el Black-Scholes.

El mismo fue introducido en 1973 y es el estándar en los mercados de opciones.

Dos de los autores de esta teoría, Scholes y Merton recibieron el premio Nobel de Economía en 1997.

La valoración de las opciones tendrá en cuenta factores como los antes nombrados:

  • El tiempo de expiración
  • La volatilidad estimada
  • Precio actual
  • Precio de strike
  • El coste de mantener la posición (dividendos e intereses)

Otro modelo que se usa como alternativa es el basado en volatilidad Estocástica.

Estos modelos de volatilidad Estocástica pueden ser útiles en algunos casos donde Scholes no es tan eficiente, como aquellos en los que la volatilidad implícita tiende a variar con respecto al precio de strike.

Evidentemente estamos hablando de modelos matemáticos complejos que requieren un estudio profundo.

Broker de opciones

¿Cuál es el mejor broker para opciones?

Esto dependerá de la región en la que estés.

Aunque podemos decir que los mejores brokers para opciones del mundo se encuentran en los Estados Unidos.

Los principales de este país son:

Sin embargo la mayoría de estos brokers no permiten abrir cuentas a clientes extranjeros.

Afortunadamente algunos lo permiten, como Interactive Brokers o Tradestation.

En el resto de los países avanzados, como Europa, Australia o Canadá podemos encontrar numerosos brokers nacionales que ofrecen trading de opciones clásicas.

Desafortunadamente, la gran mayoría de estos solo aceptan clientes nacionales.

Algunos grandes brokers internacionales que aceptan clientes extranjeros son Saxo Bank y Degiro (solo para otros países de Europa).

En España tenemos una amplia oferta de brokers que ofrecen negociación en opciones vanilla.

Algunos de los más importantes son:

Para operar en Latinoamérica es un poco más complicado porque no hay una industria nacional de brokerage tan fuerte. Sin embargo, podremos encontrar algún broker nacional que ofrezca dichos servicios. Consultar aquí:

Si no también se puede abrir una cuenta en los brokers internacionales antes mencionados.

A este respecto es importante notar que muchos de los inversores latinoamericanos pueden verse confundidos con brokers de opciones binarias u otros tipos que son los que publicitan con mayor asiduidad para esos mercados.

Recordar lo que dije que esas opciones binarias no son las opciones clásicas y que son instrumentos no del todo recomendables.

¿Cómo operar con opciones financieras? Mi opinión al respecto

porque operar con opciones

La mayoría de las opciones que son compradas expiran sin valor. Es decir, valen cero y si has comprado has perdido el 100% de lo puesto en esa operación.

Como vemos no es un mercado fácil para hacer dinero.

Si eres un comprador de opciones entonces tendrás que tener en cuenta que deberías comprar un gran número de las mismas para diversificar ese riesgo de quiebra.

En ese caso, imagina que has comprado 20 opciones de compra.

Deberías esperar que 15 o 16 terminen perdiendo.

Complicado ganar dinero así ¿verdad?

Pues sí, es muy complicado.

Para poder ganar dinero como comprador de opciones financieras tendrás que ser un especulador con mucha experiencia y olfato.

Podrías aspirar a perder 14 de 20 y en las 6 que ganas, que dos o tres sean con una gran diferencia, que permita recuperar 6 o 7 de las que has perdido.

Como ves se trata de un trading complicado que para hacerlo correctamente requiere de mucho capital.

Siento decirte que la mayoría del trading de opciones no es adecuado para hacer day trading.

Sí que es adecuado para operar de manera estratégica, ya bien sea comprando o vendiendo opciones.

Sin embargo, déjame que te diga que tampoco creo que las estrategias complejas sean las mejores para triunfar en este mundo de las opciones.

¿Por qué?

Pues porque suponen la realización de un montón de operaciones, tanto de compra como de venta, con las consiguientes comisiones y el coste del spread.

Vale, nombres como el “Iron condor” suenan muy bien y venden mejor.

Hablar de ellos te da un aire de sofisticación, pero la realidad es que ganar dinero a la larga con esas estrategias es muy complicado. Hay que ser todo un maestro de la valoración y aún así es complicado superar el coste de las comisiones.

Empresas y corporaciones sí pueden estar más interesadas en incurrir en este tipo de estrategias para realizar coberturas complejas.

¿Pero el trader pequeño?

Complicado.

Es mejor realizar operaciones sencillas, como por ejemplo ponerse a vender opciones simples.

