¿Qué es holdear en Bolsa? Estrategia Buy and Hold

En los últimos años se ha popularizado mucho el término de Hodl, curiosamente una palabra inventada para una estrategia que en realidad era muy vieja:

El Buy and Hold.

Hoy en día la gente joven usa más el término holdear, pero viene a ser lo mismo.

En esta entrada te voy a explicar en qué consiste el holdear las acciones, o hacer “buy and hold” (comprar y mantener) y por qué podría ser la estrategia que más te interesa para tus inversiones.

Sígueme.

¿Qué es la estrategia Buy and Hold?

Esta estrategia, que es lo mismo que “holdear” o “mantener” acciones, consiste en comprar los títulos bursátiles y mantenerlos en la cartera por un periodo de tiempo muy largo, normalmente de muchos años, y además no estar pendiente de las cotizaciones todo el rato.

Es una estrategia que busca aprovecharse de las tendencias a largo plazo de las bolsas principales, sobre todo Wall Street, que en los últimos 200 años ha tenido una tendencia secular alcista bastante fuerte, y a pesar de haber tenido años de muchas dificultades, siempre acabó por recuperarse.

Un ejemplo de la evolución de Wall Street en el último siglo (fíjate que el gráfico bursátil está en algorítmico):

Bolsa a largo plazo
Gráfico cortesía de Macrotrends con escala logarítmica y rentabilidad ajustada a la inflación del Dow Jones desde 1915 al 2020

Además, el gráfico nos enseña el rendimiento del mercado una vez deducida la inflación. Como vemos, la tendencia es positiva.

El holdear acciones o buy and hold es una teoría muy popular en los círculos profesionales de inversión y es aconsejada por los grandes inversores de la historia como Peter Lynch, John Templeton, Warren Buffett o autores como Burton Malkiel.

También se basa en la teoría de la EMH (Hipótesis de los Mercados Eficientes), que básicamente nos dice que los mercados ya tienen todo descontado y casi todo lo que vayamos a hacer para intentar predecirlos será infructuoso. De ahí que lo más recomendable para hacer sería invertir en los valores de Bolsa y olvidarnos de los mismos, u olvidarnos de estar haciendo inversiones de tipo activo.

Te voy a poner un ejemplo de Buy and Hold:

Luego de 5 años tenemos una cartera con esas 10 acciones.

Es decir, hemos estado holdeando acciones durante varios años.

Así de sencilla es la estrategia.

La misma se basa en pensar que unas acciones pueden portarse mejor y otras peor.

Y que además habrá años mejores (de bonanza) y años peores (de recesiones).

La idea es equilibrar lo bueno con lo malo y al final sacar un resultado medio mejor.

Como usar la estrategia de comprar y mantener

Por “comprar y mantener” no debemos entender el comprar y mantener una sola acción y rezar para que esa sea la nueva Apple o Microsoft.

La probabilidad de comprar una Apple, una Google o una Microsoft cuando valían 1 o 3$, invertir en ellas todo nuestro capital, y mantener la inversión hasta hoy es muy pero que muy baja.

También podría darse el caso de que las empresas elegidas en su momento, en el que cotizaban “baratas” y eran jóvenes, nunca llegaron a despegar, y nuestra inversión se quedaría muerta para siempre; o en el peor de los casos, que dichas inversiones fueron a cero por la quiebra de las empresas elegidas.

Que les pregunten a los inversores de Kodak o American Airlines.

Te pongo un ejemplo reciente:

Imagina que en el 2004 pusiste todo tu capital en Nokia, y que además seguiste invirtiendo más capital en los años sucesivos. En su momento pensaste que Nokia era la mejor empresa, pero mira lo que pasó (Nokia en azul):

competencia de nokia
Nokia en azul; Motorola en naranja; Samsung en verde. Está claro quién es el perdedor

El final, los que invirtieron en una acción como Nokia en este caso perdieron la mayor parte de su dinero, y ni el Buy and Hold les salvó de ser una estrategia desastrosa.

Por ello lo importante de la opción de comprar índices o muchas acciones.

Imagina que en vez de holdear Nokia, lo hubiera hecho con una cartera de Samsung, Motorola y Nokia.

Sin duda habría salido mucho mejor.

¿Quién puede adivinar cuál de las acciones jóvenes que cotizan a 2 o 3$ será la próxima Apple?

Nadie (en teoría nadie, pero nunca se sabe cuando hablamos de gente bien posicionada).

Por eso, este tipo de aproximación deberíamos centrarla en la inversión en valores sectoriales y de índices generales como el Nasdaq100, SP500, Russell2000, Wilshire.

