Comprar acciones de Iberdrola – Como invertir en Iberdrola 2020

¿Estás pensando en invertir en Iberdrola?

¿Crees que es buen momento para hacerlo?

merece la pena invertir en acciones de iberdrola

Sin duda es una de las acciones más potentes de la Bolsa española y una de las que mejor comportamiento ha tenido a lo largo de las tres últimas décadas. Por eso siempre hay muchos inversores pensando en comprar acciones de este valor.

Vamos a analizar los datos más recientes de esta acción, siempre interesantes para conocer las fortalezas y debilidades de cada valor.

¿Seguirá siendo una de las mejores acciones del IBEX 35 o acabará besando el polvo?

Cotización de Iberdrola en Bolsa

Son muchos los inversores que siguen con interés el precio de Iberdrola todos los días.

Esto es normal. Se trata de una de las multinacionales más grandes del país y son muchos los inversores que la tienen en su cartera; inversores de todo tipo, tanto individual como institucional.

Sin embargo, los especuladores profesionales saben bien que no es buena idea estar viendo todos los días el precio de los valores individuales, y menos cuando se opera dentro de una estrategia de inversión a largo plazo. Eso está bien para los creadores de mercado o aquellos que buscan estrategias intradia.

Un inversor a largo debería estar más tranquilo y no mirar tan a menudo la cotización.

Empieza a operar acciones al contado, ETFs, CFDs e índices con brokers Top de Latinoamérica

  • Broker regulado en los principales organismos

  • Gran selección de títulos

  • Gran flexibilidad en el trading

  • Broker con oficinas en España y Latinoamérica

  • Comisiones atractivas

  • Variedad de plataformas

  • Líder mundial en CFDs de acciones

  • Empresa matriz cotiza en la bolsa londinense

  • Servicio CFD. 76,4% pierden dinero

¿Es momento para comprar Iberdrola?

Todo el mundo está interesado en encontrar el momento idóneo para invertir en acciones, como puede ser el caso de Iberdrola. ¿Quién no quiere comprar acciones de Iberdrola al mejor precio y luego ver cómo el mismo sube y poder sacar buenos rendimientos? Después de todo este es el carácter fundamental de los mercados financieros. Poner el capital en el mejor uso.

Sin embargo, sintiendo defraudar a muchos, no existe un momento idóneo para saber cuando poder operar las acciones de un valor. Esto es así porque los mercados bursátiles son totalmente dinámicos y no se puede esperar un resultado cierto nunca. Lo que pasó ayer no tiene porqué pasar mañana.

Sí, podemos ver los resultados históricos e intentar hacernos una idea de dónde puede ir el precio de Iberdrola en los próximos años, pero eso se quedará en eso: una “idea”. De esa idea pueden salir muchos resultados.

Lo que más podemos hacer es buscar una especie de inversión eficiente, de tal manera que basemos nuestras operaciones en una especie de probabilidades, pero para eso hay que invertir en más valores que Iberdrola. Esta empresa de por sí puede parecer muy buena, y quizá sea una ganadora en los próximos años. Eso no lo sabe nadie. Pero también puede ser una perdedora. Aquí es donde entra el concepto de la diversificación, el cual es una de las claves para sortear con más fiabilidad las turbulentas aguas bursátiles.

Veamos ahora algunos detalles históricos y de valoración de esta interesante empresa.

Como comentamos antes, Iberdrola es una de las empras más poderosas y sólidas del IBEX 35. Esto quiere decir que es un valor con un negocio que está muy asentado y eso en bolsa se traduce en el pago de dividendos regulares. En este sentido Iberdrola es una de las mejores empresas para invertir buscando rentabilidad por ese concepto.

Pero no solo eso, sino que además es un valor que ha tenido una gran apreciación de capital desde hace décadas, con grandes ascensos y con una tendencia a largo plazo indiscutiblemente alcista.

Cierto es que por el camino ha tenido muchos momentos difíciles, pero ¿qué acción no los ha tenido?

En 1990 cotizaba a 0,65 euros, y casi 30 años más tarde lo hacía a 9,50; una subida enorme. Si a la misma le sumamos los dividendos tendríamos que aplicar al menos otro 100% de rentabilidad, con lo que si hubiéramos acumulado esos dividendos en el capital de nuestra inversión el valor estaría en unos 19 euros.

Como vemos estamos hablando de una rentabilidad muy grande; de las mayores del IBEX 35 en esos 30 años.

Pero, claro, eso es el pasado y nadie garantiza que este resultado se vaya a repetir en los próximos 30 años.

