Invertir en acciones de ACS: cotización y análisis de este valor

acciones acs

Cotización de ACS

El precio de las acciones de ACS es uno de los más seguidos de la bolsa española. Esto no nos debe extrañar teniendo en cuenta el perfil de esta empresa.

Son muchos los inversores españoles que tienen sus ahorros metidos en acciones de ACS, tanto de manera directa como indirecta, como por ejemplo a través de fondos de inversión o fondos de pensiones.

¿Merece la pena invertir en las acciones de ACS?

¿O puede que la acción esté muy cara para comprar?

En este artículo vamos a analizar las acciones de este coloso español de la construcción y los servicios. Pero esta empresa no solo conocida por eso sino por ser la empresa de Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid. Es decir, que el presidente de ACS también lo es de uno de los clubes de fútbol más populares y legendarios en el mundo. Por eso no es de extrañar que la mayoría de aficionados conozcan a esta empresa. Esto no significa que la gente vaya a invertir en ACS a ciegas, claro está. Pero sí le da un punto a favor. En España todo el mundo sabe quién es Florentino.

Bien, para analizar la cotización presente y futura de esta acción es bueno conocer a fondo todas las cifras de la empresa y datos relacionados con el sector y la economía mundial.

Acciones ACS en Bolsa

acs en bolsa

Vamos a ver las principales cifras de esta empresa de construcción.

  • Número de acciones: 314.665.000 (2019)
  • Capitalización: 10.550.704.000 euros
  • Mercado: Mercado Continuo español; IBEX 35
  • Símbolo: ACS
  • Sector: Construcción
  • Accionistas (2019):
    • Inversiones Vesan (Florentino Pérez): 12,52%
    • Blackrock: 3,01%
    • Norges Bank: 2.74%
    • Invernelin Patrimonio: 2,74$
  • Empleados: 195.461 (2019)
  • Presencia internacional: más de 65 países
  • Ventas exteriores: alrededor del 80% (83% en 2015).
  • Ingresos: 36.658 miles de millones de euros (2018)
  • Beneficios: 915,02 millones de euros (2018)
  • Rentabilidad por dividendo: +- 4% (media)

Como vemos, estamos ante un coloso de la empresa española, totalmente consolidado en el IBEX35.

El dato que más llama la atención es el de las ventas internacionales, punto en el que esta empresa destaca sobre la mayoría de constructoras mundiales. Esto es una ventaja tremenda en los ciclos de problemas en Europa y, sobre todo, en España.

Las cifras de ACS son bastante buenas y es una de las empresas más sólidas del panorama español. Vamos a ver los ingresos y beneficios:

Ingresos y beneficios de ACSIngresosBeneficio neto
201836.658915
201734898802
201631.975751
201534.924725
201434.880717

Uno de los mejores datos de ACS es el de ingresos y beneficios. Como podemos ver en la evolución de ambas medidas vemos una mejora de los beneficios netos con respecto a la cifra de negocio. La última ha estado estancada desde hace años, pero los beneficios desde el 2014 al 2018 subieron un 30%. Será cuestión de ver cómo se mantiene esto en el futuro, sobre todo cuando venga un parón económico en la economía mundial.

ACS dividendos

Por si esto fuera poco, ACS reporta unos dividendos anuales estupendos, siendo una acción muy rentable en este sentido.

ACSPERRentabilidad por dividendo
2019115,5
2018114.1
201712.53.8
2016134.1
201510.724.4
201410.824.3
201311.065.0

Los números de la compañía son bastante buenos, con una rentabilidad por dividendo anual de más del 4% normalmente.

Por esto no ACS es una de las empresas más buscadas por los inversores en dividendos.

Solo en un año, el 2012, la empresa no repartió dividendos, cosa normal habida cuenta que España y Europa estaban metidas en medio de una crisis institucional y económica. Sin embargo, los años anteriores sí que estuvo repartiendo unos dividendos muy generosos, incluso en las brutales condiciones del 2009 y el 2010, en las cuáles muchas empresas vieron como sus beneficios colapsaban completamente. Este es uno de los puntos que más me gusta de esta empresa: su solidez en el periodo de crisis anterior.

dividendos de acs
La diferencia de rentabilidad entre ambos casos es notable

Antes de entrar a analizar otras cuestiones empresariales vamos a ver la evolución de las acciones de esta empresa.