En este sentido los índices de pequeña y mediana capitalización son una excelente manera de invertir con este modelo, pues su tasa de retorno histórica es superior a la ofrecida por los grandes del Dow Jones o el SP500 (2).

Esto es algo que ya nos explica bien Malkiel en “Un paseo aleatorio por Wall Street”, donde el rendimiento de los índices de pequeña capitalización a largo plazo batía a los de larga por algunos puntos porcentuales; si no recuerdo mal un 13 o 14% para el SP500 a largo plazo frente a un 17 de un índice de small caps (dividendos incluidos).

En los momentos de crisis los small caps se comportarán peor, pero en los de bonanza mucho mejor.

Pero vamos, que esto es ya intentar rizar el rizo.

Con invertir en buy and hold en índices normales, nos debería bastar.

Comprar y mantener en Bolsa en periodo de crisis

crisis financiera

También es cierto que en la Gran Depresión americana se tardaron 25 años en alcanzar el máximo previo al gran mercado bajista del 29, pero no es menos cierto que si nos hubiéramos dedicado a invertir un dinero X cada año en el Dow Jones de la época, habríamos obtenido grandes beneficios para las inversiones de los años 1933, 1934, 1935, 1941, 1942, 1943, etcétera, las cuales se habrían revalorizado un 100, 200, 300, 700% en los años posteriores, y sin contar con los jugosos dividendos de la época.

Además el que invirtió anualmente sus ahorros durante todos esos años, pudo ver como más adelante, en la década de los 60 hubo un mercado alcista de enormes proporciones, con lo que podemos asegurar que incluso en periodos malos como la Gran Depresión americana, la estrategia “comprar y mantener” puede mantener el tipo, e incluso proporcionar buenos beneficios a largo plazo.

Uno de los problemas de esta estrategia es que un gran mercado bajista siempre puede comenzar en el momento en el que empezamos a aplicar dicha estrategia.

Imaginemos que hoy en día decidimos invertir nuestros excedentes en ahorros en dicha estrategia e invertir por ejemplo 1 o 100 mil € anuales (dependiendo de la capacidad de cada uno), y resulta que el primer año que lo hago el mercado cae un 90% (como de 1929 a 1931).

¿Qué ocurriría?

Probablemente que nos tiraríamos de los pelos.

Ahora, si mantengo la calma y sigo invirtiendo esa cantidad X, veremos como los X dólares invertidos en el suelo del mercado bajista, pueden revalorizarse un 300% en poco tiempo, habiendo así “recuperado” en parte las pérdidas de las inversiones en los años malos.

Por tanto tenemos que estar siempre preparados para lo peor. No siempre estamos en la década de los ochenta y noventa.

Ejemplo de holdear acciones en un escenario de depresión económica y bursátil

Primer año: invierto 1000 € al precio de 500 en el índice X.

Segundo año: el mercado cae un 90% (de 500 a 50) e invierto otros 1000€. Tendré 100€ del primer año y 1000€ de este comprados a 50.

Tercer año: el mercado rebota un 100% (de 50 a 100) e invierto otros 1000€. Tendré 3200 € (100€ del primero año; 2000 del segundo, 1000 del tercero).

CronologíaInversionesValor carteraRendimiento carteraRendimiento mercado
Primer año+ 1000$1000$
Segundo año (mercado cae 90%)Inversión año 1: 100$/Inversión año 2: 1000$1100$-45%-90%
Tercer año (mercado sube 100%)Inversión año 1 y 2: 2200$/Inversión año 3: 1000$3200$6,66%-80%
Cuarto año (mercado sube 10%)Inversión años 1, 2 y 3: 3630/Inversión año 4: 1000$4630$15,75%-78%

Por lo que vemos como incluso en medio de un mercado bajista devastador y a pesar de que el mercado solo se ha recuperado a un nivel un 80% por debajo del tope anterior, habríamos obtenido un beneficio del 6,6% sobre nuestras inversiones. Y esto sin tener en cuenta posibles dividendos.

Es más, si esperamos otro año (y en el ejemplo el mercado sube un 10%), nuestra cartera habría ganado un 15,75% con respecto a la inversión inicial, y ello en un escenario del mercado general catastrófico donde los inversores/inversionistas del año 1 habrían perdido el 78% de su capital.

Cierto es que los primeros 1000 euros los tardaré mucho en recuperar, pero los segundos me proporcionarán un buen beneficio casi desde el inicio, junto con el hecho de cobrar los dividendos desde el momento de su adquisición, y recordemos que los dividendos de mercados que han caído un 80 o 90% suelen ser dividendos generosos.

Si estudias los mercados del año 1929 al 1935, verás que en esos años se dio un escenario similar al de este ejemplo.

