12 motivos para invertir (o no) en plata. Mejores maneras de hacerlo

inversion en plata¿Por qué despierta tanto interés la plata a la hora de invertir?

¿Qué tiene este metal precioso tan viejo conocido de la humanidad?

Son muchos los defensores de la inversión en plata, pero también sus detractores, pues no te creas que todo son bendiciones a la hora de invertir en el metal.

Pero si tienes experiencia en la bolsa ya deberías saber que toda inversión funciona igual.

No hay nada que suba de manera eterna y continua.

Todas las inversiones tienen sus altibajos, momentos de auge y momentos de crisis.

La plata no es ajena a estas leyes cíclicas de la economía.

La plata siempre se la ha conocido como la hermana pobre del oro.

Esto es algo que viene de muy atrás en el tiempo y que tiene que ver con cuestiones de orden natural, por decirlo así. Es, pues, lo que determinó el mercado durante milenios de libre albedrío.

¿Invertir en plata o en oro?

El oro es más vendible y más apto para la acumulación de capital.

Por decirlo de alguna manera, el oro que se puede acumular en una unidad de espacio tiene mucho más valor y pesa más que la misma cantidad de plata, por no decir, que es mucho más “extraño” que esta, siendo menos abundante y difícil de encontrar.

En otras palabras, imagina que tenemos que salir huyendo del país y tenemos unos cuantos lingotes de plata.

Pues bien, si llevas una pequeña maleta con esos lingotes te va a pesar mucho y el valor será tanto.

Si esa maleta fuera de lingotes de oro, el valor de la misma podría ser de unas 50 a 100 veces más.

Por esto siempre se dijo que el oro es el dinero de los reyes y la plata de la plebe. Y es que está claro que a igualdad de condiciones siempre vamos a preferir oro.

Pero esto no quiere decir que la plata sea una mala inversión per se.

Simplemente que el oro fue – y es – considerado como dinero superior.

Sin embargo, cuando nos centramos en el mundo de la inversión y la especulación, puede resultar que la plata nos proporcione mejores oportunidades de rentabilidad que el oro, así como mayores posibilidades de grandes pérdidas.

Esto es fácil si vemos el comportamiento de la misma en las últimas décadas.

Siempre que el oro tuvo un gran mercado alcista, la plata también lo tuvo, y de hecho, bastante superior al del oro.

Lo mismo para los mercados bajistas.

Por lo tanto, aquellos interesados en obtener grandes beneficios de un futuro gran mercado alcista del oro deberían considerar el invertir en plata, o al menos diversificar en ambos metales.

Podemos asegurar que el potencial de beneficio y rendimiento (y de pérdida también) de la plata es mucho mayor.

Además, por lo que comentamos arriba, es mucho más barato comprar una onza de plata que una onza de oro, cosa que hace de la misma un instrumento más accesible para el hombre de la calle.

Razones para invertir en plata (o no)

motivos para invertir en plata

Como todos los activos en que se puede invertir, la plata presenta unas características que la hacen atractiva, y también presenta unas características que la hacen poco deseable, todo dependiendo del punto de vista de donde se mire.

Además, una cosa que siempre hemos de tener en cuenta en la inversión es el momento en que nos encontramos.

Por eso último el que diga que invertir en plata es bueno siempre está mintiendo o simplemente siendo un ignorante.

La plata puede pasarse muchos años con rentabilidades negativas o muy malas mientras otros activos hacen ganar mucho dinero, y al revés; pueden pasar muchos años en los que la plata se comporta como el mejor de los activos.

¿Cómo saber en qué momento estamos?

Esto de entrada es imposible, porque no somos Dios para saber el futuro.

Podemos tener opiniones pero las mismas pueden estar equivocadas, o al menos tardar muchos años en materializarse.

Por ejemplo, en 1995 yo podría haber opinado que la plata estaba muy barata y era buena idea invertir en la misma. De haberlo hecho habría tenido 5 años de retornos espantosos, mientras veía como la bolsa tecnológica subía más de un 1.000%. En una situación así cualquier inversor acabaría totalmente desesperado y pensando que sería un fracasado. Sin embargo, finalmente, unos años más tarde, a partir del 2003, la plata comenzó un gran mercado alcista y subió un 1.000% en 8 años.

grafico para invertir en plata a largo plazo
Como vemos en este gráfico desde 1997 al 2020, la plata tiene muchas variaciones, periodos muy buenos y periodos muy malos para invertir.

Como vemos, acertar en el año adecuado es imposible.