Si te das cuenta de lo que dije antes, podemos esperar que el  75% de las opciones expiren sin valor, lo que significaría que como vendedores ganaríamos esa cantidad de operaciones. Pero no olvidemos que también perderíamos trades muy grande cuando hay algún movimiento extremadamente fuerte.

La ventaja de las ventas viene del hecho de que las mismas se ahorran el spread.

Es decir, que puedo vender la opción con el spread a mi favor, si todo sale bien.

Dicho de otra manera:

  • Los compradores pagan la comisión más el spread
  • Los vendedores solo pagan la comisión

Si observamos los grandes mercados estadounidenses veremos que el coste del spread es superior en muchas ocasiones al de las comisiones.

Todo dependerá del broker, claro está.

Cuando más barato sea el broker mejor para nosotros.

Veamos un ejemplo con un broker típico de los Estados Unidos y con una opción sobre la acción Netflix.

Opciones financieras ejemplos

trading de opciones
Opciones de Netflix en el simulador de Investopedia, que refleja el precio real de las opciones

Tenemos un vencimiento de Netflix para el mes siguiente con precio de compra y venta de CALL como sigue:

  • Venta/Compra (Bid-Ask): 12.95/13.15

Suponemos que usamos Tradestation. El mismo nos cobra 5,50 dólares por opción (5 de base más 0.5 por contrato).

Si somos compradores y compramos la CALL y la PUT, tendremos que de entrada hemos perdido 20 dólares (100 acciones por (12.95-13.15)).

Si a eso le sumamos los 11 dólares de comisión (ida y vuelta de compra), ya nos ponemos con 31 dólares negativos nada más empezar.

Si somos vendedores y vendemos la CALL y la PUT a esos precios, tendremos lo contrario: habremos “ganado” 20 dólares de entrada.

Ahora bien, esto es un ejemplo “perfecto”, y en la vida real muchos de los mismos no van a salir bien porque si hay movimiento en el mercado es probable que perdamos toda la ventaja que nos da el “vender”. Pero para entender el funcionamiento y la importancia de las comisiones viene bien.

En la venta también tendremos que pagar la comisión (11 dólares), por lo que al final nos quedaría un beneficio de 9.

Está claro qué es mejor para nosotros como traders ¿no?

Sin lugar a dudas nos va a convenir mucho más el ser vendedores que el ser compradores.

Es decir, dicho de otra manera, a igualdad de condiciones si somos buenos traders y tenemos experiencia, será mejor que operemos haciendo venta de opciones financieras (“options writing”).

Claro está, siempre existiría el riesgo de que podamos arruinarnos si una de las CALLs que vendemos explota de precio y se va a las nubes (por ejemplo que por alguna noticia extraña el activo suba de 10 a 50 de precio en cuestión de semanas).

Sin embargo, operando una cartera diversificada y con activos con gran liquidez (y volatilidad más bajo control), la probabilidad de quiebra quedaría casi insignificante.

Para hacer esto tendríamos que tener una cuenta grande.

También existe la posibilidad de tener las acciones en el broker y usarlas para hacer venta de opciones cubierta (Covered options). Cuando vendemos las opciones sin tener el título estaríamos hablando de opciones desnudas (Naked options)

Ahora te voy a decir lo que sería lo mejor:

Ser un market maker puro.

Es decir, comprar un sitio en el CBOE como market maker y empezar a realizar las ventas sin pagar comisiones a ningún broker.

Para eso, obviamente, necesitarías mucho dinero.

Conclusión

Al final casi que llegamos a la misma conclusión de siempre: si queremos hacer trading efectivo con opciones financieras necesitaremos bastante dinero.

No nos valdrá ir con una cuenta de 5.000 dólares o euros y pensar que con esos vamos a triunfar en estos mercados tan potentes.

Después de todo estos mercados comparten con los futuros el ser unos mercados muy sofisticados; y claro, ese tipo de mercados también necesita operativa sofisticada, que incluye el tener las cosas claras y una buen tamaño de cuenta.

No digo que no se pueda triunfar con una cuenta pequeña, pero tendrás que ser un trader excepcional y quizá tener un poco de suerte hasta lograr hacer crecer la cuenta.

Para finalizar, si alguien quiere operar opciones como comprador lo puede hacer en mercado simulado en Investopedia (haz click para abrir una cuenta virtual).

Lo recomiendo de verdad, porque así verás lo complicado que es ganar dinero operando con opciones.

Espero que esta guía te haya servido de ayuda y quizá algún día puedas llegar a ser un operador de opciones financieras de éxito.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.