Tipos de Brokers

En el mundo de la inversión y el trading necesitamos de unas empresas llamadas brokers para poder realizar nuestras operaciones de compra y venta de activos financieros.

Con la cantidad enorme de activos y mercados que hay en el mundo es normal que haya muchos tipos de brokers, los cuales variarán sustancialmente unos de otros.

Dentro de cada mercado habrá, incluso diferentes tipos de brokers, sobre todo en mercados como el Forex, donde se podrán encontrar brokers Market Makers, ECNs, STP o DMA, aunque para nosotros, la mayoría vienen a ser Market Makers a fin de cuentas.

Vamos a ver una pequeña lista de los tipos de brokers que hay en los mercados

 

Brokers de bancos

 

Estos suelen ser brokers que tienen los bancos tradicionales en cada país y que se dedican al comercio de productos tradicionales de inversión como acciones y renta fija.

Estos bancos también suelen ofrecer otros productos como warrants, de los que son emisores, así como productos derivados, pero esto solo lo harán algunos pocos de estos brokers.

Son, evidentemente, los brokers más seguros y financieramente estables, pero también suelen ser los más caros.

 

Brokers institucionales

 

Son grandes grupos financieros que ejercen de brokers y Market Makers de otros brokers.

Muy comunes en todos los mercados, incluso en Forex, donde esta industria creció mucho los últimos años, conjunto con dicho mercado.

 

Brokers tradicionales de acciones

 

Estos son los típicos brokers que hay en cada país para los mercados de acciones, los cuales suelen ofrecer otra variedad de productos.

Suelen ser los brokers más usados por los inversores en general.

 

Empresas de Fondos de Inversión

 

Algunas empresas ofrecen fondos de inversión que podremos contratar con ellas sin necesidad de abrir una cuenta en un fondo.

Esto es para inversión a largo plazo.

 

Brokers multiproducto

 

Son los brokers que ofrecen casi todos los productos financieros de los mercados. La mayoría de estos suelen ser brokers tradicionales de acciones de los principales países.

En España, por ejemplo hay varios brokers que ofrecen acceso a casi todos los mercados financieros del mundo, ya sean acciones, futuros, CFDs, warrants, opciones tradicionales, Forex, renta fija, y más.

Estos últimos no suelen ofrecer opciones binarias.

 

Brokers de futuros

 

Son los brokers especializados en los mercados de futuros, de los cuales hay bastantes en los Estados Unidos: la Meca de estos mercados.

Los mismos solo suelen proveer trading de futuros, los cuales tienen unos contratos bastante grandes, solo aptos para traders profesionales.

 

Brokers de Forex y CFDs

 

Dentro de estos hay varias clasificaciones que ya nombramos antes.

Están los Market Makers, que ofrecen mercados ejerciendo de contrapartida con los clientes.

Tenemos a los ECN y STP, que ofrecen trading sin que haya intervención del bróker. Es decir, el bróker no es nuestra contrapartida.

Tenemos a los DMA, que son brokers que ofrecen acceso directo al mercado.

También, como dijimos al principio, ocurre que muchos de los “ECN” o “DMA” usan a otros brokers como proveedores de liquidez; brokers que al fin y al cabo son también Market Makers, con lo que al final, siempre estarás operando contra uno de ellos.

Simplemente, habremos de tener confianza de que se trata de un bróker serio y que no van a haber conflictos de intereses.

Esto significa que en el mundo del Forex y los CFDs, los brokers más grandes sean los más adecuados.

 

Brokers de opciones binarias

 

Este mercado surgió en el 2008 y tiene un nicho específico. Suelen ser brokers especialistas del sector cuya especialidad es ofrecer trading de minutos.

Una opción bastante popular entre los aspirantes a traders en los últimos años.

 

Tipos de broker existentes

 

Normalmente, los brokers tradicionales son los que ofrecen acciones, futuros, bonos y opciones.

Los brokers de derivados de esta nueva era son los que ofrecen opciones binarias y sintéticas de todo tipo, Forex y CFDs.

Los primeros suelen ser más usados por aquellos que operan a medio y largo plazo y los segundos son usados por aquellos que operan a corto y ultra-corto plazo, aunque los mercados de corto plazo más profesionales sean los de futuros. Aunque estos están limitados a menos gente, debida la magnitud de los contratos.