Siempre tenemos que estar dispuestos a que nuestras operaciones pueden fallar, y con la plata no es una excepción.

Lo importante a la hora de invertir es hacerlo por propia decisión y mantener una inversión a largo plazo con serenidad. Unas veces las cosas salen bien y otras salen mal. Así es el mundo de la inversión.

Vamos a ver las razones más típicas que tienen los defensores y detractores de la plata a la hora de invertir en el metal:

Razones para invertirRazones para no hacerlo
+ Es un activo que protege contra la inflación– Es un activo que no reporta dividendos
+ El gobierno no la puede confiscar fácilmente (al menos la plata física en poder del ciudadano)– En caso de tener cantidades importantes hay que pagar un costo de mantenimiento, por ejemplo si se tiene en una cámara acorazada
+ Se puede apreciar también en crisis deflacionarias, cuando el gobierno responde con las políticas monetarias– No se comporta bien en periodos de bonanza
+ Hay muchas maneras para invertir, además de la física– Hay activos mucho mejores a largo plazo
+ Es un activo en el que se lleva invirtiendo desde hace milenios– Es uno de los activos en el que siempre están invirtiendo los que claman por el fin del mundo
+ La plata es reconocida y valorada en todo el mundo– Los grandes fondos apenas invierten en la misma

Bueno, como vemos, tenemos una cuestión bastante reñida entre los que piensan que la plata es la inversión del siglo y los que piensan que es una inversión ruinosa. De hecho, estos dos bandos llevan así durante décadas, siempre echando en cara al otro lo buena o mala que es su inversión.

Analicemos los puntos uno a uno de manera breve.

1 Protege contra la inflación

Es bien sabido que la plata es un metal precioso que no se puede crear de la nada. Eso es obvio.

Por eso, desde hace mucho tiempo, y al menos desde que los estados del mundo adoptaron divisas de papel, los mismos nunca han podido evitar la tentación de imprimir dichas divisas de manera indiscriminada.

Como la plata no se puede imprimir, pues resulta que al final tenemos una cantidad de papel divisa por onza de plata que no para de crecer, sobre todo en ciertos países y épocas.

Tarde o temprano siempre viene una crisis inflacionaria y el valor de la divisa papel o FIAT se deprecia de manera dramática con respecto a activos como la plata.

Esto es puro sentido común.

Ergo, los ciudadanos de países con grandes inflaciones siempre se han beneficiado a la hora de comprar plata en el momento adecuado (antes de que la gran inflación empiece).

2 No es fácil de confiscar

Esto va relacionado con lo anterior. Es decir, que la inflación provocada por los gobiernos es también una confiscación, aunque más sibilina.

En este caso me refiero más a la confiscación directa del activo, como ocurrió por ejemplo en el fatídico día de 1933 con la orden de Roosevelt en los Estados Unidos, algo que parecía impensable que pasase en el país adalid de la libertad, pero que al final pasó.

Lo mismo siempre ha pasado cuando los países transicionan a regímenes dictatoriales, como pudo ser el caso de Rusia en 1917. En esos momentos, los gobiernos confiscan la gran mayoría de los bienes privados de los ciudadanos, sobre todo los que tiene valor.

¿Cómo evitar eso?

Pues teniendo plata física escondida y que no haya sido fiscalizada por el gobierno.

Si el gobierno no sabe que la tienes no te la puede confiscar, al menos no facilmente.

Por el contrario, si la tienes en una cámara acorazada que gestiona otra empresa, es posible que el gobierno pueda confiscar esa plata antes de que la puedas retirar.

3 Se puede apreciar en crisis deflacionarias

Las crisis deflacionarias son diferentes a las inflacionarias, en el sentido de que lo que ocurre es que hay una contracción masiva del crédito y el dinero circulante, con el consiguiente colapso económico, aumento del paro, etcétera.

Las crisis deflacionarias van unidas a colapsos en los precios de muchos activos y por eso de manera lógica se piensa que no podrían ser buenas para que aumente el precio de la plata.

Sin embargo, lo que sí puede ocurrir, es que tras un colapso inicial debido al shock financiero, lo que ocurra es que el gobierno devalue la moneda de manera radical y en ese momento la plata se vea como un valor refugio, sobre todo si en el mercado hay miedo de que pueda haber un colapso financiero y monetario y total.

Es decir, que la plata responde muy bien ante el miedo.

4 Hay muchas maneras para invertir

Estas maneras las comentaré más detenidamente luego, pero sí, en general la plata se puede negociar de varias maneras.

