Invertir en Cacao

El cacao es una de las materias primas mas conocidas y usadas en el mundo. ¿Quién no conoce las Nesquik o Cola Cao?

Este delicioso alimento fue cultivado en Centroamérica hace mas de 3.000 años, extendiéndose más tarde al resto del continente.

Curiosamente, al igual que muchas otras materias primas, el cacao se uso como moneda de cambio en el México prehispano, lo que nos dice de la importancia que tenía el mismo para el comercio en aquella región.

Además de usarse para alimentación con una exquisitez, se le conocen propiedades curativas como el tratamiento del asma, diarrea, fracturas, malaria, etcétera.

Como es lógico, los mayores productores del mundo de este metal son países de los trópicos, como Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Colombia, Brasil, Argentina, etcétera.

Por ejemplo, teniendo en cuenta que Costa de Marfil produce más del 30% del cacao mundial, cualquier evolución política o económica en el país podría producir efectos importantes en el mercado.

El trading y la inversión en cacao

El cacao se puede negociar en muchos mercados financieros y en muchas formas diferentes, pero la más conocida es la de los mercados de futuros, con el de contrato negociado en el CME de los Estados Unidos, C y el del ICE en Londres, con el símbolo CJ, con el famoso “Cocoa”, manera de llamar al cacao en inglés.

Estos dos contratos son los que marcan la referencia en los precios internacionales del cacao. Si los mismos suben de precio, quiere decir que hay presión por parte de la demanda del cacao, y si bajan quiere decir que por alguna razón la demanda baja o la oferta ha subido demasiado.

Por ejemplo, el futuro del cacao del CME negocia 10 toneladas del mismo y se negocia de lunes a viernes de 9:00 a 16:50 hora de Londres en el Globex.

El precio se mueve en ticks de 1 $ por tonelada, equivalente a 10 $ por contrato. Con un precio de unos 3.000 $ tendríamos un contrato valorado en 30.000 $.

Uno de estos contratos se podría negociar con un margen de 2.700 $, lo que nos daría un apalancamiento próximo a 10:1.

Así mismo, también se pueden negociar opciones clásicas en los mismos mercados. Un instrumento muy utilizado por los inversores institucionales.

Como ocurre con todos los mercados de futuros, el del cacao no es un mercado para invertir a largo plazo, pues el roll over de los contratos impide que esto se pueda realizar efectivamente.

Los mercados de futuros y opciones se dejan, mayormente, para operadores institucionales y sus operaciones de cobertura.

Asi mismo, se puede usar para hacer trading a corto o medio plazo, pues se trata de un mercado con una volatilidad notable.

Como el contrato de futuros del cacao es bastante grande, una manera de hacer trading en el mismo más eficiente y asequible para los traders individuales es mediante los CFDs. Muchos brokers ofrecen este CFD del cacao, con unas condiciones más flexibles que el mercado de futuros.

En cuanto a la inversión a largo plazo, una manera de invertir en este negocio seria invertir directamente en terrenos dedicados a esta materia prima, pero eso es algo que pocos pueden hacer.

La manera más normal de invertir en cacao seria a través de la Bolsa, ya sea a través de ETFs o de acciones de empresas relacionadas.

En el caso del cacao, tendríamos al iPath Bloomberg Cocoa Subindex o el iPath Pure Beta Cocoa.

Sin embargo, al tratarse de contratos relacionados con el futuro, creemos que la mejor opción para invertir a largo plazo es a través de las acciones relacionadas con la producción o comercialización del cacao.

En este caso, sería interesante comprar empresas relacionadas con el mercado del chocolate. Algunas de las mismas serian: Hershey, Mendelez, Rocky Mountain Chocolate Factory o el gigante Nestlé.

Invertir Hershey

El precio ha seguido subiendo desde los 80, a pesar de un mercado deprimido del cacao
El precio ha seguido subiendo desde los 80, a pesar de un mercado deprimido del cacao

Rocky Mountain

Como podemos ver, las acciones de Hershey o Nestle han tenido ganancias espectaculares en las últimas décadas.

En este sentido tenemos que destacar que estas acciones han funcionado muy bien a pesar de haber tenido un mercado de materias primas bastante deprimido.

Es decir, el cacao tuvo un gran mercado alcista en los años setenta del Siglo XX, cuando alcanzo un precio de más de 5.000 $.

El futuro del cacao

Invertir cacao

Hoy día, 40 años después, el precio del mismo nunca ha superado esos niveles, con lo que podríamos decir que el cacao ha bajado mucho de precio, sobre todo teniendo en cuenta la inflación.

Lo lógico es que la situación actual no se mantenga para siempre, y acabemos por ver una vuelta a un equilibrio, lo que llevaría al precio del cacao a subir de manera importante en el futuro, sobre todo cuando se produzca un nuevo mercado alcista general en las materias primas.

Todo parece indicar que en el futuro no se va a producir un descenso en la producción y consumo de este alimento exquisito.

Todo lo contrario, la industrialización de los países del mundo lleva a sus poblaciones a introducir alimentos más modernos, y el cacao, con su uso para los cafés y los cereales, es uno de ellos.