Muchos estarían contentos con saber lo que va a pasar en los próximos 5 o 10 años, pero eso es algo que tampoco nadie puede saber. Lo que sí sabemos es lo que pasó en el pasado y también podemos analizar el negocio de la empresa, así como algunos de sus números para ver si tiene buenas posibilidades de seguir obteniendo buenos rendimientos en el futuro.

grafico rendimiento iberdrola
El gráfico del precio de Iberdrola añadiendo los dividendos a largo plazo muestra un rendimiento bastante bueno, y totalmente diferente del que tendríamos sin el beneficio de ese otro concepto. ¿Qué ocurrirá en la tercera década de los 2000? La década ha empezado con volatilidad extrema, lo cual no es buena noticia pues puede anticipar convulsiones futuras. De momento Iberdrola mantiene los dividendos y eso es bastante positivo para el inversor de la empresa pues denota fuerza.

Datos bursátiles y económicos de Iberdrola

  • Cotiza en el Mercado Continuo español. También cotiza en los Estados Unidos, Alemania, Italia o México.
    • Cotiza indirectamente como Avangrid en los Estados Unidos
    • Cotiza indirectamente como Neoenergía en Brasil
  • Es componente del IBEX35 español (ticker: IBE)
  • Número de acciones: 6.362.072.000
  • Capitalización: 58.000 millones de euros (2019)
  • Sector: energía

Dividendos de Iberdrola

Iberdrola PER Rentabilidad dividendo
2019 30 3,1
2018 14 4.6
2017 15 5.3
2016 16 5
2015 18 2.5

Como vemos, los dividendos son fuertes y constantes en el tiempo. Este es un ejemplo de acción Aristócrata de los Dividendos, y favorita entre los que gustan de invertir por ese concepto.

El 2019 ha mostrado una pequeña debilidad en la rentabilidad pasada pero hay que tener en cuenta que Iberdrola tuvo un año de crecimiento bursátil muy bueno y eso se tradujo en una valoración más “cara”, en teoría, lo que se reflejó en los dividendos y en el PER.

En el 2020 los dividendos se mantienen en esta empresa, que es de las que pueden permitirse el lujo de seguir haciéndolo en medio de la pandemia del Covid, con muchos de los grandes del IBEX que han adoptado una pausa en el pago de este concepto.

Factores a tener en cuenta para invertir en Iberdrola

A la hora de invertir en una acción como Iberdrola podemos tener en cuenta una serie de factores como:

  • Análisis técnico de la acción; la herramienta favorita de los traders e inversores cuantitativos. Los traders buscan el momento técnico perfecto en el gráfico para realizar la mejor compra posible (o venta, ya que recuerda que también podemos ir a corto).
  • Análisis fundamental: esto es el estudio de las cuentas y números de la empresa, y su comparación con los del sector para intentar ver si es una empresa preferible para invertir o no. Uno de los indicadores clave en este punto es la deuda.
  • Análisis económico del valor, lo que incluye muchos aspectos, tales como:
    • Análisis de la competencia; factor muy importante, sin duda
    • Análisis de los mercados donde está presente Iberdrola
    • Análisis de los mercados de energía en general
    • Análisis de las condiciones económicas generales; es una gran ventaja saber si una economía está a punto de entrar en recesión o no. A nadie le gusta invertir justo antes de una recesión y ver como el precio de sus títulos baja un 50%.

Datos importantes de Iberdrola para invertir

analisis economico de iberdrola en bolsaIberdrola es una empresa energética española de perfil multinacional siendo uno de los principales actores en el mercado de producción eléctrica mundial.

Los datos de la empresa son impresionantes:

  • Se trata de una de las 5 mayores empresas de energía eléctrica del mundo por valoración bursátil (2019), solo por detrás de Nextera Energy, Duke Energy, Enel y Dominion Resources.
  • Se trata de una de las 5 mayores empresas de energía eléctrica mundiales por ingresos anuales.

Esta empresa con sede en Bilbao tiene una presencia muy fuerte en algunos de los mercados más competitivos del mundo.