La más segura es comprando el metal físico y guardándolo por nuestra cuenta, pero eso no siempre es posible o no es la manera más eficiente.

Salvando que ocurra un desastre total, la mayoría de las otras inversiones en activos relacionados a la plata suelen ser bastante seguras; ya sea si compramos ETFs o futuros de la misma.

Esta diversidad de maneras de invertir es algo que los operadores agradecen y hay muchos que tienen sus posiciones en plata en diversas maneras.

5 Es un activo que ha sobrevivido el paso de los milenios

¿Crees que los egipcios conocían el dólar?

¿Crees que los griegos conocían el euro?

¿Crees que los romanos conocían Bitcoin?

Pues ya sabemos que no, pero sí sabemos que todos esos pueblos antiguos conocían la plata, y lo que es más importante, conocían el valor monetario de la misma.

El dólar puede desaparecer un día sin problemas pero creo que la plata es complicado que lo haga, y podemos estar casi seguros que seguirá aquí hasta casi el fin del mundo.

El denario de plata fue una moneda muy importante en la historia del Imperio Romano

6 Es reconocida en todo el mundo

La plata es un activo inversor universal.

No solo lo es en forma de tiempo, como el caso anterior, sino en forma de espacio.

Muchas otras divisas no son respetadas o tenidas en cuenta en el mundo de la misma manera.

Imagina que llevas un bolívares venezolanos a un viaje en Vietnam. Los vietnamitas no te van a dar nada por esos papeles. No sabrán ni lo que son. Es más, se pensarán que los estás intentando estafar. Por lo general esos vietnamitas solo aceptarán algo como dólares, y cómo no, oro o plata. Lo mejor de todo esto es que eso es así ahora y siempre lo fue.

Eso sí no se te ocurra llevar plata falsa.

Ahora veamos las opciones de los que están en contra de la inversión en plata:

7 No reporta dividendos

Este es el razonamiento clásico de los grandes fondos y profesionales de la inversión durante décadas. Y lo cierto es que en el fondo no les fue mal durante largos periodos de tiempo.

Su razonamiento es que la plata no genera rentabilidad, dividendos, cupones o pagos regulares. Es decir, que es un activo inerte que si pasan muchos años tenderá a “comerse” el capital.

Por el contrario, el comprar acciones que paguen dividendos o bonos que paguen cupones, suponen unos flujos de ingresos de manera recurrente para el inversor, y así ha sido durante muchas décadas.

Además, si tenemos en cuenta que en los 80 y 90 del siglo pasado la plata además no subió de precio, podemos ver que se trató de una inversión ruinosa. Los grandes inversores americanos prefirieron tener su dinero en acciones y bonos, que a larga dieron muchísimo más dinero.

Ahora bien, las cosas no son siempre así, y lo que funcionó una época no lo hizo en la siguiente, o al menos no igual.

Cuando los tipos de interés llegan a 0, hay muchos que ya empiezan a dudar de esas afirmaciones.

En este sentido, todo dependerá de cuándo se invierte y cuánto se mantiene la inversión.

¿Qué ocurrirá del 2020 al 2030?

¿Rendirá mejor una inversión en plata sin dividendos o una cartera de acciones que paguen dividendos?

También dependerá de qué acciones tengas, ojo.

8 Hay que pagar costos de mantenimiento

Este es otro problema.

Imagina que estas en los años 80 y compras plata.

Después de los años 70 tan buenos para el precio, resulta que los 80 fueron horribles, y los 90 aún peor.

Con el tiempo te das cuenta que no solo has tenido un activo que no ha subido de precio, sino que tampoco ha dado dividendos, y que encima te ha costado dinero que has pagado a las cámaras acorazadas donde guardas el metal cada año.

Vale, no suele ser una cantidad enorme, pero aunque sea un 0,20% al año, con el paso de los años, es un coste que va acumulando y se vuelve importante.

Otra razón para intentar no invertir en plata en los periodos que puedan ser negativos para esta inversión.

9 No se comporta bien en los periodos de bonanza

Esto va relacionado con lo que comenté antes de la deflación y el miedo.

Cuando las cosas van mal y la gente piensa que viene el fin del mundo, entonces compra plata porque sabe que la misma pase lo que pase es complicado que desaparezca. Por el contrario, un estado que está en descomposición, puede hacer que el valor de su divisa colapse por completo, llevándose por delante los ahorros de una generación.

En la bonanza es al revés.

