6 razones para invertir en cobre (o no) y cómo invertimos en este metal

Reseña de XTB: Opera en acciones y CFDs con XTB

¿Por qué es el cobre tan popular para la inversión?

En esta entrada vamos a ver por qué este metal rojizo es tan importante para el mundo de la inversión. Una vez veamos los datos y la historia relativa al mismo comprenderemos porqué.

El cobre es uno de los metales más conocidos y usados en el mundo, el cual ha formado parte de la civilización humana desde hace más de 10.000 años, encontrándose rastros del mismo en el año 8.700 A.C.

Este metal llegó a ser usado como moneda, pero su uso más común es para aplicaciones industriales de todo tipo, siendo uno de los mejores conductores de electricidad que hay.

Curiosamente, se puede comprobar cómo el cobre también viene en muchas de las comidas humanas y es uno de los minerales esenciales que necesita el cuerpo, aunque ciertamente, esa no es la aplicación más conocida que tiene, ni motivo principal de su extracción.

Su uso es tan masivo que el mismo es uno de los metales más negociados en el mundo.

Sus aplicaciones son innumerables, destacando en los sectores de electricidad, telecomunicaciones, transporte, construcción y monedas.

Precio del cobre en Bolsa

El precio del cobre es muy seguido en los mercados internacionales.

Reseña de Plus500: Broker destacado de CFDs

También tiene mucha importancia en los mercados de los países hispanohablantes, donde el metal es muy apreciado por sus capacidades para ser usado en la construcción e industria, ya que esas economías son bastante dependientes de la construcción, industria y mineria.

El cobre en Bolsa

El cobre se puede negociar en muchos mercados financieros y muchas formas diferentes, pero la más conocida es la del mercado de futuros del NYMEX, donde es uno contratos principales de materias primas. A través  de este se puede operar en el COMEX y el  London Metal Exchange (LME).

El símbolo es el HG y equivale a 25.000 libras del producto, siendo un contrato que se negocia de manera electrónica principalmente, durante toda la semana sin cierre. Anteriormente el negocio se hacía de manera presencial en la sala de futuros.

El valor del tick será de 12.50 USD.

A día de hoy este contrato tendría un nominal aproximado de 65.000 dólares, por lo que podemos ver como de costumbre, que los mercados de futuros no son mercados para que hagan trading cuentas pequeñas, sino más bien operadores profesionales.

Otras maneras de operar cobre son mediante CFDs donde suele ser ofrecido ya por casi todos los brokers del sector (brokers de CFDs). En este último caso, las operaciones son de muy corto plazo.

En cuanto a la inversión a largo plazo, la mejor manera es mediante acciones que trabajen este tipo de materias primas, ya sea a nivel minero o industrial, y además, los tan de moda ETFs, de los cuales hay varios relacionados con el cobre, tanto directa como indirectamente.

Sobre los instrumentos con los que invertir en cobre hablaremos luego. Ahora vamos a ver cómo se encuentra la situación macro del mercado de cara al futuro.

Invertir en cobre en 2020 y 2021

Esta materia prima ha sido una de las más negociadas en las últimas dos décadas debido al increíble boom de la economía china, la cual llegó a absorber la mayor parte de la producción mundial del metal, y aún a día de hoy lo hace.

Es por ello que el cobre ha sido muy volátil los últimos años, primero en un gran mercado alcista y luego en un mercado bajista debido a la relativa debilidad del mercado chino desde el 2011, además de la del resto del mundo, sobre todo en lo concerniente a la demanda de materias primas industriales.

El cobre, además, es u metal bastante escaso, y se supone que en unos 60 años la Tierra podría quedarse sin reservas del mismo al nivel actual de consumo.

¿Cómo se presenta el panorama para los próximos años?

evolucion del precio del cobre
¿Qué escenario terminará por imponerse en los próximos años?

El cobre ha sido un metal con volatilidad muy grande en la primera fase de la década de los 2000. Luego se calmó un poco a partir del 2015, pero aún así se ha movido bastante y siempre es un metal que está en el radar de los operadores bursátiles.