Las filiales principales del grupo están en:

  • Iberdrola en España; cuota de mercado entre 20 y 23%
  • Iberdrola internacional; con presencia en Portugal, Francia, Italia, Alemania, Grecia, Hungría, Chipre, y más países europeos
  • Scottish Power en Reino Unido e Irlanda; cuota de mercado entre 3 y 4%
  • Avangrid en Estados Unidos; es el tercer mayor productor de energía eólica
  • Iberdrola México; es el primer productor eléctrico privado del país
  • Neoenergía en Brasil

Iberdrola tiene 3 áreas de negocio:

  • Generación: se encarga de la producción energética con centrales propias
  • Redes: se encarga de las líneas eléctricas y el suministro de la energía desde los centros de producción hacia el cliente final
  • Renovables: se encarga de producir y comercializar energía de tipo renovable como la eólica, la solar, la hidráulica o la fotovoltaica

La participación en los ingresos de dichas áreas es, en datos aproximados:

  • Generación: 54%
  • Redes: 36%
  • Renovables: 10%

Puedes ver estos resultados detallados en algunos de los informes que publica Iberdrola (por ejemplo aquí).

Este es uno de los puntos más interesantes del análisis de Iberdrola, porque a pesar de que los negocios de generación y redes son los más importantes a día de hoy, es el de renovables el que está llamado a liderar el futuro.

Es en ese campo de renovables donde Iberdrola ha hecho su mayor apuesta desde hace años, poniendo las bases en la transición de su modelo de uno tradicional a uno totalmente comprometido con las energías renovables.

En este campo de las renovables tiene varias filiales:

  • Iberdrola Renovables Energía
  • ScottishPower Renewable
  • Avangrid Renewable
  • Iberdrola Renovables México

El mensaje de la empresa es claro: la apuesta por la des-carbonización de la economía y por el compromiso medioambiental.

Desde el año 2000 ha reducido sus emisiones en Europa en un 75%, bastante más que la mayor parte de la competencia.

¿Por qué es esto importante?

Pues porque creo que aquí está tomando el camino correcto; aunque curiosamente no porque ese modelo de producción sea más eficiente, sino porque es el que parece que va a tener el favor político en las próximas décadas.

Cada vez son más las voces en el mundo avanzado que llaman por crear un modelo sostenible. Por ejemplo cada vez se oye hablar más de un “Green New Deal” en los Estados Unidos, lo que tendría un impacto enorme.

En este sentido Iberdrola es una de las empresas líderes en el mundo en el sector de las renovables, y parece que va a seguir creciendo en ese campo. Si las regulaciones del futuro van a premiar cada vez más a este tipo de producción puede que Iberdrola esté sentando las bases de un modelo de negocio incluso más sólido en el futuro.

Por supuesto, esto son especulaciones, y nada está garantizado.

La competencia de Iberdrola

Ahora toca un poco ver la competencia de este coloso energético español.

Una de las cosas que más llama la atención es los mercados en los que está presente. Nada menos que en Europa, Estados Unidos, Brasil y México.

Más interesante aún es el hecho de que su presencia en el resto del continente americano es insignificante, por lo que ahí tendría grandes posibilidades de expandirse en el futuro si hay nuevas aperturas de esos mercados, los cuáles, como siempre, dependen de las regulaciones políticas interiores.

Los competidores de Iberdrola son variados y muy poderosos.

  • En España compite con Endesa y Naturgy
  • En Reino Unido con British Gas, EDF Energy, EON, SSE y npower
  • En el mercado internacional de renovables compite con: Gamesa, Duke Energy, Southern Company, RWE Group, Suzlon Energy, First Solar, y muchos más

Como vemos la competencia es feroz, tanto en el aspecto privado como en el público, siendo este último el más importante por el tema regulatorio.

¿Logrará Iberdrola imponerse en esta batalla gigantesca a nivel global?

¿Cuándo comprar acciones de Iberdrola?

Esta es la pregunta del millón.

Este es el problema que siempre tienen los inversores: el saber si es momento para comprar Iberdrola, cualquier otra acción o no hacerlo y esperar.

No podemos saber lo que ocurrió en el pasado.

Este es un típico ejemplo de acción que se comportó de manera cíclica: es decir, bien durante muchos años y mal durante otros, pero con el factor bursátil de largo plazo a favor del lado alcista.

Imagina que en los primeros años de la década dos inversores invirtieron: uno A y otro B.

como comprar acciones de iberdrola

El A compró en 2004 a 4 euros.

El B compró en 2007 a 10,5 euros.

Años más tarde, después del colapso de la burbuja subprime, el precio de Iberdrola bajó a 4 e incluso a 3 euros.

¿Qué crees que le pasaría por la cabeza al inversor B?

Puedes estar seguros que la mayoría de inversores en esa situación vendieron en medio de la bajada por miedo a perder más.