Como las cosas van bien y los negocios, más que menos, van generando buenos beneficios, la gente es optimista, hace fiestas, se va de vacaciones, compra casas más grandes, etcétera. En un escenario así, el poder de atracción de la plata como valor refugio desaparece por completo y la misma solo retiene su valor industrial.

Por eso, en las etapas de bonaza, los mejores activos suelen ser las acciones bursátiles de empresas capitalistas. Mientras que la plata debería ser una inversión media o quizá mediocre.

¿Cuándo estamos en el periodo de bonaza o cuando vamos a empezar uno?

Ojalá fueramos adivinos para saberlo.

Gráfico del precio de la plata desde los años 70 del Siglo XX. Los años 80 y 90 fueron muy malos para los “silver bugs”

10 Hay activos mucho mejores a largo plazo

Los grandes inversores como los fondos de inversión, siempre dicen que lo mejor es invertir en acciones, porque a largo plazo siempre ganan; y no les falta razón.

La rentabilidad de las acciones a largo plazo en los Estados Unidos ha sido muy buena.

Eso no lo discute nadie.

Es más, si se tiene la suerte de elegir las mejores acciones, entonces la rentabilidad es incluso mucho mayor. Esto de elegir las mejores no es fácil, obviamente.

Sin embargo, hay que recordar que no todos los países son los Estados Unidos y que la bolsa siempre no está en buena forma, así que ahí también hay que tener cuidado.

11 Activo de los agoreros

Lo cierto es que hay un grupo grande de inversores en plata y oro que siempre están hablando como si el mundo se fuera a acabar.

Esos son los que llevan hablando de que va a haber hiperinflación en Occidente desde hace más de 40 años. Pero al final la hiperinflación no acabó por llegar, y entonces se queda una sensación de que son charlatanes.

No es es que estén equivocados en sus premisas de que la devaluación monetaria y las políticas económicas han sido y son desastrosas tanto en EEUU como en Europa, y que tarde o temprano tendrá que haber una crisis de verdad, pero lo cierto es que el paso de las décadas ha demostrado que la cosa no era ni mucho menos tan obvia, y que las economías avanzadas pueden seguir funcionando incluso con las políticas económicas más locas. Eso sí, los males se van acumulando.

Por eso, muchos de los que siguieron a los agoreros acabaron también perdiendo mucho dinero en determinados periodos de tiempo.

12 Los fondos de inversión apenas invierten en ella

Es bien sabido que los grandes fondos de inversión y pensiones de Occidente son el gran motor de las inversiones en las regiones.

Estos fondos mueven cifras astronómicas de dinero y llevan muchos años invirtiendo de manera muy fuerte en acciones y en bonos, que son los activos que dan una rentabilidad anual y por tanto son los preferidos por los inversores.

El oro y la plata han sido dos activos bastante huérfanos en este sentido, porque la mayoría de los gestores se han negado a meterse a comprar algo con cupón 0, que encima cuesta mantenerlo.

Es normal.

Empero, la situación ha cambiado en los últimos años, conforme los tipos de interés se van acercando a cero, son cada vez más los expertos, incluidos Warren Buffett, que hablan cada vez más sobre la posibilidad de ir metiendo inversiones en los metales preciosos porque ven cada vez menos posibilidades de con los tipos a 0.

¿Se acabarán por meter los grandes fondos de inversión de manera masiva en la plata?

Si así ocurre entonces seguramente el precio acabará por subir de manera muy fuerte.

Solo el tiempo dirá.

¿Cómo invertir en plata?

Hay muchas maneras de comprar plata en el mercado.

Vamos a enumerar algunas de ellas:

Invertir en plata comprando joyas

Un método no muy eficiente pues perdemos gran parte del valor del metal en cuestiones comerciales de “joyería”.

Método que sin embargo, sigue de manera subliminal buena parte de la población al comprar joyas y luego guardarlas en el joyero. Esto ha salvado muchas economías familiares en épocas de crisis, que luego acuden al comprador de oro a vender sus preciadas joyas a veces a precios bastante bajos; y es que el comprador de oro también necesita un margen para sacar beneficio.

Invertir en monedas de plata

Quizá el método más efectivo y seguro de todos, pues nos aseguramos la posesión del metal en cuestión, cosa que puede ser de gran utilidad en casos de extrema necesidad como pueden ser una guerra o una revolución en el país, con las consiguientes destrucciones del sistema monetario de papel del momento.

En esos momentos de estrés financiero – y no financiero – el único elemento que sobrevive son las posesiones físicas de los metales, entre otras, que nos permiten tener un capital fuera del alcance de las autoridades monetarias, las cuales pueden, por otro lado, eliminar el valor de un billete de papel a su antojo.

