Invertir en cobre

El cobre es uno de los metales más conocidos y usados en el mundo, el cual ha formado parte de la civilización humana desde hace más de 10.000 años, encontrándose rastros del mismo en el año 8.700 A.C.

Este metal llegó a ser usado como moneda, pero su uso más común es para aplicaciones industriales de todo tipo, siendo uno de los mejores conductores de electricidad que hay.

Curiosamente, se puede comprobar cómo el cobre también viene en muchas de las comidas humanas y es uno de los minerales esenciales que necesita el cuerpo, aunque ciertamente, esa no es la aplicación más conocida que tiene, ni motivo principal de su extracción.

Su uso es tan masivo que el mismo es uno de los metales más negociados en el mundo.

Sus aplicaciones son innumerables, destacando en los sectores de electricidad, telecomunicaciones, transporte, construcción y monedas.

Esta materia prima ha sido una de las más negociadas en las últimas dos décadas debido al increíble boom de la economía china, la cual llegó a absorber la mayor parte de la producción mundial del metal, y aún a día de hoy lo hace.

Es por ello que el cobre ha sido muy volátil los últimos años, primero en un gran mercado alcista y luego en un mercado bajista debido a la relativa debilidad del mercado chino estos últimos años, además de la del resto del mundo.

El cobre, además, es u metal bastante escaso, y se supone que en unos 60 años la Tierra podría quedarse sin reservas del mismo al nivel actual de consumo.

 

El trading y la inversión en cobre

 

El cobre se puede negociar en muchos mercados financieros y muchas formas diferentes, pero la más conocida es la del mercado de futuros del NYMEX, donde es uno contratos principales de materias primas. A través  de este se puede operar en el COMEX y el  London Metal Exchange (LME).

El símbolo es el HG y equivale a 25.000 libras del producto, siendo un contrato que se negocia de manera electrónica principalmente, durante toda la semana sin cierre. También existe negocio en la sala de futuros de la manera tradicional. El valor del tick será de 12.50 USD.

A día de hoy este contrato tendría un nominal aproximado de 65.000 dólares, por lo que podemos ver como de costumbre, que los mercados de futuros no son mercados para que hagan trading cuentas pequeñas, sino más bien operadores profesionales.

Otras maneras de operar cobre son mediante CFDs e incluso opciones binarias, donde suele ser ofrecido ya por casi todos los brokers del sector. En este último caso, las operaciones son de muy corto plazo.

En cuanto a la inversión a largo plazo, la mejor manera es mediante acciones que trabajen este tipo de materias primas, ya sea a nivel minero o industrial, y además, los tan de moda ETFs, de los cuales hay varios relacionados con el cobre, tanto directa como indirectamente.

Muchos de los ETFs que invierten directamente en el cobre son relacionados con los mercados de futuros, apalancados, inversos, etcétera. Estos ETFs no son muy recomendables para invertir a largo plazo, pues siempre tendrán problemas de rollover, al igual que todos los ETFs similares de otros mercados.

Por el contrario, la mejor manera de invertir en este metal es a través de las empresas que trabajan el mismo, como puede ser el caso de algunos ETFs de mineras, como el  Global X CopperMiners ETF (COPX), el cual invierte en una cartera de las principales empresas del sector.

 

ETF de mineras del cobre COPX
ETF de mineras del cobre COPX

 

Como podemos ver en los gráficos, dicho ETF se mueve más o menos paralelo al precio del cobre físico, e incluso con más volatilidad, es decir, que si el cobre cae, las acciones caen aún más, lo cual quiere decir que normalmente, si el cobre crece, estas acciones también deberían crecer en una proporción mayor. Además, no olvidemos que estas inversiones en acciones o ETFs suelen traer el beneficio de cobrar dividendos, que aunque sean pequeños, siempre serán bien recibidos en todos los casos.

 

Precio del cobre físico
Precio del cobre físico

 

Al igual que con los ETFs de las mineras, simplemente podríamos invertir en acciones individuales que trabajen con el sector, como por ejemplo, Jiangxi CopperCompany, Freeport Copper, equinioxMinerals, LundinMining Corp, y muchas más.

Como siempre, lo mejor en este caso es diversificar, por lo que para alguien que tenga dinero limitado siempre sería mejor invertir en ETFs como el nombrado arriba de tal modo que tendrá una especie de cartera de inversiones del sector con solo tener un valor.

 

El futuro del cobre

 

A pesar del fuerte clima recesivo y de depresión actual, y del hecho de que es posible que veamos tendencias bajistas en los mercados financieros en el futuro, incluido el cobre, creemos que este metal y sus inversiones relacionadas terminarán por volver a tener un gran protagonismo en el futuro, ya que difícilmente el mundo va a disminuir su demanda de este metal tan crucial para la industria mundial. Salvo está, claro, que ocurra una catástrofe global de algún tipo.