La crisis provocada por el coronavirus ha cambiado mucho el panorama internacional y esto ha hecho que los gobiernos hayan introducido enormes estímulos financieros mientras sus economías se paralizan por las cuarentenas.

La situación en el 2020 fue extremadamente complicada con el precio del cobre colapsando, primero, y luego subiendo de manera muy fuerte en el verano.

En el 2021 puede pasar de todo.

Hay economistas que alegan que el mundo va a entrar en una recesión enorme porque la factura de la crisis del Covid va a ser demasiado grande, algo que incluso es más grave considerando que a finales del 2020 no haya visos de que la crisis sanitaria vaya a terminar.

En caso de una recesión las cosas pueden ponerse muy feas para los precios de las materias primas, pues estos suelen caer mucho en los mercados bajistas.

También hay economistas que dicen que puede darse el comienzo de fenómenos de hiperinflación en Occidente, pues al final los gobiernos tendrán que imprimir dinero de manera desesperada para hacer frente a sus necesidades financieras. Este escenario beneficiaría mucho al cobre, que de ser así terminaría por subir de manera bastante fuerte, junto con el resto del mercado de los metales. Aunque en un escenario así la situación económica y social sería tan mala que a lo mejor tendríamos otras cosas de que preocuparnos que de ganar  o perder dinero con las inversiones.

Otros economistas piensan que la tercera década de los 2000 puede ser bastante beneficiosa para el sector industrial, ya que los gobiernos tendrán que aplicar medidas de expansión monetaria y de proyectos, que por fuerza tendrán que incluir grandes obras.

Además, el tema de las energías verdes es algo que curiosamente podría beneficiar a este metal, ya que es posible que en el futuro se haga más uso de los metales que del petróleo.

6 Razones para invertir (o no) en el cobre en la tercera década de los 2000

Razones para invertirRazones para no hacerlo
  1. La impresión de dinero de los gobiernos al final hará que suba la inflación y activos como el petróleo se vean beneficiados
  2. El crecimiento de las economías emergentes como China, Brasil o India puede hacer que vuelva a haber grandes presiones sobre el precio del cobre
  3. Algunos dicen que el cobre es un material menos dañino para el medio ambiente lo que lo hace idóneo como materia prima para usar en la era de las energías verdes
  1. En caso de haber una gran depresión económica como la de los años 30 del Siglo XX, los precios de las materias primas caerían mucho y permanecerían deprimidos por mucho tiempo
  2. Si el Cambio Climático y el Covid hacen que los gobiernos adopten políticas contrarias al uso de los metales
  3. Que los tipos a interés a largo plazo del mundo avanzado permanezcan en el rango del 0% durante el resto de la década, lo que no ayudaría a que hubiera un mercado alcista industrial, y por tanto de materias primas

¿Qué terminará por pasar en los próximos años?

Como siempre, el tiempo dirá.

¿Cómo invertir en cobre?

El mundo de la inversión nos ofrece muchas alternativas para invertir y negociar con el cobre.

Tenemos de todo:

  • Futuros financieros: para operar con apalancamiento sobre el precio del cobre, lo que se puede hacer tanto intradia como a medio plazo. Sin embargo no son instrumentos para largo plazo, al menos no para gente no profesional
  • Opciones financieras: Instrumentos similares a los anteriores pero con una particularidad especial. Igualmente, solo son recomendados para operadores con mucha experiencia
  • Acciones de empresas relacionadas con el cobre: esto sería mediante la inversión en acciones de empresas mineras o de exploración especializadas en el cobre. Esto se hace mediante la compra de acciones en la Bolsa. Este es el tipo de inversión a largo plazo más recomendado
  • ETFs: Instrumentos que suelen seguir sectores, países, materias primas, y cualquier otro índice que se nos ocurra. En este caso estaríamos buscando ETFs relacionados con el mercado del cobre
  • CFDs: Instrumentos derivados de gran popularidad en Europa y el mundo (no en los Estados Unidos), donde se puede negociar con apalancamiento en estos activos. Son similares a los futuros aunque se negocian de manera OTC, y suelen implicar una complejidad elevada. Solo recomendables para operadores con experiencia

Como vemos, tenemos muchas opciones para intentar sacar ventaja de los movimientos del precio del cobre.