Viendo el gráfico a largo plazo de los dividendos con respecto al que no incluye los dividendos se aprecia el verdadero poder de este concepto en la inversión a largo plazo. Además ACS es uno de los mejores ejemplos de cómo invirtiendo en empresas con números sólidos puede salir bien. Claro está, las cosas no siempre salen tan perfectas, pero nadie lo es en la bolsa.

Como vemos en el gráfico desde el año 2000, la diferencia entre el comienzo de un gráfico con otro es así:

  • Gráfico con dividendos incluidos: 2,54
  • Gráfico sin dividendos incluidos: 6,09

Estos datos son para el cierre de enero del 2000. Desde ese año los dividendos han dado una rentabilidad acumulada de más del 135%. Ahí es nada. Esta diferencia se aprecia sobre todo a partir del 2014, con la rentabilidad de la acción disparándose por encima de los aciagos años de la crisis del 2008/2009.

rentabilidad de acs
La rentabilidad bursátil de ACS desde los años 90 es excepcional

Invertir en ACS

A la hora de invertir en ACS o cualquier otra empresa lo mejor que podemos hacer es un análisis exhaustivo de la acción, tanto de su precio como de sus cifras de negocio y ratios.

En este caso vamos a ver el aspecto chartista a ver qué nos “dice” el gráfico en los últimos años. Esto siempre es bueno saberlo.

Si viste el apartado anterior de los dividendos habrás visto que el gráfico a largo plazo presenta una tendencia claramente alcista, lo que nos demuestra que estamos ante un valor con fortaleza, es decir, una empresa que genera actividad y beneficios, algo que siempre nos interesa.

Análisis técnico de la cotización a medio plazo

Después de la crisis del 2008/2012 la cotización de ACS se recuperó de manera bastante fuerte. Si no tenemos en cuenta los dividendos parece poca cosa pero teniendo en cuenta que cada año ha estado repartiendo entre el 4 y el 5% de rentabilidad por ese concepto la cosa adquiere otro cariz. En este caso estamos ante una empresa con una clara tendencia alcista en los últimos 6 o 7 años. Esta tendencia alcista se vio amenazada por las crisis de 2016 y 2018, que hicieron que el precio bajara mucho. Al final la cosa se recuperó y volvió a nuevos máximos.

grafico de acs

¿Se seguirá repitiendo ese panorama?

Haz click aquí y abre una cuenta gratuita con el broker más popular para operar CFDs de acciones

Servicio Plus500. El 76.4% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero

Todo depende de lo que pase en la economía mundial.

Sin embargo, técnicamente la acción está en un mercado alcista (a finales del 2019).

Cierto es que no es un mercado alcista meteórico, pero no todo el mundo es Netflix o Amazon (en sus buenos años).

Teniendo en cuenta el panorama internacional ACS se ha comportado de manera bastante decente y siempre va a tener correcciones bastante fuertes por el camino. Estas correcciones siempre han supuesto una gran oportunidad para comprar a partir del 2012, pero ¿Qué pasa si entramos en una gran recesión otra vez y el precio baja de nuevo hasta los 10 euros? Entonces habría mucho nerviosismo entre los inversores.

En todo caso, técnicamente hay que estar vigilando los soportes y resistencias que se han formado desde el año 2016. Por ejemplo, sería peligroso que rompiera con fuerza por debajo de los 26 euros.

Es difícil saber lo que va a pasar.

¿Cuándo comprar acciones de ACS?

Una cuestión importante es saber cuándo comprar acciones de este valor.

Esta es una de las decisiones más importantes y difíciles en el mundo de las inversiones bursátiles. Todo el mundo quisiera tener una bola mágica para adivinar el momento ideal para comprar acciones, pero ese no es el caso.

Tenemos que conformarnos con intentar conocer el pasado y lo que ocurrió. Con eso ya tenemos una perspectiva de lo que puede ocurrir en el futuro.

Lo que nunca suele ser una buena idea es comprar en medio de momentos de gran euforia. Los últimos momentos de euforia de ACS y todo el sector se vivieron después del 2005, con subidas estratósféricas de las acciones constructoras y financieras. Todo el mundo pensaba que se iba a hacer rico comprando dos y tres casas y vendiéndolas 3 años más tarde a un precio mucho mayor.

