Invertir en petróleo

El petróleo es la materia prima probablemente más importante para nuestra civilización.

Sin lugar a dudas, sigue siendo la fuente de energía principal para que nuestras economías continúen funcionando. Sin petróleo la sociedad quedaría paralizada.

En este sentido es fácil comprender la importancia de este líquido negro.

Invertir petróleo

El mismo es conocido como el “oro negro”, nombre que le viene como anillo al dedo.

Como el buen oro, este es un producto escaso.

Las previsiones sobre su fin varían mucho.

Algunos dicen que acabara en 10 años y otros dicen que durara más de 100.

¿A quién creer? Ciertamente, si fuera verdad que fuera a acabar en 10 años sería difícil que el precio haya caído un 60% como hizo en los últimos dos.

Por el efecto del precio, podríamos decir que aún le queda algo más de vida.

En la antigüedad y en la Edad Media se usaba con fines curativos.

No fue hasta el Siglo XVIII cuando empiezan a tenerse en cuenta las posibilidades de refinado.

Con la aparición de los motores de combustión y su comercialización comenzó el boom de este oro negro, el cual ha llegado hasta nuestros días siendo una de las principales cuestiones geoestratégicas de nuestro tiempo.

De ahí que todas las guerras modernas, empezando por la Segunda Guerra Mundial hasta la invasión de Irak en el 2003, hayan tenido al petróleo como protagonista destacado.

Con todo esto, no es difícil darse cuenta de la importancia que el mismo tiene para el mundo de los mercados financieros y la inversión.

¿Cómo invertir en petróleo?

Futuros petróleo

El petróleo se puede negociar en muchos mercados financieros y de maneras muy diferentes.

La más conocida, para hacerlo directamente es mediante la compra de futuros financieros en el NYMEX, el conocido contrato CL. Otro contrato muy conocido es el Brent negociado en Londres.

Sin embargo, la compra de futuros no es lo más adecuado para inversión, siendo la misma una actividad que suelen realizar los especuladores o traders a corto plazo, quienes intentan obtener beneficios mediante los movimientos a corto plazo del petróleo, debido al fuerte apalancamiento que los mercados de futuros ofrecen, que puede ser de más de 100 a 1.

Por ejemplo, el CL equivale a 500 barriles, con lo que si el precio está en 40, tendríamos un contrato valorado en 20.000 USD, el cual podríamos comprar, en muchos casos con menos de 500 USD.

Este tipo de trading, sin embargo, es algo que debería ser dejado a los profesionales.

CFDs petróleo

Otra manera de comprar petróleo es mediante la negociación de este contrato de futuros con CFDs, con lo que podremos negociar el precio del petróleo con un contrato mucho más pequeño y, por tanto, apto para los traders con capital moderado.

No obstante, estos contratos tienen un spread mayor, con lo que las condiciones de trading no son tan buenas como las del futuro

Opciones binarias petróleo

Otro tipo de trading en petróleo es mediante las opciones binarias, siendo un producto ofrecido por la mayoría de los brokers del sector, en todos los tipos de binarias que podamos imaginar.

En este caso, normalmente se trata de operaciones de corto plazo donde se buscan grandes ganancias.

ETF petróleo crudo

Otra manera de operar en petróleo es mediante la compra de su ETF, por ejemplo mediante el USO (United States Oil Fund) con el que se puede negociar petróleo con un precio similar al de los futuros.

No obstante, este es uno de esos ETFs que no es bueno para invertir porque va acumulando pérdidas a largo plazo debido al coste de mantener los futuros.

Totalmente no recomendable para inversión.

Así mismo, hay ETFs que replican el rendimiento del petróleo con apalancamiento. Estos instrumentos, no obstante, son bastante peligrosos.

No recomendable para inversión. Vemos como ha caído mucho más que el precio del petróleo
No recomendable para inversión

Acciones petróleo

Como ocurre con todas las materias primas, el petróleo es trabajado directamente por muchas empresas mundiales que se dedican a las actividades relacionadas con el mismo, como por ejemplo refinería, extracción, comercialización, etcétera.

Conociendo un poco el mundo de la Bolsa, esta es, quizá, la mejor opción para los que buscan invertir en petróleo, es decir, la compra de las acciones relacionadas con el mismo, como podrían ser Repsol, BP, ExxonMovil, Chevron, Petrobras o EOG Resources.

Grandes mercados alcistas y bajistas a largo plazo en Conocophillips
Grandes mercados alcistas y bajistas a largo plazo en Conocophillips
Una de las mejores acciones de los úiltimos 50 años
Una de las mejores acciones de los úiltimos 50 años

La cantidad de empresas dedicadas al sector es enorme, pudiendo invertir en petroleras grandes o pequeñas o de distintos países como pueden ser YPF en Argentina o Petroperú en el país andino.

La variedad es muy grande y si queremos construir una cartera basada en precios del petróleo tenemos bastante amplitud de mercado.

Acciones petroleras USA

El principal del mundo, en este sentido, es el de los Estados Unidos, con los clásicos ya nombrados y muchas empresas de nueva generación.

En cuanto al rendimiento de estas acciones, como es lógico, las mismas obtienen enormes ganancias cuando se produce un gran mercado alcista del petróleo.

Por ejemplo, en los años setenta, las acciones petrolíferas fueron algunas de las mejores del mercado con ganancias impresionantes, debido al creciente precio del barril esos años.

Más tarde, del 80 al 2000, el petróleo estuvo algo dormido, con lo que el crecimiento en el precio de las acciones fue bastante más moderado. Aunque en muchos casos, sobre todo en las grandes petrolíferas, estas siguieron subiendo de manera imparable durante todos esos años, como por ejemplo Exxon.

En la primera década de los 2000, hasta el 2008, se vivió otro gran mercado alcista del petróleo con grandes ganancias en las compañías petroleras, las cuales han sufrido bastante, sobre todo con el mercado bajista de los años 2014 y 2015.

Sin embargo, tal y como nos enseña la historia, esos grandes mercados bajistas en las acciones del petróleo suelen ser buenos momentos para invertir a largo plazo en las mismas.

Aunque siempre puede ocurrir que algunos valores concretos vayan a la bancarrota, cosa muy difícil que ocurra en el sector en masa.

Esto solo ocurriría en caso de “peak oil”, pero en esa situación, seria la totalidad de la economía mundial la que entrara en situación de colapso.