Dependiendo de las necesidades de cada inversor tenemos que adoptar una u otra manera.

Unos instrumentos son más aptos para la inversión a largo plazo (ETFs, acciones) y otros para la de corto plazo (CFDs, futuros).

ETFs de cobre

Muchos de los ETFs que invierten directamente en el cobre son relacionados con los mercados de futuros, apalancados, inversos, etcétera. Estos ETFs no son muy recomendables para invertir a largo plazo, pues siempre tendrán problemas de rollover o coste de swap, al igual que todos los ETFs similares de otros mercados.

Por el contrario, la mejor manera de invertir en este metal es a través de las empresas que trabajan el mismo, como puede ser el caso de algunos ETFs de mineras, como el  Global X CopperMiners ETF (COPX), el cual invierte en una cartera de las principales empresas del sector.

etf para invertir en el cobre
El ETF de las mineras (en negro) cayó mucho más que el cobre (rojo) durante los años difíciles. Si en el futuro el precio sube lo lógico es que las mineras deberían subir más proporcionalmente

Como podemos ver en los gráficos, dicho ETF se mueve más o menos paralelo al precio del cobre físico, e incluso con más volatilidad, es decir, que si el cobre cae, las acciones caen aún más, lo cual quiere decir que normalmente, si el cobre crece, estas acciones también deberían crecer en una proporción mayor.

Además, no olvidemos que estas inversiones en acciones o ETFs suelen traer el beneficio de cobrar dividendos, que aunque sean pequeños, siempre serán bien recibidos en todos los casos.

Un ETF que sigue el precio del cobre de manera bastante efectiva es el CPER (United States Copper Index Fund). Otro índice similar es el JJC gestionado por Barclays.

Aparte de esos ETFs, hay otros pero suelen ser apalancados o inversos, y no son para nada recomendables para la inversión a largo plazo. En todo caso servirían para especulación a medio y largo plazo.

Acciones de cobre

Al igual que con los ETFs de las mineras, simplemente podríamos invertir en acciones individuales que trabajen con el sector.

El sector empresarial del cobre a nivel mundial se concentra en los países anglosajones, donde están las empresas mineras más grandes del mundo. La mayoría de estas están en Austrlia, Canadá, Reino Unido y los Estados Unidos.

También hay acciones importantes en en otros países, pero la gran mayoría se encuentran en los anteriores. En Australia, por ejemplo, hay varias docenas cotizando en bolsa especializadas en cobre.

Las principales acciones de cobre del mundo son:

Acción minera País
BHP GroupAustralia
Rio TintoReino Unido
Vale Brasil
GlencoreSuiza
Barrick GoldEstados Unidos
Newmont GoldcorpEstados Unidos
Anglo AmericanReino Unido
Southern Copper CorporationMéxico
Freeport-McMoRanEstados Unidos
Teck ResourcesCanadá
KGHM Polonia
First Quantum MineralsCanadá
Antofagasta Reino Unido
Norils Kickel Rusia
KazakhmysReino Unido
Independence Group NLAustralia
Ivanhoe MinesCanadá

Otras mineras importantes en el mundo son la chilena Codelco o GD Copper de China, pero no es fácil invertir en las mismas en Bolsa.

También hay que tener en cuenta que la mayoría de estas acciones están metidas de lleno en la producción de otros materias primas como el oro, plata, platino, etcétera. Por lo que también tenderán a reflejar la evolución del precio de los mercados de metales en conjunto.

Como siempre, a la hora de invertir en acciones lo mejor es diversificar, por lo que para alguien que tenga dinero limitado siempre sería mejor invertir en ETFs como el nombrado arriba de tal modo que tendrá una especie de cartera de inversiones del sector con solo tener un valor. Comprar muchas acciones mineras del sector de manera individual aumenta el coste tanto de la compra-venta como de los posibles cargos anuales de administración, para los brokers que lo tengan, ya que algunos no cargan por este concepto.