En los momentos de euforia hay que tener mucho cuidado. Por eso, lo más sensato en el 2006 o 2007 hubiera sido vender acciones, sobre todo si se habían comprado años atrás, a precios mucho menores.

comprar acciones de ACS

Los que compraron en el 2007 a 40 o 45 euros se llevaron una sorpresa muy desagradable cuando vieron que 5 años más tarde sus acciones valían menos de 15 euros. Seguro que muchos vendieron desepserados en esas circunstancias.

Aquí es donde entra el sentido contrario de la inversión: al igual que no suele ser buena idea comprar acciones que están en momentos de gran euforia, lo mejor suele ser comprar las acciones en momentos de gran pesimismo. Estos son algunos de los axiomas bursátiles que siempre han parecido funcionar.

Fíjate en los años 1993 o 2012.

Después de 3 o 5 años de gran crisis económica y bursátil, parecía el fin del mundo y muchas empresas estaban cotizando a precio de saldo, incluida ACS.

El que tuvo valor de invertir fuertes sumas esos años, hizo beneficios muy grandes pocos años después.

Por tanto, el análisis de la situación macroeconómica mundial es bastante interesante a la hora de invertir en este tipo de valores tan sensibles a los ciclos económicos.

Sin embargo, he de decir una cosa. Para la mayoría de inversores pequeños no merece la pena estar intentando averiguar cuál es el mejor o peor momento para invertir. Lo mejor que podrían hacer estos inversores (o sea, la mayoría) es ir comprando paquetes de acciones todos los años, de manera que los años buenos se compensen con los malos. Claro, el problema es que no todo el mundo tiene excedentes para comparar acciones todos los años. Es más, es en los años de euforia económica y bursátil, cuanto más probable es que tengamos excedentes para invertir en Bolsa. Obvio, si no tienes trabajo en el 2012, ¿Cómo vas a invertir en ACS?

Análisis de ACS: la competencia

Uno de los puntos más interesantes de analizar acciones es el de la competencia.

En este caso y como con casi todos de las grandes acciones podemos decir que ACS se enfrenta a una competencia brutal. Esta competencia le viene de todos lados. Por una lado la competición de las constructoras españolas es muy fuerte. Sus competidores españoles son acciones como Ferrovial, FCC, Acciona o Sacyr.

Como ocurre con muchas otras empresas españolas muchos pensarían que ACS tendría su mayor negocio en España, pero nada más lejos de la realidad. En uno de los desarrollos más impresionantes de las multinacionales españolas de las últimas décadas, ACS se ha posicionado como un actor global de primera categoría. La prueba de esto es que su mayor mercado es los Estados Unidos. Las cifras aproximadas de sus mercados regionales en ingresos son las siguientes (2017):

  • América del Norte: 45%
  • Asia y Oceanía: 29%
  • Europa: 20%
  • Sudamérica: 5%
  • África: 1%

El detalle más importante de este reparto de la actividad radica en el hecho que ACS es uno de los líderes en los países más ricos del mundo, como es Estados Unidos, Australia, Alemania, Canadá o la misma España.

Es curioso que en otras regiones donde sería de esperar una mayor actividad, como Sudamérica, la cosa está un poco más difícil para ACS. No sé la razón pero creo que ahí podría tener mayor margen de crecimiento, tanto a nivel orgánico como adquiriendo alguna empresa de esos países. No obstante este segundo siempre es complicado en una región tan dada a las «confiscaciones» y la inestabilidad política.

Otro mercado incluso más prometedor creo que sería África, pero ahí se enfrenta a una competencia brutal de las empresas francesas y chinas. Las primeras por ser dominadores clásicas de buena parte de la región y las segundas por ser las dominadoras actuales.

La competencia internacinoal es, pues, donde está el veradero campo de batalla de ACS. Entre los competidores internacionales tenemos a nombres como: Hochtief (aunque ACS es la dueña), Bouygues, CCCC China, Skanska, Vinci, Bechtel, Odebrecth, etcétera. Como vemos una lista llena de colosos de todo tipo, desde chinos, hasta brasileños, pasando por los clásicos europeos.