Sin embargo, el inversor A estaría en una posición mucho mejor, habiendo cobrado dividendos muy buenos durante muchos años. Lo más probable es que estos inversores aguantaran más sus acciones.

Si todos los inversores tuvieron la paciencia de esperar al final se probó que en casos como este, merece la pena aguantar y ver como la bolsa acaba por premiar a las empresas con un negocio sólido como Iberdrola.

Finalmente las acciones se han ido por encima de los 9 euros.

Imagina los que compraron a 3 y 4 en los años de la crisis en Europa, entre 2008 y 2012.

Este ejemplo nos ha de servir para ver que nunca hay garantía de que las cosas vayan a salir bien en Bolsa.

También nos enseña que muchas veces es mejor aguantar las acciones incluso cuando las cosas parecen que van mal, pues si el valor es bueno terminará por recuperarse.

¿Qué puede pasar en los años 2021 y 2022?

Después de la embestida brutal del Covid-19 en todos los países las cosas han cambiado mucho a lo que se tenía pensado en general. Las cosas no son iguales y eso se refleja en el cambio de comportamiento societario. En principio Iberdrola es una empresa a la que no tendría que afectarle el tema de la pandemia en el sentido de que su negocio no depende del contacto físico con sus clientes, como sí puede serlo una empresa hotelera o de aviación.

La respuesta masiva de los gobiernos imprimiendo cantidades masivas de dinero ha supuesto una especie de recuperación a corto y medio plazo, debido a que los estados han podido gastar enormes cantidades en mantener la economía a flote, como por ejemplo con el pago de los ERTEs en España o los furloughs en UK o EEUU.

Sin embargo, de lo que no cabe duda es de que las economías mundiales han sido muy dañadas por este asunto de la pandemia y algunas en particular, como la española, están sufriendo mucho debido a su dependencia de sectores intensos en contacto físico como el turístico.

Con este panorama se presenta una situación un tanto complicada pues en cualquier momento podría estallar una crisis financiera como resultado de las cuentas tan problemáticas de países como Italia o España, con déficits estructurales que parecen muy difíciles de corregir y que hacen que la deuda de esos países aumente de manera dramática. Eso no puede continuar así de manera permanente, obviamente. Tarde o temprano llegará una crisis y eso se tendrá que ver reflejado en el precio de las acciones de Iberdrola, entre otras.

Razones para invertir o no hacerlo en acciones de Iberdrola

Con el análisis hecho tenemos una serie de factores que nos apuntan a una serie de ventajas y posibles problemas que Iberdrola puede afrontar. Veamos resumidamente cuáles son:

Empresa a la que parece favorecer el cambio climático y las futuras regulaciones favorecedoras del mismo

No cabe duda de que Iberdrola se ha posicionado como una empresa con carácter “verde”. Esto le da una ventaja en un posible futuro boom del sector. Cierto es que esto se está viendo ya y por ello Iberdrola lleva años beneficiándose de este efecto, aunque no tanto como empresas más especialistas como Solaria.

↑ Empresa a la que beneficiaría un posible crecimiento industrial

Llevamos muchos años de crecimiento de tipo servicios, y eso es algo que no se va a ir. Sin embargo, los sectores industriales, y sobre todo los relacionados con materias primas llevan unos años con un desempeño no tan positivo. Iberdrola, sin ser una empresa pura en este sentido, sí que tiene un perfil fuertemente corporativo y se beneficiaría sin duda de cualquier plan expansivo de inversión pública, por ejemplo. Esto podría ocurrir en caso de venir una crisis deflacionaria lo que provocaría una intervención brutal de los gobierno de tipo monetario; que acabaría en proyectos de todo tipo, pero sobre todo verdes.

↑ Empresa con resultados sólidos

Lo que vimos antes de los dividendos es importante. Eso muestra que estamos ante una empresa muy asentada y con un modelo de negocio bastante sólido. Cierto, muchos piensan que es con privilegios del Estado, y eso no lo discutimos aquí, pero lo cierto es que esos privilegios que le dan posición dominadora de mercado se acaban por traducir en un negocio bastante fuerte.

Claro está, esto no significa que las cosas se puedan torcer si ocurre una crisis fuera de lo común, ya que los ciclos societarios y económicos también pueden cambiar hacia otros modelos.

↑ Grandes inversiones en la empresa

Más de 10.000 millones de euros en 2020 y anuncios de que la cosa seguirá caliente en los próximos años, 2021, 2022 y 2023. La revolución de las renovables augura grandes inversiones futuras, sobre todo con incentivos gubernamentales.