Este es un claro ejemplo de como funciona el Dolar Cost Averaging. Algo así como El coste de hacer la media en el dólar, o en nuestras inversiones. La clave de esto es hacer la misma (o similar) inversión todos los años.

Ventajas y ventajas del Buy and Hold (holdeo de acciones)

➕ No tienes que estar rompiéndote la cabeza con estrategias complicadas (inviertes todos los años en los índices principales y  ya está)

➕ Igual, tampoco tienes que andar investigando los mercados de day trading (el 95% de traders pierde, o más) lo que consume incluso más tiempo que lo anterior

➕ Haciendo DCA (Media del Coste del Dólar) puedes incluso tener buenos resultados en un periodo de años en los que la economía tiene problemas (1929-1935 o 2007-2011). Ahí pierdes mucho en 1929 o 2008 pero ganas bastante en el 1933 o 2009 y al final la cosa se compensa bastante.

➕ El rendimiento a la larga supera a la inmensa mayoría de los fondos de inversión, que suelen cobrar comisiones del orden del 1% anual o más en gestión.

➕ Con el holdear las acciones nos estaremos ahorrando muchas comisiones. El coste de las comisiones es el gran culpable de que la mayoría de los day traders pierda.

➖ Puede que algunos inversores aventajados (muy pocos consiguen eso) puedan conseguir mayores rendimientos con estrategias activas (suerte si lo intentas)

➖ Como estrategia pasiva puede hacer que nos “olvidemos” del mercado y no sepamos salir a tiempo de una situación catastrófica en nuestro país, como Rusia en 1917 o Venezuela en los años de Chávez.

Holdear acciones opiniones finales

opinion de broker

En caso de seguir una estrategia de este tipo yo preferiría hacerlo en índices de países más “seguros” – si es que queda alguno hoy en día – como Estados Unidos, Australia, Canadá, Singapur, Suiza, Alemania, e incluso China si apostamos por el futuro del gigante asiático; aunque el favorito siempre será el mercado americano.

Las ventajas de este tipo de inversión es que no vamos a estar comiéndonos la cabeza todos los días con nuestra operativa de análisis técnico, operando no sé cuantos mercados y activos. Que si esta me pongo corto en esta acción y largo en aquella; que si stop loss y orden de beneficio límite.

Que si el indicador me dice esto o lo otro. Y total, para obtener beneficios, que en la mayor parte de los casos son inferiores al rendimiento medio del Dow Jones en los últimos 100 años, con mercados bajistas en medio del 40, 50 y 90%. Y si no que se lo pregunten a la mayoría de fondos de inversión.

Solo unos pocos podrán obtener un mayor rendimiento que el del mercado en el largo plazo.

Cierto que hay grandes estrategas y traders como Bruce Kovner, Michael Marcus o Ed Seykota, que pueden obtener ganancias del 20% anual consistentemente empleando análisis técnico además de macro, pero esos son muy pocos.

Aunque, ojo, que:

Como ya quise dar a entender en el pasado, esta estrategia no tiene por qué seguir manteniendo su validez en el largo plazo, pues todo puede pasar.

¿Quién sabe?

Igual mañana comienza una nueva crisis mundial, el Dow Jones cae un 98%, colapsan el Gobierno Americano y el resto de los de Occidente; cierran los mercados e instauran una dictadura de corte totalitario.

En ese caso se habría acabado la eficacia de la teoría de “comprar y mantener” pero también se acabaría el Análisis Técnico y la era de los grandes operadores a medio plazo.

No obstante, en ese mundo la Bolsa sería la última de nuestras preocupaciones, me temo.

  1. La inversión en bonos puede resultar en ganancias absolutamente demenciales como las habidas desde el año 1980 con el que podemos asegurar, es el mercado alcista de bonos más espectacular de la historia. Prueben a calcular la ganancia obtenida hasta hoy de la inversión en bonos americanos a largo plazo en caso de haber acumulado una cartera desde 1980. Ganancias de capital y de reinversión de intereses, que en los primeros años, eran del orden del 15%. Hagan cuentas.
  2. Aunque nunca olvidemos que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.
  • Más de 1000 títulos bursátiles

  • Broker veterano: más de 10 años en los mercados

  • Spreads competitivos

Valoración editorial

Servicio CFDs. 77.74% pierden dinero

Hola, mi nombre es Rubén fundador y editor de MBB. Aquí vamos a destripar la mejor información sobre los brokers y los mercados de inversión, y recuerda que el trading no es tan fácil como parece. Puedes seguir las últimas novedades de la web y de los brokers en exclusiva en la Newsletter.