Por ejemplo, aquí tenemos un vídeo en inglés con una lista de las mayores empresas constructoras del mundo en el 2017:

En el mismo ACS estaba en el puesto número 2 del mundo. En otros vídeos podemos encontrarla en el número 1. En la lista de Forbes estaría en varios puestos atrás (fuente), aunque esta es una lista mucho más complicada de analizar. En este caso de Forbes para la lista del 2019 se le da mucha importancia a la capitalización bursátil. En este sentido ACS tiene una capitalización bastante moderada comparada con muchas otras empresas mundiales. Esto podría ser una señal de que la acción está infravalorada, o ¿Están quizá esas otras empresas sobrevaloradas? Este sería un asunto para un estudio más profundo.

En general, si buscamos entre las mayores constructoras del mundo ACS va a aparecer entre las 2 o 3 mayores en la mayoría de los casos. Por ejemplo, tenemos al blog Construction Productivity Blog (fuente).

Sin duda, creo que será en el mercado internacional donde se va a decidir el futuro de ACS y este sector. Creo de verdad que ACS es una de las empresas mejor situadas para convertirse en la constructora líder en el mundo. El hecho de que sea la constructora mundial con más ingresos en mercados exteriores es un dato que aporta bastante optimismo para esta empresa. Por ejemplo, si hay una recesión fuerte en Europa, puede que Asia y el Pacífico aguanten mucho mejor. Este es un punto muy importante a favor de ACS. Otras constructoras más dependientes de un mercado son más sensibles a los vaivés socioeconómicos de los mismos.

Por otro lado, creo que hay que destacar que ACS y las constructoras en general están en un sector semi-privilegiado.

¿Por qué?

Pues porque las empresas tecnológicas pueden sustituir muchos servicios y productos pero no pueden sustituir la construcción de edificios y estructuras. Aquí ACS se salva de la competencia de las Apples o Amazons, que intentan invadir todos los sectores que pueden. En este sentido la gran lucha de ACS va a estar en hacer sus procesos mucho más eficientes y en lograr meterse en los mercados extranjeros más prometedores.

¿Cómo comprar acciones de ACS?

Las opciones de comprar acciones de ACS son varias. Las principales son las acciones y las opciones financieras o futuros.

Las acciones se negocian en el Mercado Continuo español y para ello usariamos alguno de los brokers de acciones españoles o extranjeros. Este tipo de compra es la mejor para la inversión a largo plazo, o en todo caso para especulación a corto plazo. Un broker interesante para comprar acciones desde España es XTB.

La compra o venta de opciones financieras da la opción de poder comprar o vender acciones de ACS en un futuro. No es que compremos acciones direcamente, pero sí que nos da esa opción. Por supusto, estos instrumentos son muy complicados para el inversor pequeño o sin experiencia. Es bueno saber que existen pero no los operes si no tienes experiencia. Las opciones y los futuros se negocian en el MEFF español.

Por último tenemos la negociación con CFDs, que para los especuladores a corto y medio plazo es una opción muy interesante. En esta modalidad no tenemos las acciones de ACS sino que operamos con precios sobre las mismas que nos ofrecen los brokers y market makers del sector. La ventaja de esta negociación es que podemos usar apalancamiento de hasta 5 a 1. Brokers interesantes en este sector son XM o eToro.

que son cfds bolsa

Conclusión del análisis de ACS

Como hemos visto, estamos ante una empresa muy fuerte tanto a nivel económico como bursátil. La solidez empresarial y los beneficios casi constantes le dan un perfil muy atractivo.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta el hecho de que es una empresa de tipo global, de las más internacionales de España. Esto le da otra ventaja muy grande a la  hora de diversificar sus riesgos.

Como toda acción de empresa constructora hay que estar muy atento también a las posibles recesiones que se produzcan a nivel regional y global. En la última gran recesión la acción sufrió mucho, pero así pasó con la totalidad de las acciones del parqué mundial.

Lo ideal sería evitar comprar o poder vender antes de que llegue una recesión, pero eso no lo sabe nadie, o casi nadie.

Ventajas y desventajas de invertir an cciones de ACS

Ventajas de invertir en ACSDesventajas de invertir en ACS
Gran diversificación internacional (la constructora más diversificada del mundo)

Ingresos y beneficios bastante estables, incluso en crisis económicas

Mercado no amenazado por competencia cruzada (de otros sectores)

Cuidado al invertir justo antes de una recesión

Gran competencia de empresas españolas e internacionales

Inestabilidad regulatoria en ciertas regiones hace complicado el funcionamiento de la empresa

¿Y tú qué crees? ¿Es buena idea negociar o invertir en acciones de ACS?

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para Forex

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.