↓ La estructura política española

La crisis del Covid ha sacado a la luz el hecho de que la economía española es bastante precaria y peor aún, su sistema político es un desastre total.

Por un lado tenemos a casi el único país de Europa Occidental (junto a Grecia y algún otro más quizá), que tiene o ha tenido a un partido de tipo comunista en coalición de gobierno. Esto, aunque parece una tontería es una desgracia para el ambiente inversor del país. Con ese tipo de políticos son pocos los que se atreven a invertir en el país pues se respira un aire de confiscación e inseguridad jurídica continuo. Esto no es nada nuevo y siempre suele pasar así. Por eso los países anglosajones, por lo menos hasta ahora, han sido más prósperos, pues nunca han tenido que lidiar con estos problemas en los últimos cientos de años.

Unido a esto anterior está el problema de las comunidades autónomas y el infierno regulatorio que eso supone para desarrollar actividades genuinamente empresariales en el país. Así es muy complicado poder competir con otros países con un entorno político más estable.

↓ El desastre económico que se cierne en España

Es bien sabido ya en todos los círculos económicos mundiales durante el 2020, que España fue el país con la peor respuesta económica en la crisis del Covid 19. Esto no es solo debido al problema turístico, del que España es gran potencia, sino también a lo comentado en el punto anterior.

El gobierno español ha tenido una retórica anti-negocios constante, y eso ha supuesto que los inversores nacionales e internacionales hayan, o bien sacado dinero del país, o dejado de invertirlo.

Este mal desempeño económico se traduce en un aumento de la deuda desorbitado que está causando mucha preocupación en los países acreedores del Norte de Europa que ven cada vez con más recelo la política del país ibérico. Se esperan momentos de tensión en el futuro, y si nos atenemos a la situación griega de los años 2010-2015, no presagia nada bueno.

Conclusión

Como vemos son muchas las razones para pensar que Iberdrola es una acción con valor, y también son las que hacen pensar que puede haber riesgo a la hora de meterse en este valor. Todo dependerá también del momento en que se compren las acciones. Todo esto es muy variable y no se puede asegurar nada de cara al futuro. Los dos argumentos básicos que favorecen y empeoran a la acción son:

  • Energías renovables: favorece a Iberdrola
  • Debilidad de España: perjudica a Iberdrola

Lo que sí sabemos seguro es que la volatilidad será bastante alta de aquí a los próximos años.

¿Cómo comprar acciones de Iberdrola?

Para comprar acciones de este valor – o cualquier otro – hay que acudir a los brokers del mercado, de los cuales hay muchos en España y en otros países también.

Si estás buscando un broker de garantía para operar con acciones, xtb es una opción recomendable siendo uno de los brokers líderes de España, Europa e incluso Latinoamérica, donde tiene una fuerte presencia.

Lo mejor para invertir es hacer la compra con brokers que negocien en acciones al contado. A este respecto podemos ver los mejores en el listado con los mejores brokers de acciones.

Si lo que queremos es hacer especulación a corto plazo tenemos otras opciones interesantes como las de operar en CFDs o en opciones financieras.

Muchos de los brokers de acciones ofrecen estos productos, pero suele ser mejor buscar brokers especializados.

Con respecto a estos contratos para hacer especulación recalcar que no son aconsejables para operadores novatos, ya que son instrumentos muy complejos y que conllevan mucho riesgo de perder todo el dinero rápidamente.

Lo mejor que puede hacer un inversor u operador de acciones es, primero que nada, adquirir experiencia en la negociación en los mercados, y luego, quizá, intentar estrategias más arriesgadas. Al principio lo más aconsejable es invertir a largo plazo, pero como hemos visto antes, tampoco esto asegura que no se puedan tener grandes pérdidas.

El mundo de la bolsa es muy dinámico y complicado pero ahí radica la belleza del mismo.

Si has comprado acciones de Iberdrola te deseo suerte y que puedas conseguir grandes plusvalías en el futuro.

Empieza a operar en acciones y bolsa con Plus500

Servicio CFDs. 76.4% pierden dinero

Valoración editorial

Escrito por Rubén - Editor y fundador de MBB. Con más de 15 años de experiencia operando en los mercados. Rubén es un experto consumado en trading y brokerage minorista. Rubén fundó MBB para que ayudar a traders e inversores a elegir el broker más adecuado a sus circunstancias, y además proveer educación e información sobre los aspectos más importantes de la Bolsa y el trading online. Recuerda que el trading es más complicado de lo que parece. Puedes encontras más sobre MBB aquí.