No poca gente salvó sus vidas huyendo de Rusia en el golpe comunista gracias a las monedas de oro y plata.

Hay gran cantidad de webs que se dedican a la venta de plata, tanto nacionales como internacionales.

Este tipo de webs y negocios son muy populares en los Estados Unidos y el público anglosajón, con numerosas cámaras de seguridad en diferentes países del mundo.

Un clásico en esto es Suiza.

Un ejemplo de una de estas webs es goldmoney.

Aunque lo más popular es la compra física de monedas antiguas en todo el mundo.

Acciones de plata

Aquí tenemos una gran variedad de opciones.

La primera y más lógica es la compra de acciones de empresas mineras de plata evidentemente.

La segunda y más novedosa, la cual está de moda en los últimos años en los mercados de inversión, es la compra de ETFs, relacionados con la plata, que pueden ser en el metal en sí, como el SLV, o ETFs sobre acciones mineras y del sector, lo cual vendría a ser como una especie de fondos de inversión, pero con las particularidades de los ETFs.

Aquí tendremos que tener cuidado con que, por ejemplo, los ETFs de la plata como materia prima no nos garantizan al 100% que poseamos esa plata en sí.

Aunque, a decir, verdad, tampoco el tener la plata en una cámara de Suiza nos garantiza que nos la devolverán.

La única garantía es cuando tenemos la plata en la mano.

¿Cuáles son las mejores acciones para invertir en plata?

Esto es imposible saberlo y para tener una mejor noción habría que hacer un estudio profundo del mercado y de las empresas.

Y aún así, nadie garantiza que se pueda tener éxito en las inversiones, pues a veces lo que pinta bien en el papel (balances contables) luego resulta ser una fiasco en la realidad.

Si queremos encontrar opiniones al respecto una buena fuente es en los blogs y webs de economía del mundo anglosajón, que es infinitamente más rico que el mundo en español en contenido relacionado con los metales.

Por ejemplo, aquí tenemos un artículo de Juniorminingnetwork que indicaba que sus 5 acciones favoritas para invertir en plata serían:

  1. First Majestic Silver
  2. Silvercorp Metals
  3. Endeavour Silver
  4. Pan American Silver
  5. Coeur Mining

Otra manera de encontrar acciones interesantes relacionadas con la plata es simplemente ver los componentes de los ETFs, como el GDX y el GDXJ, donde podemos encontrar las mejores mineras de metales preciosos, y tenemos a acciones clásicas como:

  1. Newmont Mining
  2. Barrick Gold
  3. Wheaton Precious
  4. Yamana Gold

Y muchas más.

El mundo de las acciones de plata presenta una variedad y un dinamismo muy grande.

Invertir en futuros de la plata

Uno de los mercados de futuros clásicos del espectro de las materias primas son los futuros del COMEX americano, sobre todo el del oro, pero también el de la plata, los cuales son de los más movidos de todo el conjunto de las materias primas.

Sin embargo, estos mercados son más apropiados para la especulación que para la inversión a largo plazo, evidentemente.

Una de las maneras en las que quizá si se pueda invertir en estos mercados es mediante los futuros gestionados de los mismos, para los cuales hay algunos expertos en los mercados internacionales.

Además, las estrategias de cobertura de inversión que usan los futuros de plata son muchas, por lo que este instrumento no deja de tener su importancia a la hora de la inversión a largo plazo.

Invertir en CFDs y Forex de plata

que son cfds bolsa

Tanto en el mundo del forex, como metales al contado, o en los CFDs, como el mismo término lo indica, se puede especular y hacer trading con plata.

Al igual que con los futuros, estos instrumentos no podemos considerarlos para inversión a largo plazo, siendo el medio plazo como mucho lo que podríamos hacer.

Estos instrumentos han tenido y tienen una gran popularidad desde hace unos años debido a la facilidad para la operación de los mismos con respecto a los futuros, cuyos tamaños de contrato son mucho mayores.

Invertir en plata a largo plazo

Como vemos, las opciones de invertir en plata son muy amplias, lo que puede valer para los innumerables perfiles de clientes que haya en el mercado.

Podremos intentar buscar beneficios a muy corto plazo con la misma, por ejemplo usando opciones binarias, o podemos comprar plata física e intentar obtener beneficios a largo plazo.

De todas las maneras tendremos riesgos.

Sin embargo, hemos de recalcar que la plata es uno de esos elementos que siempre va a tener algún valor, pase lo que pase.